Revista Qué

11 Mar 2015 | Todo lo que hay que saber

Cierre de Listas

Hay más de 20 precandidatos. Algunos probablemente se bajen. La duda es qué pasará con Ritondo en el PRO. No cerró bien Massa. Ganó Recalde y buscará el segundo lugar. La izquierda tiene una amplia oferta. Se vota el 26 de abril. Especulaciones

Ya está todo listo para poner en marcha el operativo de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) en la Ciudad. Veintinueve serán los precandidatos que buscarán el pase para poder competir en las elecciones generales de julio.

Cierre de listas - proEn cuanto a los partidos, la sorpresa la dio el Frente para la Victoria (FpV), que a último momento bajó referentes y dividió las aguas en cuatro frentes diferentes.

El PRO, por su parte, se caracterizó por la previsibilidad en sus listas y la postulación del vicepresidente primero de la Legislatura, Cristian Ritondo, como precandidato a jefe de Gobierno, luego de que en los últimos días se barajase la posibilidad de que se aparte de la contienda electoral tal como lo hizo el senador nacional Diego Santilli. Por ahora, Ritondo juega.

Tanto éste último como Rodríguez Larreta y Michetti llevarán lista común de legisladores. Pero Gabriela impondrá su nómina propia de comuneros. A la senadora el macrismo puro le hizo sentir el rigor en el cierre de listas. Le ubicó una sola persona de sus filas a salir entre los diputados (en el tercer lugar, la radical Silvana Giúdice). El PRO pone en juego 16 bancas, y los cálculos estiman que 15 será una buena elección.

Energía Ciudadana Organizada (ECO), una de las partes que quedó del ex UNEN, también presentó sus listas de acuerdo a lo que se especulaba en la previa. Tres serán sus candidatos. El ex ministro de Economía y diputado nacional, Martín Lousteau y la ex titular de la cartela de Salud competirán junto a Fabián Borthagaray, cuya candidatura acompaña Raíz, un sector juvenil renovador del la Unión Cívica Radical en la Ciudad.

Al igual que el PRO, los tres candidatos de ECO irán con una lista unificada de legisladores, sin embargo, Borthagaray buscará que sus propios comuneros se alcen victoriosos.

SUGEN es el otro partido que quedó luego de la ruptura de UNEN. Bajo su símbolo competirán dos candidatos, el secretario general de Libres del Sur, Humberto Tumuni, y el presidente del Centro Económico y Social de la Ciudad, Sergio Abrevaya.

Éste último cuenta con el apoyo explicito de la líder del GEN, Margarita Stolbizer. Dentro de los comuneros de Abrevaya, se destaca el presidente de la Asociación Barrio Recoleta y coordinador del Mapa del Delito, Nelson Durisotti, que buscará obtener la presidencia de la Comuna 2.

El kirchnerismo fue la mayor sorpresa en el territorio porteño. Un día antes del cierre de las listas, nueve precandidatos se contabilizaban dentro del FpV. Tres fueron los que se bajaron. El primero de ellos fue el diputado nacional Juan Cabandié, quien perdió la pulseada contra el presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde. Decidió Cristina, es obvio. Dentro de los legisladores que lo acompañarán, se destacan el ministro de Trabajo nacional, Carlos Tomada. Está lista, a su vez, es compartida por otros dos precandidatos; la diputada porteña Gabriela Cerrutti, y el subsecretario presidencial Gustavo López.

El otro espacio que se encuentra dentro del kirchnerismo, y que fue bautizado como “rebelde”, es el que integran el diputado nacional Carlos Heller, y el legislador porteño Aníbal Ibarra. Ambos competirán contra los candidatos del “modelo” que ellos mismos afirman defender.

El tapado fue el vecinalista Carlos Oviedo, que recibió, a último momento, el apoyo de la ex legisladora, María José Lubertino, que desistió de su intento por ser jefe de Gobierno.

El arco lo completa el referente de las villas de la Ciudad, Víctor Ramos, que irá con lista propia tanto en diputados como en comuneros.

La gran noticia del sábado fue que el hombre de Scioli, Gustavo Marangoni, depuso su candidatura. El Gobernador bonaerense fue claro: se privilegió el espacio por sobre las personas. Y elogió a su delfín, el titular del Banco Provincia.

El massismo, el partido al que más le costó encontrar un candidato, llevará al economista Guillermo Nielsen. El dato anecdótico fue la renuncia de la legisladora Fernanda Gil Lozano, que ocupaba el séptimo lugar, el día siguiente.

En sus diferentes expresiones la izquierda llevará ocho frentes, en búsqueda de realizar una perfomance parecida a las anteriores elecciones.

Ahora uno de los grandes interrogantes que se plantean es cómo se dará la lucha por el segundo lugar. En la previa, pareciera que el cierre favoreció al FpV, que puso a un candidato “fuerte” para luchar, ya que Recalde podría aglutinar a todo el grupo duro del kirchnerismo y a prácticamente toda la militancia del oficialismo nacional. Recalde es el candidato de Cristina. Y así se mostrará. Ese no es un dato menor. Incluso la puja con Ibarra, el más fuerte dentro de los rebeldes K, podría favorecer la cantidad de personas que voten dentro de este espacio en las PASO.

El gran perdedor, sin dudas, es Sergio Massa, que deberá bregar para que su candidato (Nielsen) no quede detrás de todas las alternativas que presenta la izquierda, que históricamente tienen un piso apreciable de votos en la Ciudad. Hoy se desconoce cuál es la intención de voto del economista, quien más allá de su reconocido y probado prestigio profesional, no asoma como un hombre fuerte para hacer ruido en la grande.

Lousteau deberá luchar para diferenciarse de Gabriela Michetti. Hay temor en su espacio que parte del voto que podría ir en la previa hacia el ex ministro, fluya a la senadora que tendrá una dura pelea final con Larreta. Las PASO son el 26 de abril.

LA NOTA COMPLETA, EN LA EDICIÓN N°22 DE QUÉ.

Compartir
?