Revista Qué

17 Sep 2015 | Renuncia de candidatura

Cómo se gestó la baja de Niembro

La baja del comentarista deportivo en la carrera electoral trajo alivio al frente Cambiemos. Cómo influenciaron las presiones de la CC y la UCR.

Luego de varias presiones dentro del seno del PRO, como también desde la Colación Cívica y la Unión Cívica Radical, el jefe de Gobierno porteño y candidato presidencial de Cambiemos, Mauricio Macri, dio el brazo a torcer y le aceptó la renuncia al primero en la nómina de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires, Fernando Niembro.

Lo que en Uspallata se tomó como una decisión que “se caía de maduro en cualquier momento”, procuró mostrarse como una señal de “diferenciación” con el kirchernismo. “Uno de los objetivos que tienen es probar que todos somos iguales a ellos, pero no lo somos. Yo voy a la justicia, dejo de lado mis futuros cargos y fueros. ¿Los que me acusan harán lo mismo?”, redactó el periodista en una misiva en la que explicó los motivos de su renuncia.

Fernando Niembro

Tal como sucedió con la elección de la senadora nacional Gabriela Michetti para que sea la compañera de fórmula de Macri, lo que inclinó la balanza fue la caída en los números que manejan desde el cuartel central del macrismo.

“En una contienda en la que uno o dos puntos le dan una victoria en primera vuelta a Scioli (Daniel, Gobernador de la provincia de Buenos Aires y candidato presidencial del FpV), no es un dato menor”, sostuvo una calificada fuente macrista.

En el PRO también estuvieron quienes festejaron la renuncia. “Ahora podemos volver a hacer campaña luego de tres semanas de estar defendiendo a Niembro”, dijo una fuente. Es que el escándalo por las relevaciones de los contratos entre el ex candidato y el Gobierno de la Ciudad comenzaban a mermar en la imagen tanto de Macri, como de la candidata en la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

Esa afirmación fue confirmada a Qué por una importante fuente partidaria, que estuvo presente en la reunión en la que estuvieron el secretario de Gobierno y mano derecha de Macri, Marcos Peña, el secretario de Medios, Miguel de Godoy, y el ministro de Gobierno, Emilio Monzó, la noche de la renuncia de Niembro. Allí confirmaron sus sospechas, en los números que recibieron percibieron una baja, mínima pero no por eso menos importante, en la intención de voto.

Horas antes de esa reunión, y con Macri en Rosario de campaña, Peña y Monzó mantuvieron una charla en la que analizaron los pasos a seguir. Ellos, con el aval del referente del espacio, decidieron que era hora de aceptarle la renuncia a Niembro. “Lo veíamos mal. Estaba afligido y sin fuerzas”, explicaron.

La premisa sobre el efecto en la campaña, en especial en territorio bonaerense fue además compartida por varios analistas políticos y encuestadores consultados por Qué.

“Se había corrido el eje de la campaña. Se pensó que iba a aflojar con el tiempo, pero la cuestión siguió en aumento. Y encima desde la prensa cercana al Gobierno todos los días amagaban con que habría nuevas revelaciones”, precisaron desde la mesa chica partidaria, que remarcó que el escándalo tapó el relanzamiento de campaña de Macri, un evento armado de emergencia con el que el PRO apostó a buscar desplazar al tema de los medios.

Las críticas habían llovido de todos lados. El candidato a intendente de San Miguel, Octavio Frigerio, fue uno de los primeros en reclamar que Niembro se corra para que “no deje dudas de que se va a amparar en sus fueros parlamentarios para evitar la acción de la justicia”. Finalmente, el periodista deportivo bajo su candidatura a primer diputado por la Alianza opositora.

“Celebro que se baje de la candidatura. Creo que le hace bien a la Alianza Cambiemos. En lo personal no tengo dudas que cuando esto sea procesado en el ámbito judicial se va a demostrar la inocencia”, explicó Frigerio, y agregó, “pero desde el punto de vista político se trata de dar un paso al costado que es saludable para los objetivos presidenciables de Mauricio”.

Incluso, antes de las renuncia del ex compañaero de Mariano Closs, el legislador nacional Federico Pinedo, al ser consultado sobre si la investigación judicial que pesa sobre Niembro por sus contratos con la ciudad afectaba las chances electorales de PRO, respondió: “Puede ser que esté perjudicando la campaña”.

Las presiones también fueron habitué desde el radicalismo y la Coalición Cívica. Desde el partido centenario hicieron saber su malestar con la situación de Niembro. La respuesta que esbozaron fue similar a la que brindó la diputada nacional Elisa “Lilita” Carrió: “Fueron contrataciones antes de que se formalizará la alianza electoral”.

No obstante ello, Lilita salió a defender a Niembro y tiró la pelota hacia el terreno del kirchnerismo. En octubre se sabrá a ciencia cierta si afectó o no el caso.

Compartir
?