Revista Qué

31 Oct 2015 | Comuna 4

Con corazón azul y oro

El sur de la Ciudad alberga el estadio de uno de los más grandes clubes del país: Boca Juniors. La incidencia política de la institución, la relación con la Junta Comunal y las características de una de las zonas que el gobierno intenta revitalizar

La Comuna 4 y Boca Juniors son indivisibles. Es imposible pensar en el sur sin tener en cuenta que en la ribera del Riachuelo se levanta uno de los estadios de fútbol más conocidos del mundo. La Bombonera tiñe de azul y oro todo el territorio comunal que, además de La Boca, se extiende por los barrios Nueva Pompeya, Parque Patricios y Barracas. Desde 2007, es Jorge Apreda quien está al frente de la Comuna 4 y así será hasta 2019 tras ser reelecto como presidente de la Junta en las últimas elecciones porteñas.
Como no podía ser de otro modo, Apreda es bostero. “Antes de ser peronista ya era socio de Boca”, aclara por las dudas. Su afiliación por el club xeneize es parte de una tradición familiar: “Mi padre fue la mascota del equipo, y eso que no nacimos en la Ciudad”. La relación de Boca con el mundo de la política no es nueva. El desembarco de Mauricio Macri a la presidencia del club en 1995 fue el punto de partida y sus sucesores se aseguraron que se continúe por el mismo camino. El actual titular de la institución, Daniel “El Tano” Angelici, es quien mejor se aseguró de ello. Mantiene estrechas vinculaciones con funcionarios de la Ciudad y hasta tiene voz y voto en el armado de las listas del PRO. El club trabaja codo a codo con la Junta Comunal, sobre todo, en cuestiones sociales y culturales. Es por ello que Apreda no duda en manifestar su apoyo a la candidatura de Angelici en las elecciones de Boca que tendrán lugar el próximo 6 de diciembre.

Cuando Apreda desembarcó al frente de la Comuna 4, se desempeñó como mero intermediario entre los vecinos y el Ejecutivo porteño. Con el pasar de los años, y los comicios de por medio, “empezamos a revertir algunas cosas con el avance de la descentralización. Aún estamos en el proceso. No es tan fácil”, dijo.

El 10 de diciembre, cuando Horacio Rodríguez Larreta asuma al frente de la Jefatura de Gobierno porteño, son muchos los comuneros y presidentes que confían en que la independencia de competencias se profundizará. Apreda es uno de ellos. “Ya tenemos partidas para la reparación de veredas y podemos licitar todo lo que respecta al mantenimiento de árboles. La descentralización total es inminente”, aseveró.

La Comuna 4 tiene una fisonomía particular. Los cuatro barrios que la comprenden están atravesados por diferentes realidades. Mientras que en un extremo miles de turistas recorren “Caminito” de La Boca, en el otro, cientos de familias porteñas sobreviven en las villas y núcleos habitacionales transitorios. Por ello, el gobierno de la Ciudad impulsó una serie de proyectos inmobiliarios con el fin de contrarrestar la postergación y falta de urbanización. La construcción del nuevo Centro Cívico en Parque Patricios, la remodelación y puesta en valor de la ex fábrica Canale, la Villa Olímpica y la concesión de beneficios impositivos a cambio de la instalación de empresas, son los más claros ejemplos de este plan. “Todavía falta, pero el diseño va en camino”, señaló Apreda.

De cara al nuevo mandato, la representación política de la Junta Comunal se mantendrá igual. Cuatro comuneros del PRO, dos del Frente para la Victoria y uno de ECO que, a diferencia que en el último mandato, ingresará en reemplazo de Miguel Vayo, de Proyecto Sur.

Por el kirchnerismo, Victoria Colombo es una de las juntistas que continuará hasta 2019. Militante de La Cámpora desde 2008, es una ferviente crítica de la gestión actual del PRO tanto en la Ciudad como en la Comuna. Principalmente, cuestiona el entorpecimiento judicial y administrativo que impone el macrismo a la institucionalidad de las comunas. Por ello, para su nuevo mandato se propuso seguir “denunciando los distintos atropellos por parte del presidente de la Junta Comunal y del gobierno porteño que obstaculizan el desarrollo de las comunas a través del diálogo, consenso y acuerdos como venimos proponiendo”.

El sur porteño quiere dejar de ser el sector postergado y marginado de la Ciudad. Los próximos cuatro años serán clave en el eventual crecimiento de la Comuna 4. Diciembre será determinante, tanto por la nueva gestión de Rodríguez Larreta al frente del gobierno de la Ciudad, como por quién ocupe el sillón presidencial de Boca Juniors.

Compartir
?