Revista Qué

21 Abr 2017 | Precaización en los Medios de la Ciudad

Conflicto en el aire

Trabajadores de la Radio y el Canal de la Ciudad exigen al Gobierno porteño que cumpla con el artículo 47 de la Constitución de la Ciudad. Además, reclaman la creación de un convenio colectivo de trabajo que regule la actividad y denuncian la precarización laboral que sufre el 80 % del personal. La creación de […]

Trabajadores de la Radio y el Canal de la Ciudad exigen al Gobierno porteño que cumpla con el artículo 47 de la Constitución de la Ciudad. Además, reclaman la creación de un convenio colectivo de trabajo que regule la actividad y denuncian la precarización laboral que sufre el 80 % del personal.

La creación de la Constitución de la Ciudad de Bue-nos Aires en 1996 fue un hito para la historia de la capital de la República Argentina. Sin embargo, luego de 20 años de su sanción, las irregularidades por el incumplimiento de muchos de sus artículos han sido tema de debate en los diferentes ámbitos de la Ciudad. Esta vez le tocó al personal de los medios públicos porteños.

Es que los trabajadores, tanto del Canal de la Ciudad como de la Radio (AM 1110 y FM 92.7), denunciaron que no es efectivo el cumplimiento del artículo 47, donde se establece que Capital Federal debe contar con un Ente de Medios autárquico, que no está en funcionamiento. La problemática se acrecienta porque, además, se evidenció la precariedad laboral que sufre el personal y la falta de insumos de trabajo en ambos espacios.

Los trabajadores, que buscan que se cumplan sus derechos laborales, dialogaron con Qué. “Las irregularidades no son sólo con el Ejecutivo, sino de toda la clase política, de los legisladores, de la Justicia y del Gobierno en torno al cumplimiento normativo vigente de la Constitución de la Ciudad, en su artículo 47”, aseguró uno de los trabajadores de la radio.

Ese es el puntapié inicial porque “la clase política, más el poder judicial, no pueden plantear qué artículos se cumplen y cuáles no”, expresaron desde la 1110. Es a partir de la presunta violación del artículo 47 donde comienzan a visualizarse las irregularidades con los trabajadores. Para ellos, “el manejo que este Gobierno hace del medio público es direccionar el contenido de los medios sin priorizar su función pública, pero sí priorizando el interés político”.

La realidad del canal se hizo visible a mediados de marzo, cuando los trabajadores se acercaron a una de las primeras sesiones ordinarias a pedir el apoyo de los legisladores. Allí denunciaron que hay un 80 por ciento de los empleados precarizados. “Muchos somos monotributistas con contratos de 3, 6 o 12 meses, y hay compañeros que cuentan con antigüedad de más de 7 años en el canal”, dijeron a Qué los delegados Ezequiel Díaz, Maximiliano Nicotra y Mariana Giordano.

La situación no termina allí, pues también denuncian que reali-zan su labor en condiciones edilicias que no son aptas, “ni para desarrollar nuestros trabajos, ni para albergar el número de trabajadores que vamos al canal todos los días. Hay gente trabajando debajo de las escaleras (área de redes y de programación) y también hay islas de edición en un hall. Ninguno de estos lugares cuenta con calefacción en invierno o refrigeración en verano”, dijo la delegada Mariana Giordano.

Los gremialistas de ATE denuncian la falta de insumos, tanto en el piso como en exteriores. “Los insumos para las ta-reas que realizamos son escasos (cintas de cámara, computadoras, teléfonos y sillas en producción). La mayoría de las producciones no cuenta con caja chica, o dinero de producción, lo que significa que muchísimas veces, ante imprevistos (taxis que no llegan, cafés para invitados, agua para que tome el equipo en verano cuando hacemos exteriores), los productores tienen que poner dinero de su propio bolsillo para solventar la jornada”, detallaron.

En el mismo sentido, los trabajadores radia-les también señalaron a este medio que sufren la precariedad laboral en muchos aspectos. “Si bien hay que reconocer que esta gestión pasó a planta permanente a 17 o 18 mil trabajadores, desde el 2007 en adelante, en la radio, hay más de 100 contratados ‘artísticos’.

En el caso de los operadores, hay cuatro niveles salariales. Está el que ya estaba en planta permanente, el que pasó a planta entre 2010 o 2011, el que está en planta transitoria y el contratado. Son cuatro niveles para una misma función, eso es precariedad laboral”, especificaron desde la radio.

Además, remarcaron los contrasentidos que aparecen en sus reclamos. Si bien en la radio reconocen que se respetan los “turnos de 6 horas como marca la ley”, y se reconoce el trabajo, al mismo tiempo, aseguran que “no se da la estabilidad laboral que debería tener el empleado a partir de los dos años de continuidad y pasar a planta permanente”. Hablan de “precarización laboral”.

En consonancia con las problemáticas de la emisora televisiva, en la radio también hay “abundancia de contratos a personas que hacen su programa y, de repente, los productores que estaban en AM fueron desplazados a la FM, y se llenó de productores con contratos artísticos en los espacios centrales , y eso también es precariedad laboral”, dijo un portavoz de los empleados.

Qué intentó comunicarse con el titular de la Secretaría de Medios de la Ciudad, Marcelo Nachón, pero no hubo respuestas. De la misma manera sucedió con la presidenta de la Comisión de Comunicación Social en la Legislatura, Cristina García (PRO).

En tanto, Lorena Pokoik y Andrea Conde, ambas del FpV e integrantes de esa comisión, mostraron compromiso con los trabajadores. “Tenemos una profunda preocupación, no sólo por las condiciones laborales de los 160 trabajadores del Canal, sino por el manejo discrecional que se ha hecho de la señal al no conformar el Ente Público”, dijo Conde.

“Con el contexto social y económico actual, estas condiciones se ven agravadas porque los periodistas, productores, técnicos, y todos los que garantizan que la programación salga al aire, están afrontando una pérdida salarial grande, en condiciones de precarización, y un fuerte miedo a perder el trabajo”, agregó Pokoik.

Los trabajadores de radio exigen al Gobierno el cumplimiento efectivo de lo establecido por la Constitución porteña. Además, desde el canal, reclaman que se cree un convenio colectivo que regule su actividad.

Acta de compromiso en falta

En agosto de 2011, el ministerio de Hacienda firmó un acta de compromiso para la carrera profesional del Canal de la Ciudad. Denuncian que esa resolución, la 1347/MHGC/11, nunca se cumplió. El texto eleva “a la Comisión Paritaria Central el pedido de reencasillamiento de diversos agentes que, de acuerdo a los títulos presentados, pasarían a desempeñarse dentro de los Agrupamientos Profesional y Técnico, en forma retroactiva a la fecha de su respectivo pase a planta permanente”.

También estableció que a “todos los agentes de la Dirección General Señal de Cable Ciudad Abierta se les otorgará, a partir del 1° de mayo (de 2011) un aumento del 10 % de sus haberes ‘a cuenta de la carrera’ y de $ 400 que se abonarán como URSES fijas sin perjuicio de los aumentos generales otorgados por la paritaria. Los aumentos mencionados se absorberán hasta su concurrencia con las escalas salariales que resulten de la Carrera Profesional del Canal de la Ciudad”.

Apoyo del bloque Frente para la Victoria

El bloque del Frente para la Victoria, bajo la conducción de Carlos Tomada, manifestó su apoyo a los trabajadores de la emisora, que reclaman “mejores condiciones laborales, un convenio colectivo de trabajo, retraso en el pago de haberes y el fin del trabajo precarizado”.

Un ente para los medios

En diálogo con Qué, el presidente del bloque kirchnerista en la Legisla-tura porteña, Carlos Tomada, manifestó: “Más allá del problema laboral, el FpV se encuentra trabajando en el cumplimiento del artículo 47 de la Constitución, que exige al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires la creación de un en-te para la gestión de los medios públicos”.

“Debería reflejar diversidad social”

En los fundamentos del Pedido de Informes que realizó Marcelo Ramal, el diputado expresa que los empleados “denuncian que el 80 por ciento de los trabajadores está bajo formas precarias de contratación, lo que les niega la estabilidad que les corresponde, las vacaciones, el aguinaldo, los días por enfermedad, y les significa, además, menores salarios por la misma tarea.

Asimismo, los trabajadores denuncian el incumplimiento del Acta 1/11 y la resolución N° 1347/GCABA/MHGC/11 que establece la implementación de la Carrera Profesional del Canal de la Ciudad. La inexistencia de una Carrera Profesional propia y un convenio específico desjerarquiza a los trabajadores, negándoles, consecuentemente, el reconocimiento a las tareas que desarrollan. Un canal público de la Ciudad debe-ría reflejar su diversidad social, política, cultural y sus conflictos”.

La Ciudad sin el ente autárquico

En el capítulo “Comunicación” de la Constitución de la Ciudad, se encuentra el art. 47 que, además de “garantizar la libre emisión de pensamiento”, también señala que “el Poder Ejecutivo gestiona los servicios de radiodifusión y teledistribución estatales mediante un ente autárquico, garantizando la integración al mismo de representantes del Poder Legislativo, respetando la pluralidad política y la participación consultiva de entidades y personalidades de la cultura y la comunicación social, en la forma que la ley determine. Los servicios estatales deben garantizar y estimular la participación social.

 

LA NOTA COMPLETA, EN LA EDICIÓN #132 DE REVISTA QUÉ

Compartir
?