Revista Qué

19 Jul 2015 | Balotaje

Contra todos los pronósticos

Ninguna encuesta estuvo ni cerca del resultado. Tampoco las proyecciones del oficialismo, ni de la oposición porteña. Es un verdadero cimbronazo.

Primera mirada: fallaron todos los pronósticos. Nadie imaginó una diferencia tan exigua entre Larreta y Lousteau. Se observa que el peronismo que acompañó a Recalde se volcó en forma muy importante hacia el hombre de Eco. Nadie imaginó un resultado de estas características, casi voto a voto.

Si bien gana, la euforia se frenó en seco en Costa Salguero, bunker amarillo. La diferencia es de poco más de un punto para el Pelado. Y esta vez no logró imponerse en todas las comunas, como lo había hecho en la primera vuelta. Sin dudas, otra gran sorpresa.

Compartir
?