Revista Qué

25 Sep 2015 | Metodo pro en la mira

Criba, la buena amiga

La empresa constructora que se encargó de la remodelación del nuevo edificio de Parque Patricios, también se ocupará de su limpieza gracias a una contratación directa otorgada por el gobierno de la Ciudad por 20 millones de pesos.

El caso de los contratos entre el gobierno porteño y La Usina Producciones, de la cual era socio Fernando Niembro, puso sobre el tapete las adjudicaciones directas. La situación llevó a que el primer candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires de Cambiemos diera un paso al costado y puso en jaque el armado integrado por el Pro, UCR y la CC de cara a las elecciones del 25 de octubre. Ahora, la Ciudad utilizó la misma modalidad para contratar a Criba SA -con largo historial en territorio porteño- por una suma millonaria.

Concretamente, la Jefatura de Gabinete a cargo de Horacio Rodríguez Larreta contrató de manera directa a Criba S.A. por $ 20.681.016 para realizar el trabajo de “servicio integral de operación, mantenimiento y limpieza, a ser prestado en las instalaciones del gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sitas en el Centro Cívico de Parque Patricios”, según se señaló en el Boletín Oficial.
Alberto y Eduardo Tarasido son los presidente y vicepresidente, respectivamente, de esta empresa que tiene años en el rubro de la construcción pero no en la limpieza de edificios, motivo por el cual fue contratada directamente por la Jefatura de Gabinete. Además, Alberto Tarasido es titular de la firma Mejores Hospitales SA, que también tiene varias adjudicaciones en la ciudad de Buenos Aires, algunas con polémica como ampliación de las áreas de emergencia, guardia, acceso y laboratorio de análisis clínicos del hospital de Niños Ricardo Gutiérrez.

En mayo de 2013, entre la empresa y la Ciudad se firmó el contrato y se estableció que la obra debía comenzar en junio de ese mismo año y terminarla en los siguientes 12 meses corridos, algo que no ocurrió. Se realizó una nueva prórroga, llevando la fecha de finalización a julio de 2014. En esa fecha tampoco la firma pudo terminar el trabajo, con lo cual se corrió la fecha hasta
octubre, según publica el Boletín Oficial.

Concretamente, la secretaría de Gestión Comunal y Atención Ciudadana que conduce Eduardo Macchiavelli aprobó a fines de agosto una ampliación presupuestaria a favor de la empresa Mejores Hospitales SA, por $ 2.073.563,54, para finalizar las obras que debería haber culminado en 2013.
En la página web de Criba SA se menciona la creación de Mejores Hospitales SA en 1995 con el objetivo de “mantenimiento y reciclaje de edificios hospitalarios” y resaltan el trabajo de mantenimiento edilicio del hospital de Niños Ricardo Gutiérrez.

En cuanto a Criba SA tiene a cargo la construcción de un lujoso centro de convenciones en Recoleta con un costo que asciende a los 313 millones de pesos. Desde el arco opositor denunciaron que la licitación se llevó a cabo de manera irregular y que el monto final supera en un 24% al estipulado.
Además, en la edición N° 14 de Revista Qué se mostró cómo en el marco de la mudanza de oficinas del gobierno porteño a la zona sur, el macrismo autorizó mediante una contratación directa las obras de remodelación del edificio perteneciente al Banco Ciudad por el costo de 15 millones de pesos a la empresa Criba SA. Cabe recordar que la firma no cumplió con los plazos previstos, cuestión que retrasó la instalación de la Jefatura de gobierno y ministerios en el edificio ubicado en el barrio de Parque Patricios, que finalmente se llevó a cabo a principios de este año.

Otra licitación costosa ganada por la constructora es la que hace la obra “Escuela N° 24 Francisco Morazán – Escuela Infantil N° 8 – Distrito 15 e Instituto Superior de Profesorado de Educación Especial (ISPEE)” por casi 68 millones de pesos en 2013, según lo que pudo consultarse en el archivo del Boletín Oficial.

En lo que hace a otras contrataciones directas, Criba también fue beneficiada durante 2013 con la Obra “Polo Educativo Saavedra – Escuela Especial N° 1” por 11 millones de pesos. La última contratación directa es por 20 millones de pesos para la limpieza del edificio nuevo que ocupa el gobierno de la Ciudad. No obstante, Criba SA es una empresa especializada en construcción y no en la tarea por la cual se la contrata. Lo que puede inferirse es que la firma deberá tercerizar el servicio. Además, el decreto 166/2014 redactado por el jefe de gobierno Mauricio Macri, establece que el tope para contrataciones directas es de dos millones de pesos. La adjudicación en cuestión es diez veces más el monto límite para realizarlo.Un sistema tan poco claro como las contrataciones directas es una constante en el macrismo, y las empresas beneficiadas se repiten.

El Pro comenzó a sentir las esquirlas de un procedimiento poco conveniente, perdió a su cabeza de lista de diputados en la provincia de Buenos Aires, poniendo en riesgo la performance electoral. Hay otros casos de dirigentes en la mira por tener empresas que fueron contratadas directamente por el gobierno de la Ciudad. Tal es el caso del ex legislador del Pro Avelino Tamargo y la empresa Sinergya. Los Tarasido, a pesar de no tener un lugar dentro de la estructura política del Pro, han obtenido varias licitaciones y contrataciones directas, para tareas que no tienen que ver con el rubro de la construcción. Un método Pro que no tiene límites y comenzó a salir a la luz.

LEA LA NOTA COMPLETA EN LA EDICION IMPRESA N° 50 DE QUÉ.

Compartir
?