Revista Qué

1 Jun 2017 | movimientos sociales

Del territorio a las urnas

Las organizaciones barriales también empiezan a acomodarse de cara a las elecciones de medio término. Ya hay indicios de movimientos que buscan confluir en un mismo espacio de corte progresista. Posibles alianzas, participación en las listas y los límites de cada sector. En la recta final hacia la definición de lo que harán los diferentes […]

Las organizaciones barriales también empiezan a acomodarse de cara a las elecciones de medio término. Ya hay indicios de movimientos que buscan confluir en un mismo espacio de corte progresista. Posibles alianzas, participación en las listas y los límites de cada sector.

En la recta final hacia la definición de lo que harán los diferentes espacios políticos en la Ciudad de Buenos Aires, se van tejiendo alianzas. Al igual que los sindicatos, los movimientos sociales son actores políticos que aportan un importante volumen en términos electorales. Protagonistas de las últimas marchas de convocatoria masiva junto a las organizaciones gremiales y políticas, los movimientos populares sienten la necesidad de traducir en votos la cruda realidad que palpan, sobre todo, en los territorios más vulnerables de Capital Federal.

La gran mayoría de las agrupaciones que despliegan labor social en los distintos barrios de la Ciudad coincide en la necesidad de poner un freno a las políticas macroeconómicas que impulsa el Gobierno nacional, pero que se traducen también en el distrito capitalino. Revista Qué consultó a referentes de distintos espacios territoriales para saber si participarán en la compulsa legislativa de octubre.

Gildo Onorato, referente del Movimiento Evita, expresó: “Nosotros, a nivel Capital, a través de Jorge Taiana, que es nuestro principal dirigente, estamos trabajando en lo que se denomina el ‘Espacio del Bauen’. El 22 de mayo se hizo una actividad en la que estuvieron Patria Grande, Seamos Libres, el Partido del Trabajo del Pueblo y Libres del Sur, entre otros. ‘Espacio progresista’ o ‘Izquierda popular’ le decimos. También tenemos, a través de nuestras autoridades, una articulación con los sectores del peronismo que están planteando una amplitud mayor a la que los sectores cristinistas están esperando (el espacio que articula Víctor Santa María)”.

“Nosotros somos parte del espacio del Bauen, que nuclea a la izquierda popular, que quiere construir una alternativa progresista con el peronismo, que intenta ampliar su base de representación, y que, de alguna manera, tiene tensión con La Cámpora”, agregó Onorato.

Nicolás Caropresi, integrante del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), plantea que su espacio, “que nuclea a la Cooperativa de Cartoneros, es uno de los movimientos con más trabajo en la Ciudad. Todos saben que venimos de un tire y afloje con el Gobierno porteño, que creo que todavía no está entendiendo las problemáticas centrales de nuestro pueblo y de la gran masa que vive en villas y asentamientos de la Capital. Aunque intentan avanzar con algunas políticas de urbanización, se quedan a mitad de camino”. Caropresi, además, integra la mesa nacional Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP). Su organización aún no definió cómo participará en los próximos comicios.

En tanto, Itai Hagman, dirigente de Patria Grande, expresó que “ante la ofensiva antipopular que estamos viviendo, es fundamental no retroceder en las urnas lo que pudimos acumular en las calles. Porque creemos que, de alguna manera, si hicimos frenar parcialmente el programa económico del Gobierno, fue gracias a las movilizaciones y las luchas populares del año pasado y de éste”. Y agregó que “es muy importante tratar de evitar que Cambiemos gane las elecciones, y la manera en que entendemos que se puede lograr eso es conformando un frente social y político muy amplio, que sea claramente antineoliberal. Eso supone darles mucho protagonismo a las organizaciones y a los sectores populares que vienen luchando en las calles”.

Walter Córdoba, coordinador de Barrios de Pie Capital, aseveró que el es-pacio que integra, “hoy por hoy, faltando unos 20 días para el cierre de listas, no está pensando en la elección como tal”, aunque reconoció que, “hace un mes y medio venimos teniendo plenarios con distintas fuerzas políticas y distintos referentes locales de la Capital”.

“Queremos reconstruir un espacio progresista, de centroizquierda, que abarque y tenga, también, alguna ex-presión del peronismo. Pero, en principio, hoy no estamos hablan-do de alianzas, acuerdos o de candidaturas, porque no las hay”, advierten desde Barrios de Pie.

Córdoba plantea que el PRO no debe consolidar su poder y, para ello, se debe “asestar un golpe en octubre para, finalmente en el 2019, no permitir que tengan una reelección como proyecto político”.

LA NOTA COMPLETA, EN LA EDICIÓN #138 DE REVISTA QUÉ

Compartir
?