Revista Qué

11 Sep 2015 | La campaña de ECO en la mira

Denuncian desvío de fondos en la UBA

La Procelac denunció al ex decano de la Facultad de Ciencias Económicas, José Luis Giusti, a Emiliano Yacobitti, secretario de Hacienda y Administración de la UBA y titular de la Unión Cívica Radical porteña. Es por “administración infiel, y negociaciones incompatibles”.

La Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) realizó una denuncia contra autoridades de la Universidad Nacional de Buenos Aires por desvío de fondos del Hospital de Clínicas, a través de contrataciones, en las que está involucrada la campaña de Martín Lousteau, en las elecciones porteñas.

Se trata de una denuncia que ya había realizado C5N en medio de la contienda electoral y que desde el frente de Lousteau, Energía Ciudadana Organizada (ECO) se rechazó como una “operación política”. Lo cierto es que el fiscal de la Procelac, Carlos Gonella junto al coordinador y fiscal ad-hoc del Área de Delitos contra la Administración Pública, Milton Khaski efectivizaron ayer una denuncia que sacude al espacio.

Los tres principales acusados son José Luis Giusti –ex decano de la Facultad de Ciencias Económicas-; Emiliano Yacobitti, secretario de Hacienda y Administración de la UBA y titular de la Unión Cívica Radical porteña, y Sergio Gastón Ricardo, ex secretario de Asistencia Técnica y Pasantías de la FCE-UBA, quienes habrían sido asesores de Martín Lousteau, ex candidato por el espacio “Energía Ciudadana Organizada”.

La denuncia de la Procelac es por “administración infiel, negociaciones incompatibles, enriquecimiento ilícito y lavado de activos”, dado que en el escrito se expone, además, que los acusados habrían direccionado millonarias contrataciones desde el Hospital de Clínicas –dependiente de la UBA- hacia proveedores de medicamentos e insumos de su propiedad.

Según la denuncia de la Procelac, las operaciones bajo análisis contribuyeron al “vaciamiento” del Hospital de Clínicas y, simultáneamente, a la obtención de un excedente que, “además de enriquecer ilícitamente a sus protagonistas era utilizado para financiar la reciente campaña de Lousteau”, de acuerdo a lo que publica el sitio fiscales.gob.ar.

A raíz de la denuncia televisiva Procelac corroboró en una investigación preliminar que la firma Medipack S.A., constituida por un cuñado del denunciado Sergio Ricardo, fue proveedora del Hospital de Clínicas al menos desde el 9 de abril de 2009 hasta el 19 de marzo de 2014, “a través de 69 contrataciones y por un monto total de $11.229.168. También, se acreditó que American Salud S.A. fue proveedora del mismo hospital, con nueve contrataciones por $872.576”.

yacobitti

Yacobitti con Lousteau y Terragno

José Luis Giusti, Emiliano Yacobitti y Sergio Ricardo se desempeñaron sucesivamente al frente de la Dirección General de Administración del Hospital de Clínicas, “por lo que podría inferirse que ellos fueron designados estratégicamente en ese cargo” para favorecer sus intereses privados y de su círculo de confianza”, consigna en la presentación.

La Procelac cita un testimonio en el que Yacobitti, titular de la UCR porteña y uno de los respaldos del ex candidato a jefe de gobierno de ECO, “se quedaría con el 50% del monto consignado en cada facturación”. Al ocupar la secretaría de Hacienda y Administración tiene la función clave “de autorizar y aprobar todas las contrataciones de hasta $1.000.000”.

Por otro lado, Gonella “existen indicios sobre la utilización de los montos obtenidos” para “el financiamiento de la campaña electoral de ECO” y, además, expone que Yacobitti logró colocar en un puesto expectante, a Marcelo Alejandro Guouman, ex subsecretario de Extensión Universitaria, que asumirá como diputado en las próximas elecciones. Otro de los que se menciona es Federico Saravia, ex secretario de Bienestar Estudiantil, que ocupó el lugar 9 de la lista de diputados de Energía Ciudadana Organizada (ECO).

La denuncia de la Procelac concluye que los funcionarios públicos estuvieron “lejos de cumplir con los deberes y pautas de comportamiento ético” que exige la ley, en tanto actuaron “en ambos lados del mostrador”. “En otras palabras, eran los funcionarios competentes con poder de decisión en la adjudicación de las contrataciones y, al mismo tiempo, actuaban como proveedores del Estado a través de empresas vinculadas a ellos”.

Compartir
?