Revista Qué

10 Sep 2015 | Informe

Desvíos de fondos docentes

La Auditoría elaboró un informe en el que encontró varias irregularidades en la dirección general de Formación Docente. La principal: el uso de horas cátedra para compensar salarios de empleados.

El gobierno de la Ciudad hace tiempo que utiliza la educación pública como uno de sus pilares de gestión, incluso es uno de los ejes que el jefe de gobierno electo, Horacio Rodríguez Larreta, tiene en mente a partir del 10 de diciembre. Si bien la matrícula en escuelas del Estado es superior a la privada, la Auditoría General de la Ciudad encontró algunas irregularidades en la dirección General de Formación Docente. La principal, casi el 10% de las horas cátedra disponibles, unas 18.412, fueron otorgadas a personal de otras áreas del ministerio de Educación porteño, cartera que dirige Esteban Bullrich.

bullrich (1)

La acción, que no es ilegal, además se ve beneficiada por un guiño de la Legislatura; el proyecto para la regulación para la designación de cargos y horas cátedra se encuentra congelado. “Esto lo que genera que en algunos establecimientos existan diferentes criterios para la aplicación de un ascenso, por ejemplo”, consignaron los auditores.

La pregunta es ¿a dónde van esos fondos? En diálogo con Qué, el auditor de la Coalición Cívica Facundo del Gaiso explicó que esos fondos son utilizados como compensación salarial. “Se destina ese dinero para compensar salarios de otros empleados del Ministerio, cosa que siempre ocu-rrió”, sostuvo Del Gaiso.

La utilización de las horas cátedra como compensación salarial varía de acuerdo a cada institución. En algunas, como es caso del ISEF N° 2 “F. Dickens”, la distribución de esas horas para personal de otras áreas llega al 17%, mientras que en el ISP de Educación Inicial “S.C. Eccleston” sólo alcanzan al 4%.

Por ejemplo, uno de los destinos que tuvieron dichas horas fue para tutores en diferentes establecimientos. Esa figura, según el informe, se incorporó a partir de 2007, mediante la Resolución 5485/07. Es allí cuando comenzó a realizarse la designación para compensar salarios. En total, 204 horas vieron ese destino durante 2013, año auditado.

De acuerdo con el cuadro salarial del propio Ministerio, en el mencionado año el salario básico de un docente de formación superior se componía de 12 horas cátedra mensuales. En total, el profesional percibía $ 4.112,68.

El documento estipula que el programa mencionado contaba con 43.533 alumnos matriculados. Aunque también el registro es difuso debido a que no se cuenta con cifras oficiales por parte del gobierno porteño, no así en lo que respecta al nacional.

“La información estadística que recoge contempla información sobre la cantidad de ingresantes a las carreras de formación docente durante el segundo cuatrimestre, ya que el único procedimiento que aplica es el Relevamiento Anual del ministerio de Educación de Nación”, concluyeron los auditores.

El ente auditado

La dirección General de Formación Docente es una dependencia que se desprende del ministerio de Educación. Su directora general es Graciela Leclercq, quien antes de asumir en 2009 era la rectora del Instituto de Enseñanza Superior Alicia Moreau de Justo donde aún es criticada por el alumnado por su gestión.

Desde su desembarco, colocó a gente de su entorno en cargos estratégicos y absorbió las responsabilidades del Supervisor del Nivel Superior, cargo vacante desde 2007. Leclercq llegó a la dirección General luego de ser una de las principales impulsoras de las modificaciones en los planes de estudio que generaron el repudio de varios cuerpos estudiantiles.

Pero esa no fue la única información que no recibieron los auditores. Según el informe, desde la mencionada cartera no brindaron la información respectiva a la cantidad total de cargos, tipos de cargos, horas cátedra y situación de la revista del personal docente y no docente. Esos datos fueron solicitados dos veces.

La falta de controles también afecta al Presupuesto, el cual tampoco se encuentra discriminado, por lo que los auditores concluyeron que es “imposible evaluar su efectivo cumplimiento”.
La creación de cargos es otro de los puntos puestos en la mira. Según la muestra que tomó el ente auditor, el 36,36% de los cargos creados fue para cubrir labores administrativas. Cabe destacar, como se mencionó anteriormente, que aún hay cargos jerárquicos sin nombrar.

Problemas con la higiene

Pero las irregularidades encontradas no sólo afectan al personal docente. Según los auditores en el 56,54% de la muestra se determinó que el personal de limpieza de los establecimientos no es el suficiente lo que “trae aparejado serios inconvenientes en el mante-nimiento de la higiene”.
Pero además, la dirección General de Personal Docente y No Docente no dio curso a las solicitudes de incorporación de auxiliares de portería elevadas por la DFD de los ISFD de la muestra.
Por ejemplo, en el El IES “S. de Eccleston” los directivos ya elevaron varios reclamos para que se contrate personal de maestranza, debido a que en el último tiempo se entre jubilaciones, ceses y despidos, once personas dejaron de ser parte de la planilla. Eso representó casi la mitad de los 21 que había a principios de 2012.

En lo que respecta a infraestructura, aunque se cuenta con el material prometido por las autoridades del gobierno de la Ciudad, en las instalaciones no hay una conexión de internet acorde a lo que se requiere para un funcionamiento normal.

Pero los problemas edilicios no terminan allí. Tampoco habría suficientes aulas para el desarrollo de los respectivos planes de estudio, debido a que “no se realizaron las adecuaciones edilicias pertinentes”. Incluso, la Auditoría determinó que las obras que debían iniciarse todavía no fueron comenzadas.

LA NOTA COMPLETA EN LA EDICION IMPRESA N° 48 DE QUÉ.

Compartir
?