Revista Qué

17 Mar 2015 | Elecciones en la Ciudad

ECO, desdibujado tras el acuerdo PRO-UCR

Los ex UNEN dejan en claro que apoyan la alianza del macrismo y radicalismo a nivel nacional pero los critica en la Ciudad. Lousteau cuestiona al Gobierno porteño, hasta cierto punto.

Martín Lousteau y Graciela Ocaña conformaron la alianza ECO con toda la intención de ser la segunda fuerza en la Ciudad, y la única capaz de competir con el PRO en intención de voto. Los días posteriores les fueron cambiando el panorama.

A pesar de haberse ido de UNEN nacional, Elisa Carrió siguió mostrando su apoyo al economista en territorio porteño, acompañándolo en varios actos. Hasta allí, las cosas iban bien. Pero, “Lilita” siempre trae sorpresas. Fue una de las primeras en celebrar el acuerdo de la UCR y el PRO a nivel nacional de cara a las próximas elecciones.

Lousteau sabe de los riesgos que implica ese pacto para su pretensión de ocupar el Ejecutivo porteño. No sólo le resta posibilidades ante los radicales en la Ciudad, a pesar de que los ex UNEN siguen repitiendo que están en contra del macrismo en la Ciudad, pero los apoya a nivel nacional; discurso contradictorio si los hay.

Por otra parte, no es menos cierto que el bloque de SUMA+ y Confianza Pública le aprobó al PRO proyectos clave en la Legislatura porteña, como el caso del presupuesto y la deuda.

15626_946859621992245_8749612665179581936_n

Siguiendo esta lógica, el pronóstico para ambos es terminar acordando con el macrismo. Sólo el tiempo dirá si les queda cómodo la frase opositora que los califica como la “colectora del macrismo”.

El ex ministro pasó del “pacto de no agresión” a cuestionar con dureza al PRO, desde hace algunas semanas y con un discurso repetitivo. “Por una ciudad integrada. Hay que reconocerle al Gobierno porteño que nos hizo volver a creer en que se pueden terminar las obras. Sin embargo, se gastan $2 millones por día en publicidad y crecieron los casos de mortalidad infantil. Vamos a competir y a convivir. Competir para mejorar y convivir para señalar aquello que se ha hecho mal”, señaló en su cuenta de Facebook.

Por su parte, la diputada de Confianza Pública hizo caso omiso al acuerdo de la UCR y continuó con sus recorridas por la Ciudad: “Gracias a toda la gente que se acerco el Sábado a Palermo para interiorizarse con mis propuestas para la Ciudad de Buenos Aires. Hoy Seguimos, en esta oportunidad, y como ya lo estamos haciendo todos los lunes, los esperamos a las 18 en Tacuarí 143, con la intención de que nos ayuden con un poquito de su tiempo”, sostuvo.

Parece haber quedado lejos el anuncio del 22 de febrero pasado, cuando ambos anunciaron por las redes sociales que decidieron “competir en las PASO. Estamos convencidos de que las próximas elecciones nos dan la oportunidad de lograr un verdadero cambio de prioridades en la Ciudad: ubicar valores tan importantes cómo la honestidad, la transparencia y la lucha contra la corrupción por encima de todo”.

Compartir
?