Revista Qué

26 Oct 2015 | Hacia el balotaje

El FIT llamará a votar en blanco

El Frente de Izquierda ya sentó su posición con respecto al inminente balotaje que tendrá lugar el 22 de noviembre próximo.

Horas después de conocerse los resultados de las elecciones generales, el Frente de Izquierda ya sentó su posición con respecto al inminente balotaje que tendrá lugar el 22 de noviembre próximo. Como era de esperarse, lejos de manifestar apoyo por Daniel Scioli o Mauricio Macri, llamará a votar en blanco.

fit

Así lo anunció Nicolás Del Caño, quien fuera candidato a Presidente por el Frente de Izquierda. “Nosotros, consecuentemente a lo que dijimos en nuestra campaña, vamos a llamar a votar en blanco y no acompañar a ninguno de los dos candidatos”.

“Habíamos anticipado antes del resultado que en caso de balotaje íbamos a llamar a votar en blanco. Y lo confirmamos hoy, ya que la agenda tanto de Scioli como de Macri no tiene nada que ver con los intereses de las grandes mayorías trabajadoras”, añadió.

Con el 97 % de las mesas de todo el país escrutadas, el Frente de Izquierda se consolidó como cuarta fuerza nacional, obteniendo más de 800 mil votos. En la Ciudad, también se ubicó cuarto al sumar 4,28 por ciento de los votos. Si bien en la categoría diputados nacionales obtuvo 5,50%, no resultó suficiente para que Gabriel Solano ocupe una de las 12 bancas en disputa por lo que, una vez más, la izquierda porteña no tendrá representación en el Congreso.

Si Luis Zamora, que cosechó 3,42%, se hubiese sumado al Frente de Izquierda, la historia hubiese sido otra. La posición individualista del líder de Autodeterminación y Libertad fue una de las mayores críticas desde los tres partidos que integran el FIT que, a su vez, mantiene un perfil hermético con respecto a otras fuerzas afines, como el MST.

Con respecto a los resultados de las elecciones, Del Caño analizó que “primó mucho el voto útil en los últimos días. Cambiemos utilizó una política de buscar la polarización. Eso en la Provincia de Buenos Aires se vio claramente. Que hayan ganado en la provincia donde el peronismo gobernó 28 años ininterrumpidamente es un hecho muy imporante, en un marco de candidatos que postulan una agenda de mano dura y conservadora, llevándose en la sumatoria todos ellos más del 90% de los votos”.

“Eso de ‘votame a mí para que no gane el otro’ tuvo un arrastre importante, igual que la búsqueda de votar a quien resultaba ser menos malo que el otro. Eso hizo que el voto se concentrara”, concluyó.

Compartir
?