Revista Qué

31 Ago 2015 | Contra el PRO

El FpV porteño sale con los tapones de punta

Fuego cruzado entre el kirchnerismo y el PRO. Mientras de un lado insisten con el fraude, Cabandié fustiga la gestión de Macri al frente de la Ciudad.

En plena campaña electoral, el fuego cruzado entre el Frente para la Victoria y el frente Cambiemos se convirtió en un protagonista más. Mientras desde el PRO insisten con las denuncias de fraude electoral en la provincia de Tucumán, desde el kirchnerismo porteño fustigan la gestión de Mauricio Macri al frente de la Ciudad.

Cabandie 1

En esta línea, Juan Cabandié apuntó que “la concepción de Mauricio Macri es la del embellecimiento de la Ciudad, política que tiene menos profundidad que una pileta Pelopincho. En estos ocho años se dedicó a hablar de lo estético porque él interpela de esa forma”.

Además, aseguró que “no le interesa lo estructural, la agenda social”, y recordó que “él pudo darse la libertad de hablar de cosas estéticas porque no puede hablar de políticas económicas”, sin embargo, “la Ciudad de Buenos Aires se financia casi en un 80 por ciento de ingresos brutos, es decir, impuestos a esa actividad económica”.

“En los ocho años de gestión del PRO, “se endeudó más de cuatro veces, tiene déficit fiscal, no le interesa la política social, habitacional, de salud ni de educación pública”, resaltó Cabandié en 678.

Tal como señaló Qué, el objetivo del kirchnerismo porteño estará puesto en levantar alrededor de 2 o 3 puntos con respecto a la elección pasada. Para ello, todo el aparato de la Ciudad trabajará en conjunto: el sciolismo, con Gustavo Marangoni y Fernando Barrera; La Cámpora con Axel Kicillof, Mariano Recalde, Andrés Larroque y Juan Cabandié; el PJ, con Javier Andrade y Víctor Santa María.

A ellos se suman comuneros y legisladores electos, como Carlos Tomada, y una histórica del recinto porteño, Gabriela Alegre.

Compartir
?