Revista Qué

15 Oct 2015 | Diputados nacionales

El juego por las bancas

El PRO hace la plancha en CABA. Está confiado en meter la mitad de los doce en juego. El FpV va por cuatro concentrado en el Sur, detrás de Scioli y con El “Cuervo” y Cabandié juntos. Marco Lavagna hace cuentas en el FR. Sueña con cuatro. Donda y Solano luchan por el último casillero.

“El negocio es trabajar todos juntos, ahora las diferencias deben quedar de lado. No hay otra”. Un operador del PJ tradicional sabe que no tienen muchas alternativas ni lugar para las divergencias en la disputa por ingresar al Congreso nacional. Están ajustados. Y lo saben.

Los números cierran ahí nomás, y difícilmente el FpV pueda colar a un cuarto diputado (la camporista Victoria Montenegro) aún con una gran elección de Daniel Scioli en el hostil territorio porteño.

El mismo hombre describe un secreto a voces: “Todos miden menos que Scioli. O se cuelgan a él, o se les complica”. Sin mencionarlos, habla de Axel Kicillof, el más instalado en CABA, Nilda Garré y Andrés Larroque.

diputados

El Cuervo es el bastonero del FpV porteño en esta disputa, quien más arma la agenda, organiza los actos y la estrategia territorial. No sólo han quedado de lado las diferencias que alguna vez se notaron con el bonaerense, sino también con su socio camporista, Juan Cabandié.

Este último, cuyo mandado en la Cámara baja fenece en 2017, empuja del mismo carro, pero no es la figurita más visible. Es lógico: su tercer puesto en 2013 nunca dio como para festejar mucho.

El ministro de Economía hace poca campaña. Camina de vez en cuando por calles aledañas a su oficina o al Congreso, pero no está al frente de ningún fuerte operativo de instalación. “No tiene tiempo, sus obligaciones ministeriales no se lo permiten”, dijeron en su entorno. Axel, ganador en la Comuna 8 del castigado sur, sabe que ingresará tranquilo al Congreso. Como también sabe que Scioli no lo tiene en cuenta para ningún cargo re-levante dentro de su potencial equipo económico.

“Hay que encolumnarse detrás de Daniel. No queda otra”, sinceró el mismo operador, quien también resaltó que las diferencias entre el “Cuervo” y Cabandié ya han quedado de lado. En la campaña todo se entiende. Ya se sabe: los esfuerzos porteños del FpV estarán en el Franja de Rivadavia y, básicamente, en el sur. Además de la 8, tratarán de ganar en la 9 (Mataderos).

El escenario global se repite sin repetir y sin soplar: de las 12 bancas, seis parecerían destinadas a Cambiemos, tres para el FpV, dos para el massismo de UNA y la restante para la mujer de Progresistas, Victoria Donda. Obvio, esto es en la previa.

Efecto arrastre y catapultada por el fenómeno amarillo dentro de la Ciudad, Patricia Bullrich se impuso en 14 de las 15 comunas y tiene la certeza de que renovará su escaño. Acaso por eso está más abocada a la fiscalización en la compleja Avellaneda, donde hacen el esfuerzo por Gladys González, referente del larretismo. Se sabe: no es favorito el PRO en ese distrito, pero integra lo que es el primer cordón, donde Cambiemos tiene más expectativas, dada la proximidad con CABA.

El constitucionalista Pablo Tonelli es quien menor actividad de campaña tiene. Hombre de perfil bajo, está abocado de lleno a las cuestiones de la técnica legislativa. Además trabaja en varios aspectos del Código Penal que buscará intentar cambiar el macrismo de ser gobierno. Participa de algunos actos de María Eugenia Vidal, por ejemplo en La Plata, una ciudad donde vive su familia.

Marcelo Wechsler, el tercero en cuestión, es uno de los principales asesores del rabino y diputado nacional Sergio Bergman. Se trata del candidato menos conocido entre los cinco principales. Casi no participa activamente de la campaña, salvo algún acto puntual en el que hace presencia, como el relanzamiento de campaña en Ferro de hace dos semanas.

Algo parecido sucede con la segunda dama de esta nómina a salir, Cornelia Schmidt Liermann, aunque ésta cuenta con el abierto respaldo de Jóvenes PRO, en especial de uno de los candidatos a la presidencia de la juventud macrista, Emanuel Gainza. Dentro del partido algunos le observan su vinculación con la fundación Konrad Adenauer.

Está claro desde el 10 de agosto que la Ciudad no es prioridad para el PRO. Los esfuerzos, tanto de candidatos como de recursos, están puestos en otros frentes, básicamente en el Conurbano. Están confiados en que hasta Juan “Cali” Villalonga, el sexto candidato, entrará. En quinto lugar va Alvaro González, otro larretista puro.

El Frente Renovador concentra toda su artillería electoral en la zona Norte como meta principal para buscar una mayor cantidad de votos y crecer con respecto a las Primarias, cuando el espacio se ubicó tercero y en la puerta para colocar a dos legisladores.

El massismo maneja ahora distintos sondeos en los que se visualiza un crecimiento de varios puntos porcentuales que lo acercan a la posibilidad de colocar tres diputados. La nómina está encabezada por el economista Marco Lavagna, seguida de la dirigente sindical, Carla Pitiot, además del refe-rente de la juventud, Juan Saintotte.

Entusiasmado con el crecimiento electoral, Marco Lavagna fijó el ambicioso objetivo de colocar 4 diputados nacionales, algo reconocido como difícil desde el Frente Renovador capitalino en medio de la gran aceptación que tiene el PRO en el distrito, sumada a la competencia que representa el Frente para la Victoria. Dos entran seguro. El resto está por verse, sintetizan dentro de UNA.

La disputa más interesante en la previa está por la banca 12. Progresistas confía en la carismática Victoria Donda, pero el Frente de Izquierda cree que puede colar a su hombre del partido, Gabriel Solano. Todo parece que se definirá por centésimas.

 

LEA LA NOTA COMPLETA EN LA EDICION IMPRESA N° 53 DE QUÉ.

Compartir
?