Revista Qué

25 Jun 2015 | Elecciones en Santa Fe

El PRO aceptó la derrota

Del Sel admitió la victoria del socialista Miguel Lifschitz por más de 1700 votos. Adelantó que no judicializará la situación en el Tribunal Electoral santafecino.

Tras conocerse el escrutinio definitivo, el candidato a gobernador de Santa Fe por el PRO, Miguel Del Sel, aceptó la derrota y anticipó que “no judicializará” el fallo del Tribunal Electoral provincial, que otorgó el triunfo al socialista Miguel Lifschitz por poco más de 1700 votos.

A través de una carta pública, señaló que “luego de debatirlo con mi equipo hemos tomado la decisión de no judicializar la decisión del Tribunal Electoral. Vamos a aceptarla para poner un punto final a esto y seguir adelante”.

macri del sel

“Estamos muy orgullosos del equipo que hemos conformado. El PRO creció mucho en Santa Fe; asumirán en diciembre muchos intendentes, concejales, presidentes comunales y diputados provinciales. Y estoy muy feliz por este logro”, agregó.

Sin embargo, aclaró que “previo a las PASO advertimos de las inconsistencias que observábamos en el proceso electoral. Formulamos pedidos para que se regularice la designación de autoridades de mesa, se permita ejercer el derecho de voto a las fuerzas de seguridad, se informe acerca de la trazabilidad de los telegramas, y sugerimos numerosas medidas en orden a garantizar la transparencia y certeza del resultado del proceso electoral. Lamentablemente ninguno fue escuchado”.

En esa línea, sostuvo que “como era de esperar, el escrutinio provisorio concluyó en un escándalo público, que derivó en la salida de un importante funcionario del gobierno provincial. Teníamos la esperanza de que el proceso eleccionario en las generales no presente las mismas dudas que el provisorio, pero lamentablemente no fue así. Las cientos de irregularidades que fuimos descubriendo nos obligó a exigir al Tribunal Electoral la apertura de todas las urnas”.

Señaló que “tampoco se dejó votar a gran parte de la fuerza policial. Durante toda la campaña escuchamos hablar de dignificar a esa fuerza. No permitirles votar es, desde el vamos, no hacerlo. Santa Fe se ha vuelto tan paradójica que los presos pueden votar, pero los policías no”.

Por último, le deseó “a Miguel Lifschitz todo el éxito del mundo en esta nueva etapa que comienza. Tiene por delante la enorme labor de solucionar los problemas de los santafesinos. Luchar contra el narcotráfico, que ha tomado nuestras ciudades; combatir la inseguridad, que gana cada día más terreno; terminar con la falta de infraestructura básica, que tiene tristes a tantos miles de santafesinos”.

Del Sel aseguró que seguirá “trabajando por la provincia” y acompañando a “Mauricio Macri en su sueño de cambio”.

Los resultados en las elecciones de Santa Fe fueron un duro golpe para que el PRO, que ya creía tener la victoria en el bolsillo. Además, la designación de Carlos Zannini como vicepresidente de Daniel Scioli obligó al macrismo a mover sus fichas de lugar y empezar de nuevo. Más allá del armado en la Ciudad, el PRO aún tiene un largo camino por delante que le permita confirmarse como una fuerza a nivel nacional.

Compartir
?