Revista Qué

13 Ago 2015 | Grupo Manifiesto

El PRO tiene a sus intelectuales

El macrismo también tiene su grupo de intelectuales, se trata del Grupo Manifiesto, que se creó a principio de año por iniciativa de varios académicos cercanos a Mauricio Macri. Para ellos, su principal diferencia con Carta Abierta es la apertura de sus debates.

Uno de los más reconocidos filósofos argentinos era el invitado. Luego de despotricar durante más de 30 minutos contra el Gobierno nacional le preguntaron a quién votaría en un hipotético balotaje entre Daniel Scioli y Mauricio Macri. Casi sin dudarlo respondió que su voto estaría con el gobernador de Buenos Aires. “Si no es el kirchnerismo es el caos”, graficó.
Esa anécdota, que ocurrió luego de la conformación del Grupo Manifiesto, la agrupación de intelectuales afines al Jefe de gobierno, da un panorama del porqué los académicos que lo forman decidieron emprender la misión.
Para algunos, la génesis del grupo comenzó con la redacción del libro Estamos: una invitación abierta, una recopilación de textos, coordinada por el secretario de Gobierno, Marcos Peña, y Alejandro Rozitchner, publicada por Editorial Planeta en 2013. Entre los colaboradores del texto se encontraron el jefe de gobierno, Mauricio Macri, y el ministro de Gobierno, Emilio Monzó, entre otros.

Manifiesto
Sin embargo, otros distan de tal postura. “Lo que vimos fue que hay una sociedad, un discurso político, que se maneja entre antinomias. El Manifiesto lo que viene a hacer es plantear la existencia de un gris. En el país hay mucha gente a la que no le cierra la postura de Beatriz Sarlo o de Carta Abierta, explicó el legislador porteño y director ejecutivo de la Fundación Pensar, Iván Petrella, que a su vez es uno de los fundadores junto a el precandidato a parlamentario por el ParlaSur por la Ciudad y coordinador del Sistema de Medios de la Ciudad, Pablo Avelluto, el escritor Hernán Iglesias y la directora de Movilidad Sustentable, Paula Bisiau, entre otros.
Una de las diferencias que marcan con su símil kirchnerista es la edad de sus integrantes. “Nosotros no somos parte de una generación que mira con nostalgia a las década del 70, como tampoco la del 60, ni siquiera los debates del ‘83, somos parte del algo más contemporáneo”, sostuvo Avelluto.
Una de las diferencias que buscan plantear con Carta Abierta es que, según ellos, el grupo de intelectuales K se define como “anti algo”. Por esa razón, Petrella remarcó que el Grupo Manifiesto es “un lugar en donde debate una generación que ve el país de otra forma. Carta Abierta es un grupo de intelectuales K que tiene un mensaje estandarizado”. “En Grupo Manifiesto somos intelectuales, académicos y profesionales argentinos, que comulgamos con la candidatura de Mauricio Macri, que planteamos un lugar de debate abierto”, consideró Gonzalo Huertas, uno de los fundadores.
El Grupo Manifiesto, o El Manifiesto, tuvo su primera gran aparición mediática hace tan sólo algunas semanas, cuando organizó una charla con el consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba, en el exclusivo local Fundación Pericles.
“El origen del grupo tenía que ver con un prejuicio muy fuerte con PRO/Macri y el mundo de las ideas. Lo que creo es que lo que sentimos todos fue que nos dimos cuenta de que había personas del mundo intelectual, académico que estábamos de acuerdo o cerca de las posiciones de Mauricio Macri pero no teníamos una representación de debates y reuniones”, recordó Avelluto.

Manifiesto 2
¿Quiénes integran Manifiesto?
Entre sus integrantes se destacan el Escribano General de la Ciudad y coordinar del área Justicia de la Fundación Pensar, Mauricio Devoto, uno de los integrantes del área de Derechos Humanos de dicha ONG, Martín Casares, Lisandro Varela, Ricardo López Göttig, Juan Ignacio Babino, sobreviviente de Cromañón y periodista de Página/12, y el bloguero Nicolás Pecherscky.
Otro de sus miembros, que ganó notoriedad en el último tiempo por haber obtenido galardones internacionales, fue el economista Gonzalo Huertas. Aunque muchos renieguen de esto, en el seno del PRO le atribuyen a Peña la formación del mencionado grupo de intelectuales. “Todos responden a él”, precisó una calificada fuente partidaria. Es que el secretario de gobierno, como se explicó, es uno de los principales sponsors de la creación.
Los integrantes de El Manifiesto suelen mantener reuniones de forma periódica. En ellas, por lo general, concurren entre 60 y 100 personas. Aunque hay veces que se reduce el grupo.
La modalidad de los encuentros es siempre la misma. Hay un invitado principal, que comienza con una exposición breve, sobre un tema y luego comienzan a dispararse las preguntas, y como consecuencia, los posteriores debates.
La última reunión fue días después del balotaje porteño, se llevó a cabo en la Fundación Pericles, y tuvo como invitado especial al consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba.

“Todavía tenemos ese carácter informal, pero la intención es realizar al menos un encuentro cada dos meses”, explicó Petrella. La comparación con la Fundación Pensar resulta inevitable al abordar con los protagonistas el tema, aunque cautos, afirman que la diferencia principal es que mientras que el think tank macrista elabora políticas de Estado, ellos se concentran más en la parte académica. “En Pensar vas a encontrar muchos técnicos, mientras que en Manifiesto no”, precisó Petrella.

Compartir
?