Revista Qué

22 Sep 2015 | Denuncia de lavado

El silencio de Lombardi

El ministro de Cultura no salió a desmentir ni aclarar las denuncias en su contra por lavado de dinero. Cómo fue el circuito de subsidios entre el funcionario y la fundación investigada.

El ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, prefiere el silencio. Luego que saliera a la luz una denuncia en su contra por lavado de dinero, el funcionario no hizo declaraciones al respecto, por estricta orden del PRO que, como anunció Macri el fin de semana, no contestará ante ninguna acusación hasta el fin de la campaña.

lombardi

Tal como publicó Qué, Lombardi fue denunciado por el fiscal y titular de la PROCELAC, Carlos Gonella, ante el juez Ariel Lijo. Según trascendió, la Unidad de Información Financiera habría probado un circuito de subsidios que llegaría al millón de pesos entre la dependencia que conduce Lombardi y la fundación CEPPA, presidida por Mateo Goretti, ya imputado por tráfico de piezas arqueológicas.

De acuerdo con la denuncia, Goretti “se encuentra vinculado al Museo de Arte Precolombino e Indígena (MAPI) de Montevideo, Uruguay”. A su vez, “es miembro fundador de la Fundación Centro de Políticas Públicas Aplicadas (CEPPA), entidad que se encuentra incluida entre los beneficiarios de la denominada Ley de Mecenazgo de la Ciudad de Buenos Aires”.

CEPPA presentó cuatro proyectos ante el Ministerio de Cultura a cargo de Lombardi y recibió por ello “entre enero de año 2010 y agosto de 2013 por parte del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, aportes en una suma cercana a los 880.126 pesos”.

Uno de los encargados de aprobar los proyectos fue el vicepresidente del Consejo de Promoción Cultural de la Ciudad Autónoma de Buenos, Facundo De Almeida, quien al mismo tiempo “es director del MAPI de Montevideo”, el museo de Goretti en Uruguay.

Según publicó Tiempo Argentino, que tuvo acceso a la denuncia de la PROCELAC,  un informe económico receptado en la UIF consignó “la existencia de al menos una donación de 150 mil pesos en efectivo el día 26/01/2012 por parte de la Fundación CEPPA a favor de la Fundación Pensar Argentina”.

En esta línea, desde el organismo que conduce Gonella resaltaron que “no existe correspondencia alguna entre las actividades culturales por las cuales CEPPA recibió fondos públicos y aquellos propósitos perseguidos por la Fundación Pensar Argentina, que no es otro que conformar una ‘Usina de Ideas de PRO’, por lo que, de este modo, no habría justificación alguna para el traspaso de fondos de la primera fundación a la segunda”.

Por lo tanto, en el curso de la investigación “debería profundizarse en el circuito del dinero para conocer si existieron otras transferencias similares”.

Compartir
?