Revista Qué

18 Feb 2015 | En el vestuario

El team Lousteau

Ninguna encuesta lo ubica como ganador del campeonato porteño. Pero busca un equipo de figuras. Su discurso sigue sin darle al corazón del PRO. Y habla poco de la Ciudad. Lo rodean radicales, socialistas, y mantiene los diálogos con Carrió.

Pese a que aún no ha hilvanado una estructura discursiva fuerte contra el Gobierno del PRO, ni parece meterse de lleno en los temas de la Ciudad, Martín Lousteau, como buen economista que es, sabe que no debe dejar nada librado al azar.

El autor del proyecto de retenciones móviles a la soja en 2008 es el candidato más posicionado dentro del Frente Amplio UNEN para reemplazar al gobierno amarillo luego de ocho años en el poder, aunque corre segundo en todas las encuestas.

No obstante, aún resta mucho, y en su entorno no eligen anticiparse, aunque, confiados, aseguraron a Qué que el espacio estará en el balotaje contra el macrismo el 29 de julio.“La Ciudad está subgobernada y hace falta un cambio”, insisten los que conforman su “mesa chica”, una especie de mosaico multipartidario.

Lousteau eligió rodearse de los sectores políticos que le prodigaron lealtad luego de las elecciones legislativas de 2013: la Coalición Cívica (CC), la Unión Cívica Radical (UCR) y el Partido Socialista (PS), además desu propia agrupación, SUMA +.

Su team lo integran personas de su máxima confianza: el candidato a vicejefe de Gobierno porteño, Fernando Sánchez; el candidato a primer legislador porteño y referente socialista, Roy Cortina; el diputado nacional radical Manuel Garrido y la compañera de bancada de Lousteau en el Congreso, Carla Carrizo.

A ellos se les suman el titular de la Coalición Cívica local y legislador en la Ciudad, Maximiliano Ferraro; los diputados porteños de la UCR Hernán Rossi y Juan Francisco Nosiglia -hijo del histórico operador radical Enrique “Coti” Nosiglia-; y el titular de la UCR local, Emiliano Yacobitti. También tienen cierta asiduidad sus charlas con Lilita Carrió, quien convive dentro del espacio, en una especie de equilibrio con el PRO.

La elección no es casual. Su lanzamiento en diciembre cosechó críticas de otros sectores del FAUNEN, como el Movimiento Libres del Sur o el partido Poder para el Espacio Social (PODES), desde donde alegaron no haber sido invitados y se opusieron de manera furiosa a la candidatura.

Lousteau prefirió la discreción a la discusión mediática e intentó mos-trarse como “dialoguista”. Desde su búnker le pusieron primera entonces a la conformación de los equipos técnicos para analizar las problemáticas de la Ciudad, y a la par iniciaron los Encuentros de Voluntarios “para un Cambio Cultural”.

A modo interno se distingue en los equipos a los integrantes “senior”, profesionales y dirigentes abocados a las problemáticas de la Ciudad; y luego a la capa “junior”, dedicada a la estructura política en la calle, representante de “la fuerza de sustentación” del frente.

“Hay encuentros semanales periódicos formales y otros más informales, en función de las necesidades y por distintas cuestiones operativas, primero en-tre los candidatos y luego entre los distintos referentes de los partidos”, confió una fuente a este medio.

En pos de esa línea de trabajo, en SUMA + resaltan que ya cuentan con la colaboración de distintas figuras de renombre para la coordinación de los equipos y el lineamiento de las diferentes propuestas de campaña, que “no han dejado de tener reuniones” con el candidato del espacio.

lousteau playerEn tal sentido cuentan adentro a Facundo Manes, el neurólogo y neurocientífico que dirigió el equipo que en 2013 operó a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Si bien en algún momento se lo mencionó como posible candidato a Gobernador, él mismo desistió de esa posibilidad, y se anotó sobre fin de año para colaborar en la campaña porteña.

Reconocido simpatizante radical, Manes dio una charla en octubre con el ex ministro de Economía en el aula Magna de la Facultad de Medicina, en la que llamó a pensar el “futuro” y a partir de la cual se tejió en un principio la versión de su posible candidatura a vice.

Javier González Fraga y Manuel Garrido son otros de los referentes de los equipos que asesoran a Lousteau, que lo demostraron desde el lanzamiento en el teatro Beckett en Almagro, cuando dijeron presente. Como él, se trata de dos extrapartidarios cercanos al partido centenario.

González Fraga es un amigo íntimo. El asesor económico fue presidente del Banco Central en dos oportunidades en el menemato y candidato a vicepresidente de la Nación de Ricardo Alfonsín en las elecciones de 2011.

Junto a Lousteau publicó en 2005 el libro Sin atajos, sobre la volatilidad de la economía argentina, las condiciones macroeconómicas y la orientación de las medidas políticas.

En diálogo con Qué, González Fraga admitió que aún no tuvo reuniones periódicas con el equipo de campaña, pero adelantó que estará junto a Lous-teau. “Voy a a apoyar a Martín”.

Manuel Garrido es la persona elegida para las cuestiones referentes a la ad-ministración del Estado. Ocupa desde hace más de tres años una banca por la Ciudad en la Cámara de Diputados, y fue director de la Oficina Anticorrupción y de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA).

En la misma línea se ubica Leandro Despouy. Miembro pleno del radicalismo, el actual presidente de la Auditoría General de la Nación es consultado en lo que hace a la transparencia, el control del Estado y la división de poderes, además de las políticas en Derechos Humanos.

A ellos se suman otras personalidades, como el decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Buenos Aires, José Luis Giusti, quien se desempeñó hasta 2009 en el gobierno macrista como subsecretario de la Unidad de Coordinación de Planes Estratégicos.

En Cultura se toma como un referente al reconocido actor y ex diputado radical Luis Brandoni, cuyos allegados reconocieron reuniones y contactos “informales”.Por si acaso, no obstante, se encargaron de remarcar que el actor no está interesado en ningún cargo político, aunque resaltaron su espíritu de colaboración al ser “un hombre del partido”.

No es un aspecto casual. En el acto fundacional del Frente Amplio UNEN, en abril del año pasado, fue él quien dio lectura al documento en el teatro Broadway.

A esa cita concurrieron los máximos dirigentes partidarios, como Ernesto Sanz, Hermes Binner, Julio Cobos, Elisa Carrió, Margarita Stolbizer y Pino Solanas, entre otros.

Por último, dentro de SUMA + no dejan de tomar como una voz autorizada a Rodolfo Terragno, el compañero de Lousteau en las Primarias de 2013, cuando compitió por una banca en el Senado.

El ex funcionario de los gobiernos radicales es una persona que ya ha colaborado en el delineamiento de
distintas propuestas.

Rispideces

“Acá están las fuerzas que supieron sentarse y posponer lo individual en pos de la construcción colectiva”, dijo Lousteau el 18 de diciembre en el acto de su lanzamiento. Entonces, puso ante la opinión pública a cinco partidos de los ocho de UNEN detrás de su candidatura. Pero, a semanas del cierre de alianzas, eso está por verse.

Es que el Partido Socialista Auténtico y el GEN, que habían adherido a su fórmula, le reclaman ahora definiciones, luego del acuerdo entre Mauricio Macri y Elisa Carrió.

 

LEA LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA N° 19 DE  QUÉ

Compartir
?