Revista Qué

17 Dic 2016 | Desocupación en CABA

Empleados no se buscan

Mediante un informe de la Dirección General de Estadísticas y Censos, el Gobierno porteño deslizó que la desocupación en la esfera porteña viene en claro aumento con respecto al año anterior. Gremialistas y dirigentes suben la temperatura y avisan que van a luchar por los trabajadores. “Este gobierno es de las empresas y ha venido […]

Mediante un informe de la Dirección General de Estadísticas y Censos, el Gobierno porteño deslizó que la desocupación en la esfera porteña viene en claro aumento con respecto al año anterior. Gremialistas y dirigentes suben la temperatura y avisan que van a luchar por los trabajadores.
Desocupacion #114
“Este gobierno es de las empresas y ha venido a disciplinar a la clase trabajadora. La ecuación se repite en Nación y en Ciudad, porque es la misma línea”. El análisis, claro y conciso, proviene del dirigente gremialista del sector industrial textil, Raúl Santillán.
   En la Ciudad, el desempleo crece. Al menos, eso es lo que reconoció el propio Gobierno porteño tras un sondeo al cierre del tercer trimestre de 2016. El informe corresponde a la Encuesta Trimestral de Ocupación e Ingresos (ETOI), a cargo de la Dirección General de Estadísticas y Censos que depende del Ministerio de Hacienda porteño. Los resultados son contundentes y arrojan números que evidencian una acentuación en la problemática de la desocupación: la tasa de desempleo en la Ciudad alcanzó el 9,8 % a lo largo del último trimestre, lo que hace una variación anual del 2,6 %.
   Asimismo, en el muestreo, hay 165.851 personas que están en plena búsqueda laboral. En ese sentido, son 46.448 ex-trabajadores más con respecto a los 119.403 del censo predecesor. “El mecanismo que se ha ido formando en los últimos meses implica que a un trabajador que queda en la calle le cueste una enormidad volver a insertarse en el mercado laboral”, indicó Manolo Sueiro, secretario adjunto de ATE Capital. Y agregó: “El Gobierno son los CEOs de las compañías, y este no es precisamente un empresariado que piensa en el país y en los trabajadores”.
En cuanto a los valores por sexo, el asunto afecta en mayor parte a las mujeres, cuya tasa específica trepó algo más de un punto porcentual por encima de los varones.
El informe establece también que la tasa de empleo se redujo sólo 0,6 puntos porcentuales en forma interanual, mientras que la tasa de actividad aumentó un punto porcentual. “Esto podría indicar que la causa principal del aumento del desempleo es más la imposibilidad de absorber las nuevas incorporaciones a la actividad laboral que la pérdida de puestos de trabajo”, sostuvieron desde el organismo, buscando justificar las cifras.
   En tanto, si se lo desglosa por zonas de la Ciudad, la tasa de actividad en el norte (comunas 2, 13 y 14) fue del 60,6 % y hay una desocupación del 4,6 %, mientras que en el sector sur (comunas 4, 8, 9 y 10) la tasa de actividad ascendió al 50,7 %, con un grado de desempleo de 14,5 %. La situación en la zona central, que incluye a los distritos 1, 3, 5, 6, 7, 11, 12 y 15, no varía demasiado: llega hasta los 56,1 % en cuanto a actividad y al 9,9 % en lo que concierne a desocupación.
   A este punto, el sociólogo Artemio López lo considera “un fenómeno notable que se observa en el sur porteño”. Allí, “en la zona enclave del 80 % de las villas y asentamientos de la CABA, donde residen hoy 700.000 habitantes, el desempleo crece notablemente pasando de 8,9 % a 14,5 % entre el año 2015 y 2016”, consideró López.
   “Estamos pasando la época de los 90. Es un desastre”, lanzó, por su parte, Raúl Santillán. Su rubro es el textil, que nuclea a cerca de 100 mil trabajadores en la Ciudad, y que fue uno de los más perjudicados por la ola de despidos. “Nuestra industria se recupera pronto, pero es una de las primeras que cae. A muchos despedidos les quieren pagar sólo el 50 % de indemnización”, agregó Santillán. Por esa causa, desde el sector, vienen reclamando a la Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad, y se dictó la conciliación obligatoria.
“Seguramente la empresa vendrá con otra propuesta de achicamiento de despidos. Pero nosotros velamos por que se les pague a los trabajadores lo que les corresponde”, indicó el gremialista.
   Por su parte, para Marta Yané, referente de la Confederación de los Trabajadores de la Economía Popular y del Movimiento Evita porteño, el asunto no tiene buenas expectativas en el corto y mediano plazo. “Creo que se viene lo peor. Aumento de tarifas, más ajuste y más despidos. No veo un buen panorama”, esgrimió.
   Asimismo, dijo que “hemos vuelto a una época en la que te conviene más poner la plata en un plazo fijo que mantener una fábrica, y eso, claro está, atenta contra los trabajadores”.
Yané vive en Barracas y contó que allí se divisa la crisis a simple vista. “En la Villa 21 tenemos comedores y centros comunitarios para la juventud. Cada vez asisten más chicos. Antes, solamente era la madre de la familia la que venía a buscar ayuda. En la actualidad, en cambio, ves venir a los padres en busca de comida. Eso habla por sí solo de la realidad que se está viviendo”, contó, y finalizó: “La mayoría de los hombres de la Villa son albañiles. Hace un tiempo atrás habíamos armado una cooperativa de construcción y no era fácil conseguir oficiales a cargo. Pero ahora todos vienen a pedir trabajo, porque no tienen”.
Compartir
?