Revista Qué

22 Abr 2015 | desde el FIT

Afirman que, en el PRO, se pelean por quién “hereda” los negocios

La precandidata a jefe de gobierno del FIT cuenta sus propuestas para la Ciudad. Cuestiona la gestión actual, las plataformas de ECO y el FpV. Señala que Michetti y Larreta no se diferencian.

-¿Qué le aportaría el FIT a la Jefatura de gobierno?
-El Frente de de Izquierda es una fuerza a nivel nacional, que ya hizo una muy buena elección en las anteriores legislativas en la Ciudad. Mis compañeros del PTS y el Frente de Izquierda decidieron postularme para una elección que es difícil; hay muchísimos candidatos, sin publicidad oficial. Han sido organizadas y adelantadas a la medida del PRO. Después decidieron implementar el voto electrónico, y cuando vieron que eso favorecía a Gabriela Michetti, lo sacaron.

-¿En qué hace foco la plataforma de campaña del FIT?
-Hay temas de agenda propia: trabajadores, mujeres y jóvenes. Y otros que se han ido imponiendo, como el tema de la vivienda. La Ciudad tuvo dos enormes crisis, como la del Parque Indoamericano, donde reprimieron en conjunto la Policía Metropolitana y la Federal; y la del barrio Papa Francisco. Hay que mirar quién lo dice, porque es bastante habitual que estos temas aparezcan.

-¿Qué les cuestionaría a los otros candidatos?
-Me enteré de que Graciela Ocaña, a quien le gusta hablar de la transparencia, la lucha contra la corrupción, lleva entre sus primeros candidatos a legisladores al abogado de la empresa Donnelley, Diego García Vilas, la gráfica ligada a los fondos buitre, que se fue del país de un día para el otro dejando a casi 400 familias de trabajadores en la calle.

arton27978

-¿Qué opina del cambio de discurso de Martín Lousteau?
-Le han dicho que, para existir, tenía que diferenciarse un poco, porque todos le estamos remarcando su carácter de colateral. Una vez que pasen las PASO, la fórmula de Lousteau y Ocaña va a estar ligada a la del PRO y los radicales. Son y van a ser una colateral, y no tienen grandes cosas para ofrecer. En campaña electoral todos hablan de las necesidades y los trabajadores, pero todos son millonarios. ¿Qué puede saber una persona como Lousteau, que se dedica a la timba financiera en la Bolsa, como él mismo contó? O los demás candidatos, como Rodríguez Larreta.

-¿Carlos Tomada sería buen legislador?
-Es probable que entre como diputado. Con él tenemos una experiencia del año pasado, cuando la empresa Lear dejó más de 300 familias en la calle, y Tomada claramente jugó a favor de la multinacional y de lo peor de la burocracia sindical del Smata. Nada bueno pueden esperar los trabajadores de la Ciudad de un ministro de Trabajo que, después de más de 10 años de gestión, la Argentina tiene niveles históricos de trabajo no registrado.

-¿Cómo ve la interna del PRO entre Michetti y Larreta?
-Se están peleando mucho. No es que uno defiende algo progresista y el otro no. Evidentemente se están peleando por quién es el heredero de la gestión de los negocios de Macri. A Rodríguez Larreta lo conocemos de que viene de la Anses, o su propio hermano, Augusto, con los negociados con Irsa. Yo trabajé durante años en el Banco Hipotecario, así que conozco cómo fue el arribo de Irsa a ese banco. La cantidad de despidos y el maltrato a los trabajadores. Los dos candidatos no han demostrado diferenciarse en lo central en la gestión de Macri.

-¿Qué opina de las grandes empresas que ganan licitaciones en la gestión de Macri?
-La cena con la cual Macri lanza su campaña, en un lugar tan simbólico como la Sociedad Rural, es significativa, porque da una señal del modelo que quiere exportar al país en caso de ser elegido presidente. Está dirigido a los empresarios. Uno ve a Criba, Irsa, los laboratorios. Con la crisis que tiene la Ciudad en hospitales, en su cena no están los enfermeros, médicos y trabajadores de la salud porteña.

LA NOTA COMPLETA, EN EL N° 28 DE QUÉ.

Compartir
?