Revista Qué

21 Jul 2015 | Más repercusiones

Heridas que no sanan en el seno del macrismo

En el PRO aún no cerraron algunas disputas que se recrudecieron luego de la ajustada victoria de Horacio Rodríguez Larreta.

Los resultados del balotaje porteño trajeron al recuerdo heridas que terminaron de sanar en el PRO. Como ya se dijo en múltiples ocasiones, en el macrismo conviven dos corrientes, que si bien en un principio había alcanzado una tregua, con el tiempo volvieron a enfretarse.

Se trata de los políticos contra los comunicadores. El primer grupo, integrado por Gabriela Michetti, Emilio Monzó, Federico Pinedo y varios más procura realizar una construcción política para así poder asegurar un triunfo en octubre. “Las purezas no sirven y no lo entieden”, despotricó el domingo un operador macrista.

macri

Es que el área de comunicación, que responden directamente al secretario de Gobierno, Marcos Peña, y al asesor ecuatoriano, Jaime Durán Barba, planificó la campaña, tanto en la Ciudad como en la Nación, bajo la idea de que con la imágen de Macri alcanzaba y sobraba.

Fue la misma Michetti la que el domingo, horas después de conocido el resultado, le enrostró a Peña y a Durán Barba que continuaban cometiendo los mismos errores. “Durán Barba es un táctico, solo ve el futuro inmediato, que en éste caso fue la interna. Lo que necesitamos ahora es un estratega, alguien que miré más para allá y ese tiene que ser Macri”, precisó la misma fuente.

En la reunión de ayer, en donde si hubo elogios pero abundaron las criticas, se comenzó a definir el panorama. Habrá que buscar consenso entre las fuerzas de Cambiemos. En el PRO saben que tienen el candidato, pero que solos no podrán, tendrán que darle más importancia a la negociación con la UCR y la Coalición Cívica.

Compartir
?