Revista Qué

7 Jun 2017 | compro la torre Philips

IRSA se extiende en la Ciudad

El grupo IRSA se sigue expandiendo en el barrio de Saavedra, anunció la compra del edificio donde actualmente funciona la administración de la empresa Philips, sobre la avenida General Paz, a metros del cruce con la Panamericana. La operación se concretó en US$ 29 millones y completa el espacio para la construcción del complejo Polo […]

El grupo IRSA se sigue expandiendo en el barrio de Saavedra, anunció la compra del edificio donde actualmente funciona la administración de la empresa Philips, sobre la avenida General Paz, a metros del cruce con la Panamericana.

La operación se concretó en US$ 29 millones y completa el espacio para la construcción del complejo Polo Dot, que combinará en un mismo predio shopping center, oficinas y un hotel, con una inversión total de US$ 450 millones.

“Estamos convencidos de que se trata de una zona con un gran potencial, porque ya se está conformando como un nuevo polo corporativo. La ubicación es privilegiada, con la mayor intersección de autopistas de la Argentina, a lo que se suma la ventaja de que es una propiedad en la Capital Federal”, afirma a La Nación Daniel Elsztain, director del Negocio Inmobiliario del grupo IRSA.

Los futuros inquilinos de la zona incluyen, además de MercadoLibre y Falabella, a Coca-Cola, que está construyendo su propio edificio, pegado al Polo Dot, pero sin compartir la propiedad con IRSA y adonde la multinacional mudará su administración central. En el caso de Philips, el acuerdo con el nuevo dueño del edificio contempla que la empresa se quede hasta fin de año y después buscaría una nueva ubicación.

“Vemos que hay un interés muy grande por la zona, especialmente de empresas del rubro de tecnología, que cuentan con un staff en promedio más joven y que buscan propuestas de uso mixto, como la que podemos ofrecer en el Polo Dot gracias a la cercanía con el shopping”, sostiene Elsztain.

Los planes del grupo para el proyecto incluyen la construcción de cuatro edificios de oficinas, una ampliación del shopping en 15.000 metros cuadrados y la incorporación de un hotel de 100 habitaciones, que apuntará a satisfacer la demanda de hospedaje de las empresas que se vayan mudando a la zona.

Una vez concluido, el Polo Dot sumará en total 125.000 metros cuadrados de nuevas oficinas y espacios de usos mixtos. La obra incluye la conversión de la calle Posta -que corre paralela a las líneas del ferrocarril Mitre- en un boulevard hacia la calle Vedia y el desarrollo de un parque verde de 10.000 metros cuadrados.

En el caso de la torre que pertenecía a Philips, la idea de los nuevos dueños es reciclar completamente el edificio, pero sin tirarlo abajo. En total, se le agregarán cuatro plantas vidriadas y se conservarán los pisos originales, aunque incorporando nuevas tecnologías y los materiales que lo harán elegible para obtener la norma LEED (la certificación que identifica las obras ecoambientales). Este reciclado estará finalizado en el primer trimestre de 2018.

Compartir
?