Revista Qué

29 Abr 2017 | Gremios y política

El juego de los sindicatos

La Ciudad se apresta para los comicios de medio término y los partidos políticos definen sus candidaturas. El movimiento obrero sindical no es ajeno a la coyuntura y empieza a dilucidar con quién jugará estas elecciones. El macrismo y el peronismo apuntan a obtener el voto obrero. El movimiento obrero sindical ha tenido, desde su […]

La Ciudad se apresta para los comicios de medio término y los partidos políticos definen sus candidaturas. El movimiento obrero sindical no es ajeno a la coyuntura y empieza a dilucidar con quién jugará estas elecciones. El macrismo y el peronismo apuntan a obtener el voto obrero.

El movimiento obrero sindical ha tenido, desde su irrupción a fines de siglo XIX, un papel fundamental dentro de la historia política argentina. Punta de lanza de las grandes transformaciones políticas y sociales, los sindicatos continúan siendo espacios de disputa de donde los distintos partidos intentan obtener rédito, sobre todo en épocas electorales.

Luego del paro general de la CGT, el pasado 6 de abril, se demostró nuevamente el poderío político del movimiento sindical argentino. Pe-ro la actividad política de los gremios, lejos de decaer después de la medida de fuerza, ha cobrado más impulso, ya con vista a la conformación de las listas que compulsen en los comicios de medio término.
Revista Qué realizó un relevamiento de la actividad política de distintos gremios de la Ciudad de Buenos Aires de cara a las elecciones legislativas de octubre.

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE Capital) participa de la Mesa de Agrupaciones Políticas y Sindicales de la Ciudad de Bue-nos Aires. “Dentro de ese espacio hay 30 sindicatos de la Ciudad, entre los que están UOM Capital, el Sindicato de Far-macias, los Gráficos, el SiTraJu, los curtidores, hay una agrupación bancaria, la SATSAID y ATE, con su lista Verde y Blanca”, comentó Luciano Fernández, secretario gremial del sindicato estatal.

ATE Capital tiene un encuadra-miento político dentro de lo que se conoce como el “kirchnerismo duro”, compuesto por organizaciones como La Cámpora, Nuevo Encuentro, Peronismo Militante, entre otras. Responde a la conducción directa de la expresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.

El otro gremio estatal que tiene la Ciudad, la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN), que anteriormente ha tenido una actitud menos combativa con el oficialismo, hoy plantea una total oposición a las medidas del macrismo contra los intereses de los trabajadores. Con la mirada en octubre, UPCN está reconfigurando su estrategia política, luego de que Felipe Solá declinara su candidatura a diputado nacional.

Con una pata dentro del PJ porteño y la sustentación territorial brindada por el NEP de Juan Manuel Olmos, UPCN alienta la conformación de un espacio amplio. “Tenemos que construir un frente electoral lo más amplio posible, que incluya a sectores que estaban con nosotros en el armado del Frente para la Victoria, y también a otros que no lo estaban, como el Fren-te Renovador o Proyecto Sur”, reveló a Qué Fernando Barrera, dirigente peronista y miembro de UPCN.

Por su parte, el Sindicato Unico de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (SUTERH) es otro de los gremios con un despliegue político sumamente notorio. Víctor Santa María, conductor del gremio, reconoce en Cristina Kirchner la conducción estratégica del movimiento peronista. Impulsado por la exmandataria para la construcción de un `espacio amplio y plural´ en Ciudad, el presidente del PJ porteño es un febril articulador de sectores del peronismo y del progresismo capitalino.

Entre ellos, se encuentran exfuncionarios kirchneristas, parlamentarios del Mercosur, representantes gremiales y del laudatismo.

Por el lado de gremios que coinciden con el oficialismo, se puede citar a aquellos enrolados en las 62 Organizaciones Gremiales Peronistas, lideradas por el titular de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), Gerónimo “Momo” Venegas. Hace pocos días, el líder del Partido Fe, integrante del frente Cambiemos, se reunió con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, con el objetivo de trazar una estrategia de trabajo po-lítico conjunto para el distrito capitalino.

Luis Barrionuevo, líder de los gastronómicos, demostró tener una relación “amor/odio” con el macrismo. Acérrimo defensor hasta la llegada al poder de Macri, últimamente se mostró muy crítico del Gobierno, e incluso se plegó al paro general del 6 de abril. En la Ciudad, su cuñado, Dante Camaño, a cargo del gremio, no adhirió a la medida de fuerza.

Santa María, tras un frente amplio

El sindicato de los encargados de edificios, liderado por Víctor Santa María, quien además es presidente del Partido Justicialista porteño, ratificó su apoyo al liderazgo de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.
“Entendemos que, en este año y 7 meses de macrismo, Cristina sigue siendo la conducción estratégica de nuestro movimiento. CFK ha demostrado siempre estar al lado de los trabajadores. Y es verdad que, en doce años de gobierno de Néstor y Cristina, todas las políticas y medidas que se tomaron fueron a favor del movimiento obrero”, ar-gumentó el secretario ge-neral del SUTERH.

Santa María habló sobre el armado político que están sustentando desde el gremio que comanda: “Los que venimos del peronismo y del kirchnerismo, y que hemos charlado con Cristina, le hemos contado nuestra posición: que estamos trabajando en el armado de un espacio amplio. Ella lo único que nos pidió es que, en la construcción que hagamos en la Capital, seamos amplios y plurales, cosa que estamos tratando de hacer. Intentamos sumar a todos los que piensan distinto para afrontar juntos un futuro en el cual tengamos que poner fre-no a las políticas neoliberales del macrismo”. El presidente del PJ porteño contó que SUTERH viene participando, desde hace años, a través de la agrupación político-gremial del sindicato, “2 de Octubre”, en distintos espacios de debate, como la Mesa de Agrupaciones Políticas y Sindicales de la CABA.

La mesa de los sindicatos K

Participan de la Mesa de Agrupaciones Políticas y Sindicales de la CABA, cercana al kirchnerismo, las siguientes organizaciones: Asociación Banca-ria, Federación Gráfica, Docentes Universitarios (CONADU), Trabajadores del Correo (AATRAC), Confederación de Educa-dores Argentinos (CEA), Empleados de Farmacia, Docentes Privados (SADOP), Trabajadores de Enfermería (SITRE), Sindi-cato Televisión, UOM-CABA, Judiciales (SiTraJu), Telefónicos (FOETRA), Unión Ferroviaria, Sindicato de Conductores de Motos, Vendedores de la Vía Pública, Sindicato de la Manufactura del Cuero (FATICA), Sindicatos de Obreros Curtidores, Adua-neros, entre otras.

Divididos y cercanos al oficialismo

Otro gremio significativo de la Ciudad es el de los taxistas. El mismo está dividido entre el sector liderado por Omar Viviani, del Sindicato de Peones de Taxis, y la facción de José Ibarra, secretario ge-neral de la Federación Nacional de Conductores de Taxis.
Viviani intenta mostrar un perfil opositor al macrismo pero tiene buenos vínculos con funcionarios nacionales, como los mi-nistros Dietrich y Triaca, y dice tener “una excelente relación” con Rodríguez Larreta. Incluso el macrismo aprobó proyectos de Claudio Palmeyro, que es vocal del sindicato de Omar Viviani. Ibarra responde políticamente al “Momo” Venegas, del cual es secretario adjunto en las ○`62 Organizaciones´, motivo por el cual no adhirió al paro de abril. Ambos gremios actuaron en conjunto contra Uber, y es probable que, para las elecciones, vuelvan a ubicarse en veredas opuestas.

Los municipales porteños, un gremio cuestionado

El Sindicato Unico de Trabajadores del Estado de la Ciudad de Buenos Aires (SUTECBA) es el gremio que nuclea a la gran mayoría de los empleados municipales del distrito porteño. Con una antigüedad de 100 años y 100.000 afiliados, SUTECBA es conducido desde hace 34 años por Amadeo Genta. El gremio está enrolado dentro de la CGT y adhirió al paro general del 6 de abril. Políticamente, relanzaron la ‘Agrupación Misioneros de Pe-rón’, como brazo político para el armado de un “espacio político federal”. Si bien el sindicato de mu-nicipales se muestra opositor a las medidas del macrismo, desde otros gremios acusan a SUTECBA de connivencia con el gobierno de Rodríguez Larreta.

Cristina es la figura excluyente

Luciano “Lucho” Fernández, secretario gremial de ATE Capital, dialogó con Qué y reveló cuál es el juego político del otro gremio estatal porteño. Sin rodeos, Fernández expuso el posicionamiento del gremio: “Para nosotros, la única figura excluyente en es-ta discusión es Cristina Fer-nández de Kirchner”. “Somos parte de la mesa de Agrupaciones político-sindicales de CABA, donde hay 30 sindicatos de la Ciudad. Somos fundadores de ese espacio, y desde ahí plantean que la conducción política del campo nacional y popular hoy lo detenta CFK. No obstante, hay que intentar construir el Frente Ciudadano con actores que hoy no estén dentro del espacio del FpV, pero la definición tiene que ser la unidad y no el encabezar una lista”, aseveró el dirigente de ATE.

Consultado sobre nombres para las elecciones, “Lucho” Fernández aclaró: “En la Ciudad no tenemos claramente un candidato como CFK. El límite es que no nos proscriban ni a nuestra conductora ni a aquellos compañeros que tienen una fuerte identificación con ella; es decir, a aquellas organizaciones que se quedaron al lado de Cristina y no se prestaron al falso juego de la gobernabilidad”. Fernández criticó a la actual conducción de la CGT asegurando que hay que volver a dar-le a la Central “una impronta política fuerte, no jugando a las escondidas como se hace ahora en la dirigencia sindical. Por ejemplo, Daer diciendo que no se politice la marcha del 7 de marzo, y terminó como terminó”.

Opositores coyunturalmente

Con más de un millón de afiliados, la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECyS), liderada por Armando Cavalieri, es uno de los gremios más poderosos del espectro sindical argentino. Políticamente, está considerado como uno de los gremios “independientes”. De cara a las elecciones, si bien no hay un alineamiento concreto con algún partido determinado, FAECyS hizo conocer su total oposición a las políticas económicas del macrismo por el cierre de miles de comercios en todo el país. Igualmente, acordó paritarias en un 20 %.

La otra opción peronista 

Fernando Barrera, dirigente de UPCN, dialogó con Qué sobre el rol de ese gremio en la política porteña. “Tenemos un importante desarrollo territorial en el peronismo de la Ciudad. Andrés Rodríguez, secretario general de UPCN, es el vicepresidente primero del Partido Justicialista, y yo apoderado del partido en la Ciudad”, expresó Barrera. El dirigente comentó que, para esta elección de medio término, buscan constituir “un espacio lo más amplio posible, que contenga a los distintos sectores y que pueda proyectarse al 2019 como una alternativa para gobernar la Ciudad frente al PRO”.

Luego de la frustrada candidatura de Felipe Solá, desde el gremio de los estatales, siguen armando un espacio amplio. “Esta-mos trabajando con el Nuevo Espacio de Participación (NEP) -liderado por Juan Manuel Olmos- y también con el Movimiento Evita. Además, con algunos sectores de la centroizquierda, como por ejemplo Proyecto Sur.

Con “Pino Solanas” también venimos acordando muchas cosas”, comentó Barrera sobre sus aliados políticos. Si bien Solá era el elegido para liderar la lista de este espacio peronista, que mantiene claras diferencias con el kirchnerismo, hay otros nombres en danza. “Llegado el momento, definiremos quiénes son las personas que deban ocupar esos cargos y re-presentaciones. Tenemos dirigentes como Jorge Taiana, Roberto Lavagna, María Rosa Muiños y otros cuadros políticos que pueden ocupar espacios en la conformación de un frente”, finalizó Barrera.

 

Compartir
?