Revista Qué

29 Ago 2015 | Le dejó el mando a Scioli

Kicillof se alejó de la campaña en la Ciudad

El primer candidato a diputado nacional por la Ciudad se concentró en su rol de ministro. En su apretada agenda, Scioli no olvida la Ciudad. El trabajo de campaña, a cargo de la mesa chica.

Se esperaba que esta última semana Axel Kicillof retomara sus recorridas por la Ciudad, para continuar con la campaña de cara a las elecciones de octubre. Sin embargo, lejos de aparecer por territorio porteño, el primer candidato a diputado nacional se concentró en sus actividades económicas y le dejó esa tarea a Daniel Scioli.

“El desafío del Estado no es seguir recetas ortodoxas de políticas neoliberales que liquidaron al sector empresarial durante los 90s, sino aplicar las mejores soluciones para seguir creciendo, incluyendo, industrializando y desendeudando, claves de nuestro proyecto económico ante un mundo que está para atrás”, señlaó días atrás en el Consejo de las Américas.

Entre otras cuestiones, se cruzó -una vez más- con el macrismo por el precio del dólar. Además, hizo énfasis en las palabras de Cristina el estado de violencia que se busca generar.

Kicillof

Por su parte, Daniel Scioli parece haber concentrado todas las miradas durante la última semana. Con una agenda cargada, no sólo expuso en el Consejo de las Américas, sino, además lo hizo en el seminario de Ciencia, Tecnología e Innovación “Del crecimiento al Desarrollo”.

Allí remarcó que “el desendeudamiento y reindustrialización del país abre oportunidades para el desarrollo de todos los sectores de la producción y del empleo. Es por eso que aliento a los investigadores a que unamos esfuerzos en esta agenda que nos va a generar cada vez más posibilidades”.

El último acto en el que participaron en conjunto fue hace una semana en el Plenario del Partido Justicialista de la Ciudad, donde se reunión todo el aparato del FpV: funcionarios, candidatos y referentes locales y nacionales.

A partir de entonces, los dirigentes le dejaron a la mesa chica del FpV porteño que coordinara los trabajos del armado de la campaña. La primera movida fuerte fue la instalación de 100 mesas en el eje Rivadavia, desde la Comuna 3 hasta la 7, luego hasta la Comuna 10 inclusive.

Uno de los objetivos es llegar a los 26 puntos en octubre, en territorio porteño, e, incluso, superarlo. El otro es que, para lograrlo, quieren redireccionar los 130.000 votos que el PRO perdió a manos del Frente Renovador.

Compartir
?