Revista Qué

30 Sep 2015 | Teatro por la Identidad

Kicillof y Montenegro, de campaña por los DDHH

Los candidatos a diputados nacionales por la Ciudad estuvieron en el Cine Goumon. “Hay que encontrar a los responsables económicos de las dictaduras militares”, señaló el ministro.

El primer candidato a diputado por el Frente para la Victoria por la Ciudad de Buenos Aires, Axel Kicillof, concurrió al Cine Goumont, donde se realizó la presentación de la obra de teatro La Marca en el orillo, basada en la vida de su compañera de lista, Victoria Montenegro, hija militantes del ERP, secuestrados y desaparecidos durante la última dictadura cívico militar.

Ante la sala del Espacio INCAA, colmada por 500 mujeres que participan del programa Ellas Hacen, Kicillof aseguró “el proyecto económico, que fue la causa profunda y central de la dictadura militar, se dedicó a desaparecer industrias, puestos de trabajos, clases sociales y necesidades”. En este sentido, el Ministro explicó que la dictadura intentó instalar “un proyecto neoliberal que necesitó expresarse con mucha más violencia y muerte en países como la Argentina porque en el país estaba en marcha un proyecto de emancipación”.

Asimismo, el titular de la cartera económica destacó la necesidad de avanzar en los juicios contra la complicidad civil con el terrorismo de Estado al afirmar que “tenemos que seguir trabajando en encontrar a los responsables económicos de las dictaduras militares” que buscaron instalar “proyectos económicos pensados para unas minorías, para generar más concentración de la riqueza, más desigualdad, más exclusión, más desempleo, y más pobreza”.

Kicillof lamentó que “esos responsables todavía estén dando vuelta recorriendo canales de televisión, asesorando a candidatos políticos, o que pretendan presentarse como una alternativa a los proyectos populares en la Argentina” y afirmó que si hoy “tenemos dignidad, ingresos, trabajo, industria, y futuro, entonces nuestra lucha por los Derechos Humanos no es una lucha de la nostalgia de reparar sino de construir, de crecer, y ponemos esos valores de las generaciones pasadas para trabajar en el presente para que los argentinos podamos tener un futuro digno que reconoce nuestro pasado”.

Kicillof y Victoria Montenero en el INCAA

Por esta razón, el candidato a diputado nacional sostuvo que “la única forma de trabajar con profundidad y sin miedos en Derechos Humanos es hacerlo trabajando para recuperar nuestro pasado y para que esa exclusión, esa concentración, esa inequidad, desigualdad, e injusticia en la distribución de la riqueza, sea también solucionada a través de políticas económicas, industriales, sociales que le permiten a nuestro pueblo recuperar la dignidad”.

Con respecto a la presentación teatral, Kicillof aseguró que “las luchas populares se deben difundir a través del arte popular” y señaló que “la tarea de la difusión de lo que pasó en la Argentina es una tarea que hoy continúa, que no está completa, no sólo por los 400 nietos que falta recuperar sino por todo lo que falta en el terreno de los juicios”.

Finalmente, el titular del Palacio de Hacienda advirtió sobre “el dispositivo que está recorriendo América Latina, que algunos lo llaman golpes de mercado o golpes blandos, que encuentran a los medios, a la Justicia, y los poderes económicos, actuando en contra de las candidaturas y los proyectos nacionales y populares democráticos”.

Por su parte, Montenegro destacó la lucha de las Abuelas de Plaza de Mayo al afirmar que consiguieron que la ciencia avance en mecanismos para poder identificar a los hijos de desaparecidos a través del Banco Nacional de Datos Genéticos. “Gracias a las Abuelas pude recuperar la verdad, pude saber mi nombre, pude empezar a militar políticamente y pude entender que todo lo que me habían dicho era mentira y que sí valía la pena comprometerse con la vida”, agregó.

Asimismo aseguró que los argentinos “somos los únicos en toda América Latina que nos pudimos hacer cargo de nuestra historia, somos los únicos que tuvimos el coraje, y como dice la Presidenta, ‘no fue magia’; fue la decisión política, fue la decisión política de Néstor Kirchner de llamar las cosas por su nombre y terminar con la impunidad”. Por esta razón, Montenegro manifestó su orgullo “de ser parte de esta Argentina que pudo hacerse cargo de su historia y que la pudo transformar”.

La candidata a diputada nacional resaltó el programa Ellas Hacen del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, que apunta a que 100 mil mujeres en todo el país puedan formar parte de una cooperativa y trabajar para mejorar sus barrios, capacitarse y terminar sus estudios. En este sentido, Montenegro sostuvo que se le otorgan a las mujeres “herramientas necesarias para que también sean protagonistas del cambio” y aclaró que “no son planes donde el Estado tira la plata sino todo lo contrario; son programas de inversión de un Estado que piensa y trabaja permanentemente”.

Compartir
?