Revista Qué

22 Jul 2015 | Diputados nacionales

La batalla que se viene

Las fuerzas ya delinearon su campaña nacional en la Ciudad, mucho más corta, por la reciente contienda local. El optimismo de Cambiemos y el objetivo del FpV, además de la pulseada de Massa y la izquierda

Tras el balotaje porteño, queda en orden la pelea más importante: la elección nacional en la que se define la jefatura de Estado por los próximos cuatro años y, con ella, la Ciudad de Buenos Aires dirime su representación en el Congreso donde hay 12 bancas en disputa.

Hay 13 frentes anotados para competir en la Ciudad que, en total, suman 17 listas. Los presidenciables, entre la gentileza y la apuesta, pugnan por consolidarse en un distrito importante en el marco nacional, donde el PRO cree posicionarse en primer lugar, y el Frente para la Victoria debate la mejor estrategia.

Muchos precandidatos ya calentaron motores y colaron alguna que otra foto mientras la pelea en la Capital aún no estaba resuelta. Sólo la Coalición Cívica, con un acto de lanzamiento de Elisa Carrió por la Presidencia de la Nación, presentó a sus candidatos para el Congreso.

la batalla que se viene

El resto de los frentes quedó atrapado por la disputa local y postergó actos. No obstante, nadie busca dar un paso en falso. Axel Kicillof se metió de lleno en la campaña de Recalde y gozó del beneplácito de Cristina Fernández de Kirchner, una apuesta fuerte en un te-rritorio en el que se busca repuntar y, al menos, no perder terreno con performances anteriores.

Sólo tres frentes en la Ciudad tendrán internas. El frente Cambiemos, con la competencia del PRO, la Coalición Cívica y la Unión Cívica Radical por su lado; el Frente de Izquierda como coletazo de las divergencias entre el Partido Obrero y el Partido de los Trabajadores Socialistas, y el frente Progresistas li-derado por Margarita Stolbizer en el que pelean Victoria Donda -apoyada por Libres del Sur- y Manuel Garrido, con el respaldo del GEN y el Partido Socialista.

 

Cambiemos

La estrategia es abordar la idea de “cambio” tan popularizada por Mauricio Macri. Y hacia adentro, cada espacio buscará diferenciarse en línea con su precandidato presidencial. En este caso, no es menor que dos de sus postulantes se metieron, con diferente intensidad en la elección porteña.

Como dato general, la aspiración de la convergencia es de entre cinco y siete escaños. De ellos, el PRO se muestra optimista y aspira a quedarse con, por lo menos, cuatro de esos lugares, un pronóstico reconocido por radicales y lilitos. Hay un piso del 15% para cruzar las listas por sistema D’Hont.

A regañadientes, Macri se quedó la última semana en la Ciudad en detrimento de la campaña nacional para respaldar a su candidato Horacio Rodríguez Larreta. Para algunos, se trata de una trampa que se creó él mismo al fijar la elección en una fecha cercana a los comicios nacionales.

De cualquier manera, el escenario que se dio en el balotaje clarificó aún más la situación interna. El precandidato y presidente de la UCR, Ernesto Sanz, salió a afirmar que una victoria de Lousteau “favorecería” su candidatura y no esquivó mostrarse con el dirigente de ECO a una semana del balotaje.

A la postre, la performance de Energía Ciudadana Organizada ma-nifestó un armado consolidado en la Ciudad que, hasta el momento, es una incógnita cómo se replicará eso en el ámbito nacional. En ese análisis, también pesará la participación de Lousteau en la campaña de Carrió y Sanz.

No es menor que los primeros candidatos tanto de la Coalición Cívica como de la UCR se mostraron con el candidato a Jefe de gobierno en diferentes tramos de la etapa proselitista. Incluso el candidato radical, Mariano Genovesi, que es además apoderado del frente ECO, acentuó sus apariciones junto al autor de Economía 3D.

Abogado radical y persona de máxima confianza de la conducción radical porteña, Genovesi acentuó su intervención en las recorridas que hizo el ex ministro de Economía por los diferentes barrios porteños en el último tiempo. Incluso en el cierre de campaña, Lousteau elogió su rol frente a la polémica por el voto en blanco y lo mencionó como “futuro diputado nacional”.

A priori, sobre esa base, el radicalismo está en mejores condiciones de aprovechar el armado ECO, teniendo en cuenta, además, el distanciamiento de Carrió del candidato de ECO en el último tiempo. Pero es una ficha a jugar sobre la que hay muchas definiciones pendientes.

Desde el otro lado, Patricia Bullrich ya tiene una serie de fotos acordadas con Mauricio Macri. Se sabe ganadora, más aún luego del triunfo porteño, que salió casi como proyecto el PRO a fines del año pasado, a pesar de los dolores de cabeza que le trajo el balotaje.

los primeros candidatos

 

Frente para la Victoria

El kirchnerismo se fijó repetir la cantidad de votos que tuvo en la Ciudad Cristina Fernández de Kirchner en 2011, cuando la boleta de diputados nacionales se impuso con el 35% y logró colocar cinco diputados nacionales, un objetivo que, por lo bajo, algunos dirigentes reconocen que es complicado. La expectativa es lograr tres escaños.

La alta imagen positiva que conserva el mandatario bonaerense es un buen aliciente para el comité porteño que ve en el Gobernador bonaerense la forma de ganar peso en un territorio tradicionalmente hostil al kirchnerismo y que en la última elección quedó relegado como tercera fuerza local.

Santa María, el titular del PJ de la Ciudad, apuesta a ajustar las clavijas en los próximos meses, mientras La Cámpora cobra influencia de los dife-rentes resortes institucionales. Ya se sabe que Mariano Recalde estará en cada etapa de la campaña al lado de su amigo, Axel Kicillof, quien busca calzarse el traje de diputado.

La idea es continuar el camino trazado por el titular de Aerolíneas Argentinas. Así lo decidió la conducción porteña en una reunión este sábado de la que participaron además el sciolista Gustavo Marangoni, el ex ministro Daniel Filmus, Carlos Tomada, Juan Cabandié y el titular de la CGT oficialista, Antonio Caló.

 

Unidos por una Nueva Argentina (UNA)

Marcos Lavagna es la apuesta de Sergio Massa en la Ciudad para repuntar, en el marco de la alianza con el cordobés José Manuel de la Sota. El equipo del Frente Renovador delineó una campaña de correlato de las medidas nacionales anunciadas por el ex intendente de Tigre en su proyecto presidencial con críticas a la gestión de Mauricio Macri.

Por caso, Lavagna presentó la semana pasada las políticas de gobierno para el “desarrollo de la agro industria, la industria manufacturera y la infraestructura”. Desde el espacio confían en llegar a lograr 8 puntos y abrigan la esperanza de poder llegar a colocar dos legisladores.

Progresistas

El ex fiscal anticorrupción Manuel Garrido y la mediática diputada Victoria Donda se disputan la foto con Margarita Stolbizer. Como se recordará, sobre el cierre de listas, no hubo acuerdo por la cabeza de lista y cada sector presentó la suya dentro de la misma convergencia.

Sin embargo, los resquemores no desaparecen. Donda formalizó el inicio de su campaña como candidata el viernes 10 de julio, el mismo día en que lo hizo Garrido que se llevó la primera foto con la presidenciable de Progresistas. Al otro día, Donda se llevó la suya en Mar del Plata.
Para la formación de la lista definitiva hay un piso del 18% en las PASO.

mandatos de diputados de la ciudad

Frente de Izquierda (FIT)

La falta de acuerdo entre el Partido Obrero (PO) y el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) devino en una diferencia que afectó al frente y provocó la competencia de listas en la casi totalidad de las categorías. Izquierda Socialista (IS), otro de los partidos del frente, se plegó al armado del Partido Obrero con Jorge Altamira a la cabeza, una alianza que también se traslada al orden local.
Por el PO encabeza la nómina el dirigente Gabriel Solano, mientras que desde el PTS la nieta recuperada Victoria Montenegro está al frente de la lista, una disputa en buenos términos pero que revela un cierto quiebre en el FIT, manifestado por caso, en la celebración por separado de cada sector del resultado porteño.

En suma, las PASO es el primer test electoral gravitante de la cuestión nacional que ofrece la fortaleza y/o la debilidad de cada fuerza hacia adentro.

LEA LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA Nº 41 DE REVISTA QUÉ

Compartir
?