Revista Qué

29 Sep 2015 | Estado de hospitales

La Ciudad suma críticas en el área de Salud

El asesor de Gustavo Vera dijo que, en el Hospital Udaondo, encontraron una rata muerta. Zambrano comentó las deficiencias en centros de atención, y cuestionó que la inauguración del Cecilia Grierson sea en partes.

Luego de que el Hospital Garrahan estuviera, estos días, en el centro de la polémica por el conflicto presupuestario tanto del lugar como el sueldo al personal, desde la oposición resaltaron otras falencias de distintas unidades de atención.

“El Hospital Udaondo se encuentra en un estado de degradación edilicia y un problema tremendo en la mala esterilización del instrumental, que tiene como consecuencia que los operados estén infectados. La sala de esterilización tiene los vidrios rotos y las ventanas están agarradas con una venda, porque no cierran”, le comentó a QUÉ Ricardo Zambrano, asesor en salud del diputado porteño Gustavo Vera.

“El personal no tiene sala de estar, y en la guardia están todos agolpados; hace poco encontramos una rata muerta”, comentó Zambrano, quien fue jefe de Unidad de Traumatología del Hospital Santojani, y se desempeñó, además, en otros centros de salud durante treinta años, sobre todo en la zona Sur de la Ciudad.

De acuerdo al asesor, la Ciudad disminuyó entre un 2 y un 3 por ciento el presupuesto en Salud de este año respecto del 2014, con lo cual tiende a ser más crítica la posibilidad de atención a los pacientes.

Otra de las falencias del macrismo, argumentó Zambrano, es la poca inversión en obras. “Del Hospital Cecilia Grierson, lo que van a inaugurar es la guardia, porque la parte de diagnóstico recién estará terminado en 2018, y la de internación en 2020”.

Cesac N° 18, Villa Lugano

El PRO, además, quiere remoler un Centro de Salud ubicado en Villa Lugano, para volver a construirlo. Por este tema, el viernes último el legislador Vera llevó a cabo una conferencia de prensa en la Legislatura porteña.

Según la opinión de Zambrano, la crisis en la salud tiene como antecedente el año 1992, cuando se traspasaron los hospitales desde Nación a Ciudad. “Desde entonces no se actualizaron las plantas ni los nombramientos. Las divisiones, los departamentos, las unidades y los sectores están a la buena de Dios. El personal tiene nombramiento, no por especialidad, sino como suplentes, lo cual permite echarlos”, sostuvo el asesor en Salud.

Rata muerta en el Hospital Udaondo

Compartir
?