Revista Qué

30 Nov 2016 | Presupuesto vigente

La ejecución va a ritmo lento

Según las cifras provisorias del Gobierno de la Ciudad, el gasto general hasta el cierre del tercer trimestre está lejos del ideal. Si bien algunos organismos presentan valores acordes a esta etapa del año, hay otros en los que las subejecuciones son moneda corriente. El detalle, área por área. Cuando ya se va terminando el […]

Según las cifras provisorias del Gobierno de la Ciudad, el gasto general hasta el cierre del tercer trimestre está lejos del ideal. Si bien algunos organismos presentan valores acordes a esta etapa del año, hay otros en los que las subejecuciones son moneda corriente. El detalle, área por área.

Ejecucion presupuestaria #112

Cuando ya se va terminando el período 2016, y con un Presupuesto que contó con una fuerte ampliación a mitad de año, los números de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta no se acercan demasiado al ideal.

Los datos provisorios de la ejecución efectuada hasta el tercer trimestre, si bien resultan relativamente acordes en algunas áreas gubernamentales, en líneas generales presentan un efecto lento: el gasto asciende al 60 %y hay un amplio margen de subejecución.

Qué accedió a las cifras oficiales y comprobó que, en muchos casos, el Gobierno no ha gastado como se esperaba en el inicio de la gestión.

En el ámbito ministerial, hay tres que rozan el número adecuado: el Ministerio de Ambiente y Espacio Público, el Ministerio de Salud y el Ministerio de Educación.

La cartera que dirige Eduardo Machiavelli devengó el 72,73 % de los $ 15.621.338.170 que administra. Sin embargo, solamente erogó $ 34.039.204 de los $ 465.178.518 que tiene asignados para Obras de Re-generación Urbana, y $ 156.022.095 de los $ 457.804.669 que tiene en materia de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos.

La cartera de María Soledad Acuña es la segunda en el podio de los que mejores ejecuciones presentan, habiendo devengado ya el 70,7 % de los $ 26.279.278.046 de su caja. No obstante, el dato nota-ble se desprende de que la Direc-ción de Infraestructura Escolar gastó sólo el 16,62 % de su crédito ($ 101.528.256 de $ 610.851.910), y que el rubro de Asistencia Alimentaria y Acción Comunitaria continúa a paso lento: solamente se erogó el 45 % de
$ 1.857.008.408.

Salud, ámbito que maneja Ana María Bou Pérez, erogó el 70 % de su presupuesto anual y muestra un desempeño casi ejemplar, con áreas internas sin subejecuciones, incluso en el ítem de Atención Primaria, punto inconsistente al cierre del segundo trimestre.

¿Quiénes son los que muestran ejecuciones más flacas? Una es la Vicejefatura de Gobierno de Diego Santilli, que erogó $ 23.968.202, lo que representa el 29,15 % de su presupuesto. De ahí depende la Secretaría de Desarrollo Ciudadano, cuya función es formular proyectos de fortalecimiento de la cultura cívica, y que gastó un escaso 22 % de los $ 31.869.835 que tiene asignados.

En tanto, el Ministerio de Seguridad y Justicia es la cartera que menos ejecutó: el 47,79 % de su monto total, que recibió una fuerte inyección por la creación de la nueva Policía, llegando a los $ 21.966.175.252.

Desarrollo Urbano y Transporte, a cargo de Franco Moccia, erogó el 59 % del dinero que maneja. La principal flaqueza se halla en el Plan Hidráulico de la Unidad de proyectos Especiales (UPE). Allí, se gastaron sólo $ 124.848.166 de un total de $ 696.358.382; o sea, el 17,92 %. Por su parte, la Dirección General de Tránsito presenta una subejecución del 33,54 %, tras haber desemboslado $ 223.715.206 de $ 666.844.794.

En esa sintonía, la Dirección General de Transporte Masivo de Buses Rápidos sólo ejecutó el 19 % de su capital de $ 622.347.473, mientras que un escenario similar se aprecia en Señalización Luminosa y Señalamiento Vial, con montos devengados del 29 y 16 por ciento, respectivamente.

El Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC), por su parte, también presenta cifras escasas en varios programas, como en la Rehabilitación de Conjuntos Urbanos, donde se gastaron $ 93.924.449 de 224.587.120 (41 %), y en el ítem de Reintegración, Integración y Transformación de Villas, que devengó sólo el 0,7 % del monto que tiene destinado (gastó $ 1.597.200 de $ 222.753.270). Este es un punto esencial, ya que se en-marca en uno de los bastiones del discurso de Rodríguez Larreta, que clama por la integración y urbanización de las zonas más marginadas.

En cuanto a los organismos descentralizados, la Procuración Gene-ral es la que más se acerca a los nú-meros ideales, habiendo efectuado un gasto del 70,41%. La siguen la Audito-ría General de la Ciudad (65,8 %) y el Ministerio Público (62,2 %).

El Ministerio de Modernización e Innovación Tecnológica, que comanda Andy Freire, tampoco le escapa a las subejecuciones, pues devengó el 54 % de un presupuesto total que asciende a los $ 1.630.437.636. Dentro del organismo, se destacan el Ente de Turismo y la Subsecretaría de Ciudad Inteligente. Mientras que el prime-ro erogó $ 93.987.882 de un total de $ 227.496.044, lo que representa el 41,31 %, la segunda gastó $ 22.772.234 de un presupuesto neto de $ 63.258.876; apenas superando el 35 %.

Por su parte, el Ministerio de Gobierno, que actualmente conduce Bruno Screnci Silva, y el de Cultura, a car-go de Ángel Mahler, arrojan cifras acordes a la etapa del año y presentan ejecuciones aceptables.

Cuando ya se avecina fin de año, y en plena víspera de un nuevo proceso eleccionario en 2017, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires sigue mostrando un ritmo sumamente lento y tranquilo en lo que respecta a las ejecuciones presupuestarias de sus organismos.

Compartir
?