Revista Qué

5 Ago 2015 | campaña en la Ciudad

La estrategia de Kicillof

El primer candidato del FpV en la Ciudad apunta a los sectores más postergados. Recorrió dos veces Villa Lugano, pero también se anima en el centro. Recibe elogios y críticas. Hay preocupación en la interna del FpV por sus declaraciones. Sus fortalezas y debilidades .

Axel Kicillof es la figura central de la campaña del Frente para la Victoria en la Ciudad. Cristina lo puso a la cabeza de los doce candidatos a diputados nacionales. Uno de sus objetivos es levantar la performance que dejó el kirchnerismo porteño en la última elección para jefe de gobierno.

Al ministro de Economía lo espera un centenar de personas cada vez que pisa un barrio para iniciar su recorrida. De a poco, la gente se va sumando; ya sea en las zonas del centro o del sur. Se sacan fotos con él, lo saludan, le reclaman por los precios y, para todos, tiene una respuesta económica.

“Tenemos muy buena repercusión en todas las actividades que se vienen haciendo. Hay un esquema centralizado que viene organizando Axel, y después todos los candidatos tienen un esquema propio de recorrida por distintos barrios. Lo que se viene recogiendo es un muy buen clima de campaña, que tiene que ver con el proyecto político que hay a nivel nacional. Lo que percibo es eso, así que lo importante es trabajar y difundir. Camino a las PASO seguiremos así, y después hasta octubre” le dijo a Qué el diputado nacional Andrés “Cuervo” Larroque, quien busca renovar su banca, en el tercer lugar.

La estrategia de Kicillof tiene forta-lezas y debilidades. Cuenta con el aporte de La Cámpora, diseminado por territorio porteño desde hace más de una década, de la mano de Penacca y Lorena Pokoik, espadas de Larroque. Esta última, incluso, aporta desde la organización como vicepresidenta segunda del PJ en la Ciudad.

2

La recorrida comenzó por lugares donde al PJ le fue bien históricamente, como las comunas del sur. El puntapié inicial fue en el barrio de San Telmo, donde La Cámpora tiene una de las unidades básicas más activas, y realiza distintos talleres para niños y adultos. Luego siguió por la Avenida Rivadavia, por Caballito, barrio donde Martín Lousteau le ganó a Horacio Rodríguez Larreta, y donde el kirchnerismo apuesta al mismo resultado.

Las comunas 8 y 15 son dos puntos centrales. En la primera ya estuvo dos verces. Allí tiene como referen-te a la cuarta candidata, Victoria Montenegro, una de las personas de confianza de Alicia Kirchner, y donde tiene su local recientemente inaugurado. Desde ese lugar hace su propia campaña y colabora con el armado del resto de los postulantes. Justamente, en Villa Lugano cerró su campaña Recalde, en compañía de Cristina. Muy cerca de ahí, en el barrio de Flores, los militantes hacen campaña a través de la unidad básica que dirige Carlos Gullo, hijo del legislador Dante Gullo.

En los barrios que conforman la administración comunal 15, La Cámpora tiene como referente a Camila Rodríguez, recientemente reelecta. Desde su rol, acompaña las políticas del kirchnerismo con pintadas, anuncios en las redes sociales y trabajos en plazas y calles.

“No nos cabe duda de que octubre de 2015 va a ser una fecha histórica que ya escribimos, y la escribimos para ser protagonistas. Muchos pensaron que iba a ser fácil arrebatarnos este proceso; hace doce años que vienen diciendo que no vamos a llegar, vienen instalando ese famoso ‘fin de ciclo’ convencidos de que era nuestro final, pero estaban y están equivocados porque lo que estamos experimentando hoy y lo que vamos a protagonizar en octubre es ‘el fin del fin de ciclo’”, señaló el Ministro ante una multitud de militantes en la última reunión del plenario de La Cámpora.

CAMPAÑA EN BLOQUE

Kicillof no está solo. Como ya es costumbre en el kirchnerismo, lo acompaña la mesa chica de La Cámpora: Andrés Larroque y Mariano Recalde; y legisladores porteños: Gabriela Alegre, Gabriela Cerruti y Paula Penacca aportan desde los distintos roles. A ellos se suma el resto de los candidatos: Victoria Montenegro y Nilda Garré.

Para fortalecer su campaña, el Ministro necesita competir con el macrismo en el mismo nivel: gestión con gestión. Para lograrlo, sumó a sus recorridas al secretario de Comercio, Agusto Costa. El reemplazante de Guillermo Moreno
se destaca por su perfil bajo, su modestia y cuidar de que el plan de “Precios cuidados” se cumpla. Así ocurrió, por ejemplo, en el supermercado Disco, ubicado a una cuadra y media de la Plaza de los Dos Congresos, desde donde partió una de sus recorridas.

Otras de las figuras que lo acompaña es Agustina Vila, jefa de Gabinete de Asesores. Ella es quien dirige las recorridas, decide quién ingresa a determinado co-mercio con el Ministro, el lugar y hora para la rueda de prensa.
El punto fuerte del primer candidato es su rol como Ministro. Habla de los planes PRO.CRE.AR, PRO.CRE.Auto, Plan Cambio, Precios Cuidados, Plan Renovate (heladeras), de fondos buitre, precio del dólar y tantos otros. La gente se acerca y le reclama, porque sabe que es la persona indicada para escucharla. “Tiene razón” es la respuesta de Kicillof. Luego, viene una catarata de discursos sobre lo que hizo bien el Gobierno en estos últimos doce años.

Lo que le juega en contra es que, todavía, no logró desprenderse de su tarea ministerial. Varios referentes del FpV le reprochan que casi no dice que es candidato a diputado; no se le nota que está de campaña. “En rigor, aún no se sabe si asumirá su banca en caso de que resulte electo en octubre próximo.
Si Daniel Scioli gana las presidenciales, el nombre de Kicillof suena para seguir al frente del ministerio de Economía; no obstante, el sciolismo también piensa en otros nombres.

LA NOTA COMPLETA, EN LA EDICIÓN N° 43 DE QUÉ. 

Compartir
?