Revista Qué

11 Ago 2017 | ampliación VIP 2017

La inyección en el Presupuesto

En su segundo año de gestión al frente de la Ciudad, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, envió a la Legisla-tura capitalina el proyecto de ley para ampliar el presupuesto 2017. El expediente, al que tuvo acceso Qué, contempla un monto de poco más de doce mil millones de pesos y se debatirá […]

En su segundo año de gestión al frente de la Ciudad, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, envió a la Legisla-tura capitalina el proyecto de ley para ampliar el presupuesto 2017. El expediente, al que tuvo acceso Qué, contempla un monto de poco más de doce mil millones de pesos y se debatirá en el recinto antes de septiembre.

Entre los ítems principales que emergen como destinatarios de la ampliación asoma el gasto en personal, que se llevará la suma de $ 7.794.037.000. “Estas erogaciones tienen su origen en los acuerdos salariales llevados a cabo durante el primer semestre del año con las distintas organizaciones gremiales y en la incorporación de 652 cargos del Ministerio de Salud”, señala el proyecto del oficialismo.

En segundo lugar se posicionan los gatos no personales. Allí se buscará incorporar un total de $ 2.391.000.000 para cubrir erogaciones en varios aspectos: prestación de los servicios de comida en hospitales y programas sociales, limpieza en centros de salud, recolección de residuos, locación de servicios en distintos ministerios, redeterminación de precios de los servicios de seguridad privada y de digitalización de infracciones del Ministerio de Justicia y Seguridad, y servicios de transporte y alquileres del Ministerio de Educación, entre otros.

En tanto habrá mayores fondos para la urbanización y mejoramiento de las villas. “Por el lado de los bienes de uso, se incluyen $ 1.727.000.000 destinados a atender los requerimientos de inversión en obras de diversas jurisdicciones, entre las que se destaca la urbanización de la Villa 20 en la Jefatura de Gabinete de Ministros por 300 millones de pesos”, añade el escrito, que también destina $ 679.529.000 al subsidio de la educación de gestión privada y al financiamiento del Garrahan, “para atender el acuerdo paritario del ejercicio”.

Además, $ 332.000.000 irán para la adquisición de insumos para el sistema de salud y de productos lácteos destinados al Ministerio de Educación.

Así planteado el panorama, el Gobierno porteño añadirá más dinero a determinadas áreas que suelen presentar fuertes subejecuciones. Por ejemplo: en lo concerniente a la urbanización de zonas de emergencia, al cierre del primer trimestre del corriente año se registró un gasto escueto de las partidas.

Por caso, el Instituto de la Vivienda (IVC), cuyas riendas maneja Juan Ignacio Maquieyra y que tiene a cargo varios programas de urbani-zación, gastó solamente el 2,94% de su partida presupuestaria. La subejecución incluyó recortes en las áreas de Reintegración, Integración y Transformación de Villas y de Rehabilitación de La Boca.

Otro de los tópicos importantes en los que suele haber subejecuciones es Educación. Y esta vez no fue la excepción.
Si bien la cartera que conduce María Soledad Acuña presentó cifras generales aceptables (ejecutó el 21,15% de su partida presupuestaria), se divisa un gasto muy lento en Infraestructura Escolar (9,82%). Además, el dato saliente pasa por la diferencia existente entre las áreas de Educación de Gestión Estatal y Gestión Privada. Mientras en la primera se ejecutó nada más que el 11,55% del dinero que tiene asignado, en la segunda se devengaron montos de forma impecable y se llegó al 25,11%.

En diálogo con Qué, representantes de sectores de la oposición se refirieron al proyecto con una mirada crítica. El más punzante fue Gustavo Vera, el legislador porteño de Bien Común y referente de La Alameda. “Antes que nada, Larreta debería explicar qué hizo con los 178 mil millones de pesos del presupuesto global. Con semejante cifra, que es 23 veces más alta al presupuesto de La Matanza y ocho veces mayor al de San Luis, tenemos en la Ciudad un millón de porteños que no llegan a fin de mes”, disparó.

Por su parte, Marcelo Guouman, edil de Suma+, bloque que responde a Martín Lousteau, fue más leve. “Entendemos que el gasto para las villas es necesario y debe hacerse; sin embargo, debería orientarse de un modo distinto. El proceso debe ser más de integración de las villas al tejido urbano, y no sólo de gestar condiciones de habitabilidad en las zonas relegadas”, manifestó.

Desde el Frente para la Victoria, en tanto, preparan pedidos de informes para conocer a fondo los vaivenes de los gastos que ejecuta el Gobierno. María Rosa Muiños, legisladora de ese espacio y vicepresidenta de la Comisión de Presupuesto, Hacienda, Administración Financiera y Política Tributaria, subrayó: “Estamos estudiando el proyecto. En Salud hay una erogación importante, y nosotros venimos solicitando que se hagan centros de salud en todas las comunas y que estén equipados. Pediremos información sobre ese tema”. Acerca de las villas, Muiños indicó: “El gasto
se está yendo de las manos. Pedimos que nos traigan un informe respecto a cómo y cuánto se está gastando, porque estamos sumando deuda más recursos propios”.

En definitiva, el Ejecutivo porteño pidió, concretamente, $ 12.211.854.000 para añadir a la partida general de $ 178.223.097.691. Es decir, 6,8% más. El debate será dos semanas después de las PASO: el jueves 24 de agosto. Como el expediente se aprueba con mayoría simple, el oficialismo, ahora nucleado en Vamos Juntos, no necesitará de la oposición para lograr su cometido.

LA NOTA COMPLETA, EN LA EDICIÓN #148 DE REVISTA QUÉ

Compartir
?