Revista Qué

6 Jul 2015 | Elecciones 2015

La victoria de los oficialismos

En La Rioja, el candidato del FpV obtuvo el 53 por ciento de los votos. En Córdoba ganó el elegido de De la Sota. En la Ciudad, sigue reinando el PRO.

Este domingo hubo elecciones en La Rioja, Córdoba y la Ciudad de Buenos Aires. En los tres distritos ganaron los candidatos oficialistas. Mientras que Sergio Casas obtuvo el 53% y Juan Schiaretti el 39%, Horacio Rodríguez, resultó vencedor con el 45 por ciento de los votos, aunque insuficientes para ganar en primera vuelta.

0012950183

“Estamos orgullosos de llevar adelante este proyecto nacional y popular. En La Rioja el peronismo nunca perdió una elección y lo seguiremos haciendo. Lo decimos con orgullo”, aseguró desde la Casa de Gobierno el actual vicegobernador, acompañado por el candidato a presidente del FpV, Daniel Scioli, el mandatario provincial, Luis Beder Herrera y varios funcionarios del Gabinete nacional.

En tanto, Martínez reconoció la derrota cerca de las 23 de este domingo en medio de denuncias por fraude: “No nos alcanzó”, reconoció y advirtió que se vivió “una de las elecciones más fraudulentas de la historia”.

La apoderada del partido, Cristina Salzwedel, se presentó ante la Justicia Electoral, donde señaló que en las mesas céntricas de la zona de tribunales hubo sustitución de identidad, que se “compraron votos” y que hubo entrega de dádivas aún durante la veda electoral.

Por su parte, en Córdoba donde el candidato oficialista Juan Schiaretti ganó con el 39%, De la Sota optó por criticar a Mauricio Macri y Daniel Scioli, los principales oponentes a nivel nacional en las próximas elecciones presidenciales. “Los grandes perdedores de hoy son Daniel Scioli y Mauricio Macri”.

Con respecto al jefe de Gobierno porteño, apuntó que “es un mal líder político y gobernante” apuntó y  resaltó que no sólo perdió en Córdoba sino que su partido tiene por delante “un balotaje muy complicado” en la Capital Federal para dentro de 15 días.

En el escenario porteño, el festejo del PRO fue un tanto medido ya que esperaban realizar una mejor elección, teniendo en cuenta que el espacio obtuvo en las PASO dos puntos más que el pasado domingo, lo que significa un traspaso de votos tras la derrota de Michetti.

Compartir
?