Revista Qué

29 Jul 2015 | Después del balotaje

Larreta ya pasa la escoba

El Jefe de gobierno electo dejó atrás el balotaje porteño y se concentra en sus nuevas empresas. La campaña presidencial de Macri, con sus bajadas al Conurbano, dejar de ser el delfín del líder del PRO, y el armado de su nuevo equipo son las prioridades en su lista.

Pocas horas después de que se conoció la tendencia del balotaje, el jefe de gobierno electo, Horacio Rodríguez Larreta, ya sabía cuál sería su estrategia para los días siguientes. Explicar los motivos de la ajustada victoria, defender el resultado y hacer campaña, sobre todo en el Conurbano, los tres puntos clave del plan. Es que ahora, el todavía Jefe de Gabinete comenzó a barrer lo que quedó de las elecciones. “Había que ganar y se ganó”. Sintético y preciso, no cayó en analizar de forma profunda el resultado. Las elecciones quedaron atrás y ahora debe concentrarse en sus próximos objetivos.

Por primera vez, aunque es una persona totalmente leal a su jefe político, sintió que era su momento. Se había sacado un peso de encima. Ahora, tenía que concentrarse en la próxima escala: separarse de la idea de ser un delfín. “Hay que empezar a destetarlo de Mauricio”, afirmaron de forma contundente sus asesores. Lo cierto es que ese plan no será algo armado, sino que se va a ir “dando de forma natural”. Rodríguez Larreta en varias oportunidades remarcó que “representa  la continuidad”. Por lo que si bien querrá darle una impronta propia a su gobierno, no dejará de lado a Macri. Apuestan a que esa “caracterización” vaya desapareciendo con el correr del tiempo.

En varias oportunidades, inclusive, hizo referencia a lo que serían los focos de su gobierno. “Uno de los ejes que creo más importante para el futuro es el eje social: tenemos que seguir generando oportunidades para todos, sembrar toda la Ciudad con igualdad de oportunidades. Por ejemplo en el sur”, dijo durante la campaña. Con su enfoque “social”, idea que planteó Michetti durante la interna, Rodríguez Larreta buscará “complementar” la gestión actual. “Mauricio se encargó de hacer las obras que considerábamos urgentes, ahora hay que profundizar”, afirmó.

En la práctica hace tiempo que Rodríguez Larreta es consi-derado el “gestor” de la Ciudad. Ahora, con su jefe político abocado de lleno a la provincia de Buenos Aires en su campaña presidencial, repetirá la misma fórmula que Macri utilizó durante la se-mana previa al balotaje.
Ahora el objetivo mayor es la campaña presidencial de Macri. “Hasta el domingo del balotaje, el objetivo principal para Horacio era ganar la elección. Desde el lunes, se abocó de lleno a que Mauricio sea presidente”, precisó una calificada fuente de Uspallata.

Larreta escoba

Su papel en las presidenciales

El Jefe de gobierno electo, antes de irse de vacaciones, estuvo unos días en Miami junto a su familia, comenzó a dar un vistazo de cómo será su forma de participación. La idea central sería comenzar a bajarlo en algunos distritos clave del Conurbano, cercanos a la Ciudad. Allí mostrará la “gestión” del macrismo en territorio porteño. Los dos primeros lugares fueron las localidades de Avellaneda y Lanús, en las que la diputada nacional Gladys González y el ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, respectivamente, buscan resultar ser electos como intendentes.

En su equipo aún no conformaron la agenda de sus “bajadas” al territorio bonaerense. “Pueden ser una, dos o tres veces por semana, aún no lo sabemos”, precisó uno de sus allegados. La premisa central es utilizar un esquema similar al que usó Macri. Por la mañana en la Ciudad, y por la tarde las recorridas. “Horacio va a tener un rol muy activo en la campaña de Mauricio”, sostuvo la misma fuente, quien recordó que en todas las elecciones de Macri, su Jefe de Gabinete fue quien se encargó de coordinar la campaña, aunque su rol de cara a las presidenciales aún no fue definido del todo.

Santilli tambien pasa la escoba
El compañero de fórmula de Rodríguez Larreta, el senador nacional Diego Santilli, también le pasó la escoba a las elecciones. Su juego ahora estará en la pelea nacional. Justamente fue él quien tomó la posta frente a los medios y buscó remarcar que los comicios porteños ya se habían terminado.

“Mauricio no está acá porque la elección por la Ciudad ya terminó. El está abocado a su candidatura
presidencial. Correspondía que nosotros sí estuviésemos”, retrucó el día después de la victoria ante la consulta de los periodistas. Al ser uno de los dirigentes del PRO que arriban del peronismo, tendrá a su cargo áreas sensibles de la fiscalización en la provincia de Buenos Aires.

Santilli también tiene sus propios objetivos. “Va a ser un Vicejefe de gobierno mucho más activo que Vidal, ya está predispuesto a ocuparse de varias tareas de índole ejecutiva”, explicaron en su entorno.

La convivencia que podría llegar  a tener con su sucesor en el ministerio de Ambiente y Espacio Público, Edgardo Cenzón, es uno de los mayores interrogantes. Este último no tendría interés en continuar en la gestión si el senador nacional pretende volver a meter las narices en su cartera.

El nuevo “equipo”

El armado del equipo es también una prioridad. Rodríguez Larreta incluso, ya se expidió varias veces al respecto. En la última mención fue aún más cauteloso. “El equipo es el grupo que armamos, no se trata de nombres”, afirmó en una conferencia de prensa luego de erguirse victorioso. La apuesta es bastante simple, aunque tendrá algunos nombres en la mente, esperará a ver el desenlace de la contienda presidencial. “Hace ocho años que gestiona todos los días, armar el Gabinete no le va a llevar más de dos minutos”, consideró uno de sus más estrechos colaboradores.

La cercanía del hipotético balotaje es otro de los puntos que beneficiaría las negociaciones por el cambio. Entre la segunda vuelta y el paso de mando hay 15 días.

Como publicó Qué, el Jefe de Gabinete tiene un proyecto de borrador de su “equipo”. Los cambios que puede llegar a haber tendrán como protagonista principal una migración hacia la Nación, de ser electo Macri presidente. Sin embargo, algunos movimientos son más simples.

Dentro del michettismo, que  hoy en día ostenta tres ministros de peso, Hernán Lombardi en Cultura, Daniel Chain en Desarrollo Urbano, y Guillermo Montenegro en Justicia y Seguridad, la única certeza que manejan es la continuidad de la titular de la secretaría de Hábitat e Inclusión, Marina Klemensiewicz. Ella fue una de las primeras que se mostró con Rodríguez Larreta luego de su victoria en las PASO. “Ella es la única de la corrien-te interna que creó Gabriela que, por ahora, tiene el lugar asegurado”, aseguró uno de los asesores más cercanos a la precandidata a vicepresidenta de Cambiemos.

Compartir
?