Revista Qué

19 Oct 2015 | Policía Federal

Las claves del traspaso

Tanto Scioli, Macri como Massa tienen en sus planes mudar a la principal fuerza argentina. El PRO armó una forma de armar el traslado. El punto central son los recursos. “Sin ellos, no aceptaremos nada”, dijeron en el gobierno de CABA. Montenegro es la cara visible de los encuentros. Roncaglia, el hombre a seguir.

El traspaso de la Policía Federal es una de las mayores ambiciones que tiene el PRO para la Ciudad, y por la que abogó en varias ocasiones con proyectos de ley presentados sobre el tema en el Congreso Nacional incluso.

Por estas horas, en el gobierno de la Ciudad trabajan en el armado de un programa de traspaso para cualquiera de los dos escenarios posibles, ya sea una victoria del referente del partido, el candidato de Cambiemos, Mauricio Macri, o del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli.

El primer paso, según pudo saber Qué de calificadas fuentes ministeriales, será esperar la decisión política. En los papeles previos al 10 de diciembre, los tres candidatos presidenciales con más chances de ocupar el sillón de Rivadavia ya afirmaron sus intenciones de traspasar la fuerza a la órbita porteña.

Luego será el momento de sentarse a dialogar cómo será. “Hay que trabajar sobre el traspaso de recursos económicos, bienes, muebles e inmuebles”, precisaron desde el entorno del ministro de Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro, quien cuenta con más chances de lograr ser el titular de la cartera de Seguridad nacional de ganar Macri. Eso sí, “sin recursos no aceptamos nada”, añadió.

policía federal

Por lo pronto, “la Superintendencia de Seguridad Metropolitana quedaría en la órbita local de la Metropolitana”, aseguraron. Esos efectivos serán traspasados con los mismos beneficios que gozan los agentes de la fuerza porteña.

Los delitos federales, como es el caso del narcotráfico, quedarían en manos de la Federal. Esa idea ronda en la cabeza de Montenegro hace tiempo, que buscará convertirla en una fuerza similar al FBI.

Una de las figuras centrales sería el actual jefe de Drogas Peligrosas de dicha fuerza, el comisario mayor Néstor Roncaglia, quien cuenta además con el apoyo total del secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni.

Ese será el foco que buscaría darle a la fuerza federal Montenegro, lo que además reforzó, en varias ocasiones, en sucesivas declaraciones sobre narcotráfico.

 

Con la mira en el crimen organizado

El ministro de Justicia y Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, explicó cuáles serán los ejes de la política de Segurirad de ser electo presidente Mauricio Macri. “Desde el primer día que asumamos como gobierno, vamos a declarar la Emergencia Nacional en materia de Seguridad, Prevención del delito y lucha contra el Crimen Organizado y el Narcotráfico, mediante el envío a ambas cámaras legislativas de un paquete de leyes que consideramos clave para el combate de estos flagelos”, sostuvo en diálogo con Qué.

Además adelantó la creación de una base de datos única para dicha tarea. “Vamos a establecer un Sistema Nacional de Prevención del Delito y Lucha contra el Crimen Organizado, donde se articule y coordine toda la información disponible y las acciones de las fuerzas y organismos que actúan en la lucha contra la inseguridad y el combate contra el crimen y el narcotráfico.

 

 

 

El acta acuerdo de Scioli

En un acto hace tres semanas, el candidato presidencial por el Frente para la Victoria, Daniel Scioli, hizo pública su postura de traspasar la Federal a la Ciudad. Sin embargo, sembró un manto de incertidumbre al no referirse al tema de los recursos, punto clave para el macrismo. Desde su entorno, aseguraron que será parcial.

 

PUBLICADO EN LA EDICIÓN IMPRESA Nº 53

Compartir
?