Revista Qué

31 Ago 2017 | parque de la estación

Los beneficiarios de siempre

A través del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte, el Gobierno porteño renovó lazos con una de sus  proveedoras preferidas, y le preadjudicó la obra del Parque de la Estación a Cunumi S.A. por $ 117 millones. La firma, que le facturó a la Ciudad sumas siderales en 2016, va por más este año. “Un […]

A través del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte, el Gobierno porteño renovó lazos con una de sus  proveedoras preferidas, y le preadjudicó la obra del Parque de la Estación a Cunumi S.A. por $ 117 millones. La firma, que le facturó a la Ciudad sumas siderales en 2016, va por más este año.

“Un nuevo espacio verde, que reconfigurará y pondrá en valor el entorno de la Estación Once”. Así definen, en el Gobierno de la Ciudad, a la obra del Parque de la Estación, que se emplaza en las comunas 3 y 5, entre los barrios de Balvanera y Almagro, y que implica una renovación exhaustiva del lugar, con nuevos accesos y veredas, luminaria, señalización y un puente peatonal, entre otros ítems.

El proyecto, que se aprobó por unanimidad en terreno legislativo el año pasado, y cuya inauguración está prevista para agosto de 2018, resulta de suma importancia para una zona que carece de espacios verdes. La novedad es que cayó en manos de una de las proveedoras favoritas del PRO en la Ciudad, la empresa Cunumi S.A. Así lo demuestra la preadjudicación publicada días atrás en el Boletín Oficial por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte porteño. Para tal fin, Franco Moccia, titular de esa cartera, desembolsará la suma neta de $ 117.627.468,56.

En lo que va de 2017, la firma que dirige Raúl Nicolás Orsini también se quedó con un buen caudal de dinero tras ganar las licitaciones para diversas obras importantes. Por caso, en enero, Eduardo Macchiavelli, que lleva las riendas del Ministerio de Ambiente y Espacio Público, le adjudicó la Licitación Pública N° 1005 /SIGAF/2016, para la puesta en valor de “fachadas patrimoniales de Avenida de Ma-yo”. El desembolso alcanzó poco más de 33,5 millones de pesos.

Más tarde, a me-diados de marzo, desde la Secretaría de Integración Social y Urbana, órgano que de-pende directamente de la Jefatura de Gabinete de la Ciudad, se aceptó una oferta de Cunumi por la Licitación Pública N° 48-SIGAF/17, que tramitó la obra “Viviendas en Costanera Segunda Etapa”, del sector Cristo Obrero en el Barrio 31 de Retiro, por una suma de $ 136.392.666,71.

La tercera adjudicación emergió en julio, cuando el Ministerio de Educación porteño, cuyas riendas maneja María Soledad Acuña, otorgó a la empresa en cuestión el pliego N° 587-SIGAF-17 para la obra del Instituto de Formación Técnica Profesional de Imagen, Sonido y Computación del Distrito Escolar N°20 por un monto neto de $ 169.618.969,86.

Pero los favores ya venían de antes. En los albores de 2016, Macchiavelli también ofreció muestras cabales de afinidad con Cunumi. A través de la Resolución N°46, prorrogó por cuatro meses el contrato de la empresa para el servicio de Mantenimiento, Supervisión y Operatoria de treinta puntos verdes de la Ciudad. ¿El monto? $ 10.847.200. ¿Lo llamativo? Se hizo sin pasar por licitación pública.

“Para Cunumi, es un negocio redondo: el mantenimiento de los puntos verdes nos cuesta casi tres millones de pesos por mes. Lo lógico hubiese sido que las cooperativas de cartoneros fueran las encargadas de estos, pero no”, explicó la juntista de la Comuna 13 por el FpV, Julieta Costa Díaz.

En esa línea, según da-tos concisos de fuentes ca-lificadas, Cunumi le facturó a la Ciudad, en todo 2016, un total de $ 210.563.170,89. En-tre diversas cifras, se des-tacan $ 22.259.414,90 pa-ra la obra Area Am-biental Reti-ro Etapa I;
$ 29.577.492 correspondientes al pliego de “Entorno Urba-no la Boca; $ 21.480.000 concernientes a un servicio de “Monitoreo, Inspección y Mantenimiento de los Puentes, Pasarelas, P.B.N y Túneles por Tipología y Zonas”; y $ 48.500.000 para la construcción del “Jardín Maternal Villa Olímpica”.

El tándem Macchiavelli/Cunumi viene de larga data. Ya en su exfunción en la Secretaria de Gestión Comunal y Atención Ciudadana, el actual titular de la cartera de Ambiente y Espacio Público beneficiaba a la firma de Orsini con suculentas sumas. La obra más notoria fue una que costó cinco millones de pesos, pe-ro que ni siquiera llegó a inaugurarse. Se trata de la construcción de los bulevares de Avenida Cabildo, que se destruyeron antes del corte de cinta porque se superponían con las posteriores obras del Subte y del Metrobús. “La Ciudad es dinámica, y construir y demoler es algo que puede pasar”, argumentó por entonces Macchiavelli, que por tal motivo recibió una denuncia penal de Costa Díaz.

“No hubo falta de planificación, sino que un funcionario (Macchiavelli) decidió avanzar en una obra que sabía que debería ser destruida para realizar otra”, reza uno de los párrafos de la denuncia.

Y hay más. A lo largo del año pasado, a través del Ministerio de Ambiente y Espacio Público, Horacio Rodríguez Larreta firmó las ampliaciones contractuales de la licitación para rehabilitación y mantenimiento de las veredas de la Ciudad, cuyo monto total asciende a $ 1.332.940.650. Las beneficiadas, por su parte, fueron seis empresas privadas y una UTE que, en total, recibieron ampliaciones por $ 269.820.822. Dentro de ese listado, por supuesto, aparece Cunumi S.A., que tiene asignadas las comunas 8 y 13, y que, casualmente, fue la empresa que más facturó en el entramado de las veredas durante 2016, alcanzando una suma de $ 79.263.365.

Ahora, con una obra puesta en marcha, necesaria y celebrada por los vecinos, queda que se confirme la preadjudicación. De concretarse con los mismos valores establecidos, la misma terminará siendo inferior en 10 millones de pesos respecto al monto inicial estimado por el Gobierno porteño, que ascendía a $ 127.996.755,25.

Compartir
?