Revista Qué

24 May 2017 | daniel angelici

Los giros y contragiros

La embestida contra uno de los hombres de confianza de Mauricio Macri. El veto de Carrió a los candidatos del presidente de Boca Juniors. Un enfrentamiento de vieja data con Rodríguez Larreta. La pérdida de poder en el ámbito judicial. El armado en la provincia de Buenos Aires. En el oficialismo porteño, las internas están […]

La embestida contra uno de los hombres de confianza de Mauricio Macri. El veto de Carrió a los candidatos del presidente de Boca Juniors. Un enfrentamiento de vieja data con Rodríguez Larreta. La pérdida de poder en el ámbito judicial. El armado en la provincia de Buenos Aires.

En el oficialismo porteño, las internas están que arden. El desembarco de Elisa Carrió como candidata por la Ciudad condicionó el mapa electoral y tensó el clima en el bastión PRO.

Las exigencias de la líder de la Coalición Cívica para el armado de las listas -con poder de veto incluido- expusieron los enfrentamientos al interior de Cambiemos. “Lilita”, sabiéndose determinante para mantener el pago chico del macrismo, sentenció que no sólo quiere a su gente integrando las listas del oficialismo, sino que además advirtió que no aceptará candidatos vinculados a uno de sus principales enemigos: Daniel Angelici.

“El Tano”, como se lo conoce al presidente de Boca Juniors, es, sin dudas, uno de los actores políticos más polifacéticos con que cuenta el macrismo en estos tiempos. Supo ganar espacios de poder gracias a su camaleónica capacidad de ac-cionar en los más variados terrenos: la política, la Justicia, el fútbol y el juego.

Su pragmatismo lo transformó en el principal operador judicial de Mauricio Macri en los últimos años. A tal punto que Carrió ha manifestado, en reiteradas ocasiones que Angelici “interfiere en la Justicia con el consentimiento del Presidente de la República”.

A las exigencias de Carrió, se suma el hecho de que el jefe de Gobierno porteño y Angelici protagonizaron duros enfrentamientos, que llegaron hasta los insultos, cuando el “binguero” recién se sumaba a la mesa chica del PRO. De allí en más, la relación entre Angelici y Horacio Rodríguez Larreta estuvo signada por las diferencias.

Con la asunción de Larreta, el “Tano” intentó no perder el espacio conseguido gracias a su capacidad de operador “todoterreno” de Macri. De hecho, buscó solidificar su armado, instalando gente de su máxima confianza en puestos clave de la gestión larretista y en el ámbito judicial porteño y federal.

En los últimos tiempos, algunos hechos permiten interpretar que Daniel Angelici ya ha empezado a perder poder en la Ciudad. Además de la intención de “Lilita” de marginarlo de las listas porteña y bonaerense, se suma el nombramiento de Marcela Basterra, abogada de Larreta, como presidenta del Consejo de la Magistratura, ganándole la pulseada a la candidata angelicista, Silvia Bianco.

Si bien se conoció que la designación de Basterra fue consensuada entre Rodríguez Larreta, Angelici y Juan Manuel Olmos, la misma podría traducirse como una derrota política del “Tano”. Luego de la prematura muerte de Enzo Pagani, un hombre de su máxima confianza, el dirigente quiso retener la presidencia del órgano con facultad de designar y remover jueces porteños.

Otra de las embestidas contra Angelici se dio días atrás, cuando la Justicia porteña le complicó su ambicioso proyecto de construir un “estadio shopping” para el club que preside. La Sala II de la Cámara de Apelaciones de la Ciudad resolvió por mayo-ría admitir un recurso de apelación planteado por vecinos para declarar nula la licitación pública para el “desarrollo y mejoramiento urbano” de “Casa Amarilla” en el barrio de La Boca.

La negativa está basada en que habría una licitación hecha a medida del club xeneize. La Cámara también argumentó que podría haber una posible afectación al derecho a un ambiente sano que dicho proyecto implicaría. Hay que recordar que, en mayo de 2016, se produjeron graves incidentes cuando una patota irrumpió en la sede de la comuna 4, mientras agrupaciones barriales debatían sobre este tema.

Otro escándalo que salpica a Daniel Angelici es la caída del exjefe de la Policía de la Ciudad, José Pedro Potocar, que renunció tras ser detenido por liderar presuntamente una organización que pedía coimas a comercios y trapitos. Se lo sindica al “Tano” como ‘padrino político’ del comisario encarcelado, según publicó la Revista Noticias del 4 de mayo.
En noviembre del 2016, cuando la Legislatura porteña aprobó la creación de la nueva fuerza policial, todo el arco político coincidió en que el jefe de la nueva policía debería ser un civil, incluido el propio Larreta. Luego, se dice, apareció Angelici pidiendo que nombraran a Potocar. Cosa que finalmente ocurrió en diciembre.

“Con este tipo (Potocar) vamos a tener un lío, porque está muy sucio”, decían en el entorno de Larreta, cuando se barajaba la idea de poner al hombre sugerido por Angelici. Nadie esperaba que el escándalo saltara en tan poco tiempo. Un detalle a tener en cuenta es que el fiscal José María Campagnoli -que impulsó la investigación- es muy cercano a Carrió. De hecho, la diputada lo propone como Procurador General de la Nación. Además, promueve a su hermana Marcela como candidata a diputada nacional por la Provincia. Pese a estos embates, Angelici sigue siendo escuchado por Mauricio Macri. Y en la Ciudad, mal que les pese a Carrió y a Larreta, su poder continúa latente, aun-que haya sufrido recortes.

LA NOTA COMPLETA, EN LA EDICIÓN #137 DE REVISTA QUÉ

Compartir
?