Revista Qué

18 May 2015 | Boleta

Por orden de Lousteau, ECO apunta contra la BUE

El economista planteó sus dudas este fin de semana y dijo que la única ventaja es de “rapidez” pero dijo que no debe sobreponerse a la importancia de tener “datos fidedignos”. El debate que puede derivar en una nueva suspensión.

Desconfiado, Martín Lousteau salió a criticar la Boleta Única Electrónica (BUE) luego de las elecciones realizadas en Salta y mandó a su equipo a cuestionar el sistema para habilitar una discusión en el PRO y que habilite una nueva suspensión.

Él hizo lo propio en su cuenta de Facebook un día antes que Juan Manuel Urtubey revalidaba un nuevo período en la Gobernación bajo ese sistema. “La mayor y casi única ventaja de la boleta electrónica es la rapidez en obtener los resultados y nosotros no creemos que ese sea un valor fundamental. Si bien la rapidez es importante, la seguridad y la transparencia tienen que estar por encima porque no tiene sentido obtener rápidamente resultados que pueden no ser fidedignos”, escribió.

Lousteau aclaró en el caso de la Ciudad, la BUE le “genera dudas en cuanto a la transparencia y seguridad que se necesita garantizar en todo proceso electoral democrático”. “Con el sistema actual el votante sabe lo que pone en el sobre y ese sobre lo pone directo en la urna. Pero cuando incorporas una máquina, estás poniendo una interfaz que intermedia entre el elector y su voto, creando una fuente de incertidumbre que aumenta cuando comprobamos que estos sistemas pueden ser manipulables”.

boleta única electrónicaPero no se quedó ahí. Este lunes, su primer candidato a legislador Roy Cortina, habló “de la improvisación del gobierno porteño”. “Faltan 48 días para la elección y todavía no se ha llevado a cabo ninguna capacitación seria de las autoridades de mesa, los fiscales y los propios ciudadanos que tendrán que emitir su voto. Esto es como mínimo imprudente”, apuntó.

“Es fundamental, para que este tipo de sistemas sean fiables, que estos se implementen gradualmente y que haya mecanismos de auditoría que permitan controlar la coincidencia entre el voto que se registra electrónicamente y la elección realizada por la persona”, agregó.

Por su parte, el Defensor del Pueblo de la Ciudad, Alejandro Amor, abrió la puerta a que haya nueva suspensión. “El Sistema de Boleta Única Electrónica tiene que ser difundido de manera contundente y efectiva, porque el conocimiento transparente es la base de la legitimidad de esta nueva modalidad de voto”, dijo.

Se trata, en concreto, uno de los aspectos que expuso Cortina. El diputado del Partido Socialista pidió que la Defensoría del Pueblo, la Legislatura o el propio Tribunal Superior de la Ciudad “tomen cartas en el asunto para evitar que lleguemos al 5 de julio en una situación de total incertidumbre”.

Por su parte, Adrián Camps, diputado del Partido Socialista Auténtico –integrante de la alianza ECO– advirtió que la utilización de dos sistemas distintos para un mismo proceso electoral puede  generar “sospechas ante cualquier diferencia sustantiva entre ambos comicios”.

Cabe recordar que la UCR -principal estructura de apoyo de Lousteau- discutió en el Tribunal Superior de Justicia la aplicación de la BUE o del mal llamado voto electrónico porque perjudicaba a los espacios nacientes y privilegiaba a los espacios ya instalados a través de los años como PRO o FpV en detrimento de los menos conocidos. Sin embargo, perdió esa pulseada.

Camps, más directo que sus socios políticos, consideró que lo más acertado, “sería utilizar el comicio del 5 de julio para comenzar a implementar, de manera paulatina – en un porcentaje de mesas y escuelas en todas las comunas-, este nuevo sistema. Con la experiencia recogida, podríamos generalizarlo en las próximas elecciones”.

Compartir
?