Revista Qué

14 May 2015 | Doble discurso

Macri impide la circulación de Qué

Política del doble estándar: hace campaña con la libertad de prensa, pero prohíbe la circulación de la revista. Corrió a las promotoras de este medio de la calle. Sí, de la vía pública. Y le impidió que se acerquen a la nueva sede de gobierno.

La intolerancia del Gobierno porteño parece no tener límites. La última semana autoridades del PRO prohibieron la distribución de Qué en la explanada del flamante edificio gubernamental de Parque Patricios. Hoy, ahora, redoblaron la apuesta: sacaron a las promotoras de la Revista desde la vía pública. Increíble, pero real: un alto funcionario del Ejecutivo ordenó que la presente edición ni siquiera se pueda repartir en la calle, sobre la calle Los Patos. Les impidieron su presencia en un lugar público. Literalmente, las echaron de un lugar público. Y pusieron agentes de la Policía metropolitana para impedir esta tarea, la cual está dentro de todas las normas constitucionales vigentes.

IMG-20150514-WA0018

Lo del Gobierno del PRO es un verdadero atentado contra la libertad de prensa y las libertades individuales, vinculadas con el libre tránsito. No dejar a cualquier persona desarrollar una actividad lícita en la vía pública constituye la más flagrante alteración del orden jurídico vigente. Y hasta del sentido común. Es un atropello injustificable e inadmisible en una democracia.

Las promotoras de Qué, que sólo repartían la revista en forma gratuita, fueron corridas hacia otro lugar. Y encima, de muy mal modo y en malos términos. El PRO ya no sólo impide el ingreso la revista a un lugar público como es la sede de gobierno, sino que también lo hace en la propia calle. Es realmente increíble.

Lo más llamativo es que Mauricio Macri y todo su equipo han hecho un canto de la libertad de prensa, y condenado los embates del gobierno nacional contra el periodismo independiente. Para que quede claro: Macri hace campaña con esto, pero en su ciudad no deja que se distribuya una revista.

Si bien cualquier prohibición constituye una objetiva violación de la Constitución nacional (de sus artículos 14 y 32), lo que resulta aun más increíble es que la Revista no se nutre de un vocabulario panfletario ni propagandístico a favor o en contra de nadie. Es un producto en el cual se expresan todas las voces, desde los comuneros del oficialismo y la oposición, hasta las más altas autoridades. Qué ha entrevistado a dirigentes de todo color político, e incluso cursó pedidos para hacer notas con los más encumbrados hombres del PRO. No es un producto de oposición, sino una revista con contenido político partidario. ¿Eso le molesta a Macri? ¿Qué le molesta? ¿Por qué impide la distribución de la Revista? Son todas preguntas que no tienen respuesta alguna.

El jefe de gobierno ha incurrido en lo que siempre él ha criticado: la política del doble estándar. Por un lado decir una cosa, manifestarse a favor de la libertad de prensa, y por otro hacer algo distinto, impedir la distribución de una revista.

Compartir
?