Revista Qué

1 Sep 2015 | Defendió su giro estatista

Macri rechazó ser un “privatizador total”

“El Estado debe estar al servicio de la gente y conducir las políticas públicas”, afirmó al tiempo que le achacó al kirchnerismo promover una división entre la privatización total neoliberal o la administranción K.

A poco que las encuestas mantuvieran un escenario balotaje, el líder del PRO Mauricio Macri busca polarizar en particular con el sector de La Cámpora, dentro de todo el universo kirchnerista, como forma de subir peldaños en la intención de voto de la clase media.

Este lunes, en declaraciones al canal de TN, aprovechó las controversias generadas por la designación de Delfina Rossi en el Banco de la Nación y las vinculó con la agrupación dirigida por el hijo de la Jefa de Estado, Máximo Kirchner.

“El Estado debe estar al servicio de la gente y conducir las políticas públicas. No puede transformarse en un aguantadero de La Cámpora. Yo no pongo a mi sobrina de 26 años para que gane 80 lucas”, afirmó desafiante, el jefe de gobierno.

A su vez, desestimó las críticas por una ola privatizadora en la Ciudad –a raíz de distintos proyectos– al tiempo que defendió su giro discursivo. “No me arrepiento de lo que dije sobre conservar algunas políticas del kirchnerismo. “Ellos quieren hacernos creer que hay dos modelos: la privatización total neoliberal o la pésima administración de ellos en los 2000 y hay una propuesta distinta”.

En esa misma línea, le apuntó a los funcionarios kirchneristas que lo acusan de “privatizador” y les endilgó que varios de ellos “son los mismos que privatizaron todo en la década el ´90”.

En ese sentido, resaltó su gestión en la Ciudad y remarcó que logró con su gabinete que las dependencias del Estado funcionaran “mejor, sin inundaciones y con mejor transporte público”.

“No pasa porque las cosas sean públicas o privadas, pasa porque el estado este al servicio de la gente”, destacó.

Compartir
?