Revista Qué

22 Oct 2015 | El Boletin Oficial lo contradice

El PRO se despegó de Caputo

El jefe de gobierno negó que la Ciudad haya firmado contratos con la empresa constructura de su amigo de la infancia mientras estuvo a cargo del Ejecutivo.

El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, se despegó de los negocios que el Ejecutivo mantuvo y mantiene con Nicolás Caputo, uno de los amigos más cercanos del candidato presidencial y quien figura en su Declaración Jurada como acreedor por más de 12 millones de pesos.

En declaraciones radiales, Macri explicó que “la empresa Caputo SA, desde que ingresé a la Jefatura de Gobierno le pedí por favor que no licite más. Y no licitó. Era un exceso, porque la verdad es que si licita y gana…”.

nicolas_caputo_thumb

“Le dije: ‘Nicolás, no te cambia. Tu nivel de actividad es enorme, mucho mayor que una empresa constructora’. Las obras que el hizo fueron terminaron con Telerman: la Usina de las Artes, el Centro Metropolitano de Diseño y el Teatro 25 de Mayo y no licitó más. Fue un gesto que el tuvo porque yo se lo pedí”, amplió el jefe de gobierno.

Lo cierto es que el Boletín Oficial lo contradice, puesto que desde que asumió a sus funciones en diciembfre de 2007, Nicolás Caputo resultó beneficiado con millonarias obras públicas. La empresa familiar fue adjudicada con la reparación de 14 escuelas y obras de bajo nivel de los ferrocarriles, al margen de que ya tenían los contratos por el mantenimiento de buena parte de la infraestructura hospitalaria.

El pasado mes de septiembre, por ejemplo, el Ministerio de Desarrollo Urbano de la Ciudad le convalidó demasías a SES S.A., una de las empresas de Caputo, por una obra de demolición que realizó en el Parque de la Ciudad.

En diciembre de 2014, la misma firma ganó la licitación para la obra “instalaciones eléctricas de corrientes fuertes, corrientes débiles e iluminación de las oficinas Palacio Lezama”. La adjudicación fue por 43.174.940 de pesos.

Los negocios entre la Ciudad y la empresa de Caputo le valieron al Gobierno una denuncia penal por violación de la Ley de Ética Pública, a cargo del el médico sanitarista y dirigente de la organización K, Aluvión Ciudadano, Carlos Oviedo, quien cuestionar que “el mantenimiento general de los hospitales está controlado por las mismas empresas “de siempre”, que “se llevan contratos enormes”.

“Entablamos una denuncia donde planteamos la violación de la Ley 4895 de Ética Pública, y señalamos como uno de los responsables de estos manejos a Edgardo Cenzón, en su calidad de titular de Ambiente y Espacio Público, y organizador junto con Caputo de la cena en la que Macri juntó fondos para el PRO”, afirmó a Tiempo Argentino.

“En el caso de Nicolás Caputo –agrega–, este amigo de Mauricio Macri maneja casi 700 millones de pesos por trabajos adjudicados a su grupo SES SA. Y otro caso interesante es el de Patricio Farcuh, que a los 21 años empezó a manejar empresas de limpieza de hospitales y hoy, con 34, es dueño de un grupo que llegó a comprar OCA. Dicen que tiene vinculaciones con Hugo Moyano”, explicó.

Pero no sólo de contratos con el Estado se trata. La empresa de Caputo estuvo a cargo de unas de las obras residenciales más importantes en la CABA, entre las que se destacan Zéncity, El Aleph, Torres Mirabilia, Madero Plaza y El Mirador en Puerto Madero. También Astor Palermo y Torres Bulnes (Palermo), Edificio Dosplaza (Caballito), entre otras. Como si fuera poco, construyó edificios de oficinas el Banco Galicia Green Tower, Torre Banco Macro, Torre Catalinas, Oficinas en la Bolsa de Comercio y varias otras.

Compartir
?