Revista Qué

18 Mar 2015 | Presupuesto

Más dormimos, más inflamos

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires presentó la rendición de cuentas, en donde se destaca la ampliación en más del 20% del Presupuesto. Además, en varias áreas se subejecutaron partidas, en su mayoría destinadas a servicios sociales en barrios carenciados.

De aquí para allá. Que más en Salud, que más en Transporte. El gobierno de la Ciudad, a diferencia de años anteriores, terminó el ejercicio 2014 con un nivel de subejecución promedio del 5%. No obstante, el año se cerró con la mayor cantidad de redistribución de partidas en lo que va de la gestión de Mauricio Macri en la jefatura de Gabinete.

mas dormimos mas inflamos macriLa principal característica del Presupuesto es su ampliación, que no discriminó entre todos los ministerios y principales dependencias gubernamentales.

En total, tuvo un aumento del 28% entre lo que se calculó a fines de 2013 y lo que se erogó al 31 de diciembre del año pasado. Según las cifras oficiales de la administración macrista, la Legislatura porteña sancionó un Presupuesto de
$ 49.539.267.460 para los diferentes mi-nisterios y organismos descentralizados, como el Tribunal Superior de Justicia, el ministerio Público Fiscal, la Defensoría del Pueblo, etcétera.

Sin embargo, debido a diferentes motivos, esa cifra se llevó hasta los $ 63.450.538.150. Para eso el Poder Ejecutivo recurrió a la Legislatura porteña en varias ocasiones.

Otro de los puntos a destacar del gasto es el cálculo de los recursos con los que contaría el gobierno. En la proyección que se realizó a fines de 2013, se estimó una cifra mucho menor a la real. Esto tiene su motivo, para determinar el uso de los excedentes presupuestarios, el gobierno de la Ciudad no necesita de la aprobación de la Legislatura porteña. Las tasas municipales, conocidas como Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL), y su posterior aumento durante el año, le permitieron, entre otras cosas, recaudar $ 62.286.633.105 millones de pesos durante el transcurso del año pasado. En junio pasado, la Legislatura aprobó una reforma económica que le puso un tope del 30% para este año.

mas dormimos mas inflamos macri 2Otro de los recursos que se calculó muy por debajo de lo que finalmente ingresó fueron los impuestos por patentes. Aunque la administración macrista consideró en su momento que por ese gravamen ingresarían poco más de 70 millones de pesos, el cierre de 2014 los encontró con 208 millones de pesos en ese rubro.

La Legislatura encabeza la lista de organismos que mayor subejecución tuvieron. En total, sólo utilizó un 56% de su Presupuesto para 2014. Las partidas que menos se utilizaron son las relacionadas con contratación de personal, 300 millones de pesos sin usar, y las correspondientes a obras de infraestructura, mantenimiento y limpieza, que dajearon un saldo sin usar de 100 millones de pesos.

Algunos gastos curiosos

Los medios de comuncación en la Ciudad también recibieron suculentas partidas presupuestarias.
El Gobierno de la Ciudad posee tres medios; la señal de cable Ciudad Abierta, y las radios AM 1110 y 2×4 Puro Tango. Estos necesitaron un Presupuesto de $ 96.729.061.
Además, como operan como un ente privado en algunos sentidos, reciben dinero por pauta publicitaria y alqui-leres de espacio.
Todos los ministerios también tienen la potestad para adquirir “Obras de arte y artículos de colección”. Esa partida casi no es utilizada, aunque casi siempre, debido a que se trata de una cantidad considerable de dinero, se redistribuye. La admi-nistración central contó con una partida de $ 3.547.000, de la cual no utilizó nada. Sin embargo, esa misma partida fue modificada. Originalmente, contaba con cinco millones de pesos más que fueron redistribuidos.

Festival de consultoras

En lo que se refiere a similitudes, todos los ministerios rindieron gastos por “Servicios profesionales, técnicos y de operación”, es decir, la contra-tación de consultoras privadas.

Uno es el de la dirección General de Movilidad Sustentable, que depende de la Jefatura de Gabinete y que se encarga de promover, junto con el ministerio de Transporte, diferentes formas alternativas para “el desplazamiento urbano”.

A diferencia de años anteriores, el macrismo utilizó casi la totalidad del proyectado. El 23% de su Presupuesto, que ronda los 55 millones de pesos, se utilizó para contratar consultoras para asesoramiento.

El ministerio de Desarrollo Social, a cargo de Carolina Stanley, también tuvo erogaciones millonarias en el mismo rubro por más de 170 millones de pesos al contabilizar las diferentes áreas que lo componen.

En contraposición, Stanley dejó sin utilizar treinta millones de pesos correspondientes al presupuesto de dirección General de Niñez y Adolescencia. Pero esas no fueron las únicas subjecuciones en partidas destinadas a políticas sociales.

Tal es el caso del dinero destinado a Viviendas, del cual sólo se utilizó el 62% de un Presupuesto de $ 742.193.705; o también el 11% que sobró del rubro “Agua potable y alcantarillado”.

La partida destinada a “Obras en la Red de Subterráneos”, que depende del ministerio de Desarrollo Urbano, a cargo de Daniel Chain, tampoco fue utilizada en su totalidad. Más de 200 millones de pesos no fueron gastados, lo que
representa el 23% de un Presupuesto de $ 1.058.292.592.

Dentro de los gastos que realizaron los entes descentra-lizados del gobierno, el ministerio Público Fiscal destinó
$ 10.201.419 a “Servicios Financieros”.

En cuanto al ministerio de Justicia y Seguridad, a cargo de Guillermo Montenegro, sólo el 50% de la partida destinada a la respuesta por catástrofes, ya sean inundaciones o accidentes, fue erogada. En total, se gastaron poco menos de 42 millones de pesos, de una partida que posee 83.

Los gastos en seguridad privada, como ya publicó Qué, ascendieron a casi 400 millones de pesos e involucraron a algunas empresas en la mira de la Justicia durante el año pasado, no aparecen registrados en las planillas contables, aunque son publicados de forma asidua en el Boletín Oficial.

“Enlaces”

Otro gasto llamativo son los casi diez millones de pesos que Desarrollo Urbano destina en concepto de “Acciones de Enlace para la Participación Comunitaria”. El gasto es el doble de lo que se destina a los programas 24, 25, 31, 84 y 85, que apuntan a “responder las demandas en temas clave como mejoras de infraestructura pública, conectividad vial, infraestructura para seguridad, mejoramiento integral del espacio público, mitigación de inundaciones y plan hidráulico en integral”.

En cuanto a Ambiente y Espacio Público, el ministro Edgardo Cenzón, sindicado como el recaudador para la campaña presidencial de Macri, determinó un recorte de 70 millones de pesos en lo que refiere al mantenimiento de la red pluvial de la Ciudad.

Otro de los “ahorros” fue el de $ 120.000.000 para el mantenimiento del alumbrado público, un servicio por el cual, según declaró en varias oportunidades el Jefe de gobierno, deben actua-lizar anualmente las tasas de ABL. Otra particularidad de la mencionada cartera es que gastó la misma cantidad de dinero en publicidad y propaganda que en control de gestión.

Las actividades en el extranjero es otro de los ítems presupuestarios que contó con una partida mi-llonaria. El ministro Hernán Lombardi destinó $ 34.000.000, una cifra similar a la que corres-pondió para eventos en la Ciudad, pero muy inferior a los más de 120 millones de pesos para la difusión de eventos culturales. Cabe resaltar que la mayor parte de su Presupuesto, que es de $ 1.603.620.595, se destina al mantenimiento y puesta a punto de las salas y teatros porteños, entre ellos, el Colón.

No obstante, también destinó varios millones para servicios de consultoría. Un caso parti-cular es el del Planetario de la Ciudad, que pagó un total de $ 2.485.010 por servicios de la mencionada índole. Dentro de su Presupuesto, el ministro de Hacienda, Héctor Grindetti, destinó $ 160.674.097 al “Mantenimiento de la Flota Automotor”, una dependencia que se encuentra dentro de su control. La cifra es ocho veces supe-rior a lo que se destina en control de gestión y elaboración presupuestaria.

En contraposición, la dirección General de Contaduría, órgano que debe realizar la rendición de cuentas y la ejecución del Presupuesto, recibió $ 98.678.161.

LA NOTA COMPLETA, EN LA EDICIÓN N°23 DE QUÉ.

Compartir
?