Revista Qué

12 May 2015 | Castigos

Multas que dan risa

El Ente Regulador de Servicios Público de la Ciudad sancionó a la empresa Cliba por la falta de recolección de residuos. Fueron $20.000 cuando la facturación anual supera los cuatro mil millones de pesos.

Es una de las empresas que más beneficiadas por los contratos del Gobierno de la Ciudad. No solo se dedica a la recolección de residuos con Cliba, sino que también es socia en la explotación de las seis líneas de subterráneo. El Grupo Roggio fue sancionado hoy por $20.676,36 en tres multas diferentes por el Ente Regulador de Servicios Públicos, todas relacionadas con la falta de prestación de servicio.

La primera fue por $7.444,60,  el equivalente a cinco puntos o el 0,01% del monto de la facturación mensual, por la no recolección de residuos de Bulnes 600.

La segunda fue aún menor. Data de 2013, cuando no se retiró el container con escombros de obras de Tucumán 2725. La cifra que se estipuló pagar fue de $271,70.

Por último, también se le aplicó una multa de $12.960,06 por el incumplimiento en la prestación del servicio de barrido y limpieza de calles correspondientes al mes de julio del año 2013.

Las sanciones son menores de las que se realizaron al mismo grupo hace dos semanas. En esa oportunidad, el Ente aplicó multas por 182.310 pesos.  El nuevo contrato de recolección estipula que el precio de la licitación es de $1.239 pesos anuales por habitante, según la investigación del ex legislador porteño Martín Hourest. En contraste con Madrid, una ciudad comparable, gasta $660 por habitante, mientras que la ciudad de Córdoba destina $775, y Rosario $398, por el mismo servicio.

 

Compartir
?