Revista Qué

7 Sep 2015 | Negocios escandalosos

Niembro, más complicado

Según la AFIP, la empresa de Niembro no tenía registrados empleados ni estaba inscripto como empleador. Además, hizo negocios con el Banco Ciudad.

A medida que pasan los días, surgen más datos acerca del caso que sacudió a toda la plana del PRO e involucran presuntos negocios irregulares entre el Gobierno porteño y el comentarista deportivo Fernando Niembro.

Según trascendió en las últimas horas, La Usina Producciones presta servicios de publicidad con exclusividad al Gobierno de la Ciudad, a quien le facturó más de 22 millones de pesos. Además, se conoció que la firma también fue contratada por el Banco Ciudad, a cargo de Rogelio Frigerio, por una suma superior a un millón de pesos.

20150704_niembro1

 

Esta información se desprende de su declaración ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), donde la productora, a pesar de esta facturación, no registró empleados registrados, ni está inscripta como empleador.

En esta línea, se trataría de una empresa “fantasma”, puesto que La Usina habría sido creada en 2012 bajo el único pretexto de firmar contratos con el Gobierno de Mauricio Macri. Un dato llamativo es que el primer candidato a Diputado nacional por la provincia de Buenos Aires por el PRO se desvinculó de su paquete accionario en la compañía por sólo 20.000 pesos.

El diario Perfil detalló que el contrato celebrado con Banco Ciudad superó el millón de pesos y consistió en la colocación de publicidad en el canal Fox Sport -señal en la que trabajó Niembro  hasta que se definió su candidatura-, como parte de una campaña en el Mundial de Fútbol Brasil 2014.

A raíz de esta causa, el abogado Antonio Liurgo presentó una denuncia penal ante el juez de instrucción Roberto Ponce en la que solicitó el “allanamiento” y el “inmediato secuestro de documentación” de la Dirección de Compras y Contrataciones del GCBA y la declaración del periodista que publicó la nota en Tiempo Argentino; de la legisladora de la Ciudad, Gabriela Alegre y del auditor porteño, Eduardo Epszteyn.

Por su parte, desde el kirchnersimo porteño impulsaron un pedido de informes en la Legislatura porteña que, como era de esperarse, no recibió el visto bueno del bloque PRO que, bajo el argumento de tratarlo en comisión, buscará cajonearlo.

El mismo Macri salió a respaldar a Niembro y negó que los negocios se hayan llevado adelante de manera irregular. En esta línea, cargó contra el Frente para la Victoria que se hizo eco de los contratos firmados entre ambos candidatos de Cambiemos en medio de la campaña hacia el 25 de octubre. “Les duele mucho el testimonio de un peronista que pone en evidencia lo poco que han cumplido con todas las promesas que han realizado en todos estos años”.

“Fernando es un testimonio honesto, sincero, un peronista que siente que no se puede manipular ni esclavizar la pobreza y la relación con la ciudad es absolutamente transparente, no tiene nada raro”, concluyó.

Compartir
?