Revista Qué

23 Jul 2017 | Entrevista a Marcelo Depierro

“No me siento cómodo pasándome al PRO”

El legislador y candidato a diputado nacional habla de su alejamiento del espacio conducido por Graciela Ocaña en la Legislatura porteña. Analiza el mapa político electoral y se refiere a la conformación de su monobloque Mejor Ciudad, tras dejar Confianza Pública.   El diputado Marcelo Depierro dialogó con Qué sobre la situación que lo llevó […]

El legislador y candidato a diputado nacional habla de su alejamiento del espacio conducido por Graciela Ocaña en la Legislatura porteña. Analiza el mapa político electoral y se refiere a la conformación de su monobloque Mejor Ciudad, tras dejar Confianza Pública.

 

El diputado Marcelo Depierro dialogó con Qué sobre la situación que lo llevó a distanciarse de Confianza Pública en el Parlamento porteño. Además, fue crítico del oficialismo y analizó el mapa electoral de la Ciudad.

-¿Cómo evalúa el mapa político porteño?

-Lo veo muy similar al escenario en 2015, independientemente de que cambien los actores y la composición de cada espacio.

-¿Cuáles son los principales actores?

-Existe un FpV con varias alternativas; un espacio de la oposición que, en su momento, lo ocupaba ECO, que ahora es Evolución; y después el espacio del PRO, al que ahora se sumaron Confianza Pública y la Coalición Cívica. Creo que el mapa político electoral sigue gravitando en torno a esos tres actores.

-Su alejamiento del bloque Confianza Pública generó revuelo en la Legislatura…

-Hay que dejar que pase el tiempo. Puedo decir que, desde mi la-do, me moví, dentro de lo que era esta situación, con la mayor prudencia posible. Se fue discutiendo, y se notaba en el recinto por qué, en numerosos temas, me aparté de lo que era la postura de mi bloque.

-¿Se va a desafiliar del partido?

-Sí, me parece coherente. En la Legislatura, el espacio tomó una decisión que no comparto, y sinceramente no quiero generar incomodidad en los afiliados del partido. Opté por quedarme en el espacio que integramos cuando entré a esta casa legislativa.

-¿Por qué no quiso ser parte del interbloque oficialista?

-Siento que la gente me votó para ser oposición y, el día que sea oficialista, aspiro a hacerlo desde un espacio que ayude a construir un oficialismo propio. No me siento cómodo pasándome al PRO.

-¿Cuál es su postura sobre la decisión del gobierno de la Ciudad, que no quiso armar Cambiemos?

-Esa fue una de las cosas que me lleva-ron a tomar la decisión de alejarme del bloque. Para mí, armar Cambiemos era lo más coherente. Desde el momento en que alguien veta personas y no partidos, ahí ya se acaba la posibilidad de construcción, porque los partidos trascienden a las personas.

-¿Fue una mala decisión del PRO?

-No me pareció una buena lectura política por parte del PRO, pero la posición del radicalismo y del partido socialista me parece coherente.

-Para llegar al Congreso va a necesitar prácticamente un milagro…

-Para que yo pueda asumir, Martín (Lousteau) debería sacar el 80 por ciento de los votos, pero la verdad es que fue un gesto, no lo esperaba ni lo pedí, me lo ofrecieron, lo agradecí, pero sinceramente mi compromiso estaba igual.

-¿Sólo se trató de una formalidad?

-Fue una forma de ponerlo en letra de molde. Fue un gesto y una forma de ratificar mi compromiso. Una cosa es decir paso y no poner el cuerpo, y otra es dejarlo por escrito. No fue circunstancial.

-¿Cuáles son sus expectativas en lo que viene?

-Lo único que espero es que transcurran las PASO, los comicios de octubre, y que sea una elección tranquila. Y una vez que se termine la nebulosa política, espero empezar a trabajar con mi bloque de cara al periodo 2017-2019. Habrá que ver qué grado de oposición al PRO elige la Ciudad. En una Legislatura con una mayoría automática del PRO, va a ser difícil generar consensos.

LA NOTA COMPLETA, EN LA EDICIÓN #145 DE REVISTA QUÉ

Compartir
?