Revista Qué

14 Oct 2015 | Rumores

Ocaña coquetea y espera

La legisladora porteña volvió a mostrarse con el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, cuando se incrementaron los rumores sobre su posible desembarco a Salud de ser electo presidente Mauricio Macri. Mientras tanto, también aparece con Martín Lousteau.

Aparece con ECO, pero también con el PRO. Es una legisladora que no esgrimió varias críticas al oficialismo desde que ingresó al recinto, y figura para integrar el Gabinete en la Ciudad o en la Nación. Se mostró con Martín Lousteau y a los pocos días lo hizo con Horacio Rodríguez Larreta.

Así fueron los días de la legisladora porteña de Confianza Pública, Graciela Ocaña, que por ahora coquetea con todos a la espera de lo que sucederá en diciembre.

Todo se originó con tres fotos con Rodríguez Larreta y una con el jefe de gobierno, Mauricio Macri, en menos de un año. Cabe resaltar que solamente las tres últimas sucedieron luego de las PASO de la Ciudad en abril.

Ella se encuentra en carrera, con mucha ventaja según fuentes calificadas del armado del macrismo, para ser la titular de la carteta de Salud, cargo que ya ocupó entre 2007 y 2009, de ser electo Macri presidente. De lo contrario, también tiene el camino allanado para el mismo ministerio, pero porteño.

Como en las anteriores ocasiones, en los últimos días se volvió a mostrar con el jefe de Gabinete y jefe de gobierno electo, Rodríguez Larreta, en una actividad para adultos mayores, uno de los sectores en los que más se ha enfocado Ocaña en su actividad legislativa, luego de su paso por el PAMI.

Larreta-Ocaña-Adultos Mayores

Las versiones sobre un acuerdo volvieron, pero desde su entorno lo desestiman. Como la Coalición Cívica y la Unión Cívica Radical, Ocaña tiene un posicionamiento local diferenciado del orden nacional. En la Ciudad integra el espacio de Energía Ciudadana Organizada que le hizo transpirar la gota gorda al PRO en el balotaje del 19 de julio y asumió una posición crítica de la gestión porteña.

En la Nación, puso a su partido, Confianza Pública y, lo más relevante, su figura está asociada a la imagen de transparencia detrás de la alianza con Cambiemos que hoy lleva como postulante presidencial al líder del PRO. Primero sonó como ministra de Larreta, ahora toma fuerza la versión de que puede ir a la Nación.

“Soy una militante política y voy a estar donde me necesite Macri”, había afirmado la legisladora porteña un mes atrás en una entrevista con El Cronista Comercial, en la que también desestimó la posibilidad de integrar el equipo de ministros que el PRO pueda llevar a Balcarce 54.

En Uspallata admiten, por lo bajo, que las negociaciones hace tiempo que iniciaron. “A Mauricio siempre le impresionó la gestión de Ocaña en el PAMI primero y en Salud después. Por eso la considera para dicho cargo”, sostuvo una fuente cercana al Jefe de gobierno.

Entonces, no se refirió a la situación porteña, quizá el escenario más temido por parte del resto de ECO: Graciela Ocaña tendrá en diciembre dos legisladores propios, más su banca. El espacio de Lousteau cuenta con 14 legisladores, apenas uno por encima del Frente para la Victoria.

No obstante, desde Confianza Pública negaron tal posibilidad. Tanto el PRO como el Frente para la Victoria piensan que ECO se va a fracturar, de ahí los esfuerzos de Lousteau por consolidar la unidad con distintas reuniones.

Ocaña faltó al primero de esos mitines y concurrió al segundo, el martes pasado, donde se sentó a la cabecera de la mesa junto al ex candidato a jefe de gobierno, quien llamó a “resistir” la intención del PRO de negociar cargos por los votos para proyectos clave.

La reciente imagen con el jefe de Gabinete tuvo lugar en un momento de tensión en el que ECO se despacha contra el PRO; por haber sido marginado de las negociaciones por los lugares en la Auditoría y en el Consejo de la Magistratura, que el oficialismo porteño cerró con el Frente para la Victoria.

A diferencia del resto de los bloques de ECO, la presidenta de Confianza Pública no ha tenido un rol crítico dentro de la Legislatura en relación a la gestión porteña, e incluso su discurso de campaña hacia las PASO locales no coincidió con el de Lousteau, más acérrimo en relación a las “prioridades” del partido amarillo.

Larreta Ocaña 3“Ocaña nos ha dicho que no tiene ningún punto de contacto con el PRO, más allá de su rol como parte de Cambiemos en la campaña”, insistió un dirigente radical. “No tenemos razones para no creerle”, enfatizó, aunque dio cuenta de la presencia de los rumores que se mantienen.

La titular de Confianza Pública se comprometió en declaraciones periodísticas a una “actitud de control por parte del PRO” en la Ciudad, un rol que puede ser crucial en medio de los proyectos que Larreta envió a la Legislatura con carácter de “prioritarios” y que están atados a concesiones o ventas de tierras.

Su relación con el actual jefe de Gabinete data de tiempo atrás. Desde sus entornos sostienen que es buena. “Graciela siempre fue una persona cercana a Horacio y hace mucho que trabajan juntos en todo lo referido a la tercera edad”, explicó a Qué uno de los voceros del Jefe de Gabinete.

La misma fuente también se encargó de desestimar, al menos por ahora, cualquier tipo de acuerdo que haya detrás de dichos encuentros. “No hubo nada detrás de la reunión. Graciela es una persona en la que Horacio confía en materia de la tercera edad”.

Aunque desde jefatura de Gobierno afirman que entre ambos “siempre hubo buena onda”, procuraron remarcar que por ahora no hay nombres puestos para el “equipo” de Rodríguez Larreta. “Por ahora no hay nombres puestos, se va a arreglar ni bien se termine la campaña presidencial de Mauricio”, señalaron.

“Estamos muy contentos de incluir cada vez más a los adultos mayores en esta revolución tecnológica que estamos viviendo. Además se genera algo muy importante con los grupos que se arman ya que terminan haciéndose amigos. Se ayudan, se acompañan y aprenden juntos”, dijo el jefe de Gabinete en el último evento público que realizó con la “Hormiguita”, en el marco del denominado programa Postas Digitales.

PUBLICADO EN LA EDICIÓN IMPRESA Nº 53 DE QUÉ

Compartir
?