Revista Qué

24 Ago 2015 | Panorama en la Ciudad

El reparto de votos para el PRO y el FpV

Se espera que Macri recupere los 130.000 sufragios perdidos a manos del massismo. Eso podría ser posible si el electorado observa que Massa ya no es un candidato viable. También es probable que el FpV suba el porcentaje de votos, respecto de las PASO.

A prácticamente dos meses de las elecciones generales de octubre próximo, se acentúan las divisiones de votos en la Ciudad, de acuerdo a la opinión de especialistas.

En diálogo con QUÉ, el project manager de la Consultora Opinaia, Martín Gendler, analizó si es posible que los 130.000 votos que perdió el PRO a manos del Frente Renovador porteño sea posible recuperarlos.

“Macri seguramente recupere estos votos e incluso los incremente, pero al menos en estas elecciones de octubre no creo que llegue a un porcentaje descomunal de votos principalmente por que los candidatos de las fuerzas menores también van a crecer su número. No olvidemos que el votante de la CABA tiene una lógica bastante independiente y estratégica”, señaló Gendler, quien también es sociólogo.

interior 2

“Es decir, si se observa que Massa ya no es un candidato viable y que hay otras opciones que si bien no tienen chance de ganar, al menos van a representar más sus ideales, es posible que los voten a ellos y no a los 2 principales. Es posible que Massa incluso conserve su caudal de 11% aproximadamente en la CABA pero más a raíz de votos de los candidatos que se quedaron fuera de las PASO que de conservar a los que lo votaron anteriormente”, añadió.

ESCENARIO DEL FpV

Con respecto al escenario que se le plantea al FpV, a partir de una campaña que se hará con mucha presencia en la calle, el project manager de Opinaia sostuvo: “Desde las PASO parece haber un “impasse” en la cuestión de las elecciones, principalmente por que otros asuntos (inundaciones, gigoló, fútbol, etc.) parece ocupar la plana mayor de la opinión pública. Es decir, todavía no se ve (o no hicieron notar mucho) esta “irrupción” en la CABA”.

En este sentido, Gendler recordó que “el FpV hizo una elección decente de 23% para presidente y 22% para diputado, similar a la de Mariano Recalde en junio. Ahora probablemente incremente un poco este porcentaje basándose en el voto útil, y también en el voto peronista que votó a Massa y a Rodríguez Saá, aunque este porcentaje no estimamos que sea muy grande”.

“En CABA, en las elecciones presidenciales, el candidato presidencial del FpV arrastra más que el candidato a diputado, por lo que es probable que el porcentaje final de Axel Kicillof esté atado al crecimiento del porcentaje de Scioli”, agregó, consultado por este medio.

interior 1

En cuanto a las posibilidades reales del Gobernador bonaerense, el consultor analizó: “La Ciudad no es un distrito clave para Scioli. Él sabe que, como mucho, puede llegar un 30% aproximadamente con el panorama visto en las PASO. El distrito central es la provincia de Buenos Aires por que necesita fidelizar los votos de Julián Dominguez, principalmente por la mala imagen general que tiene Aníbal Fernández. Es por eso que tanto el PRO como el FpV se están centrando en la Provincia últimamente, aunque tampoco deberían descuidar el interior del país como Santa Fe, Córdoba o Mendoza. El éxito de Perroti en Santa Fe es de Scioli, y las buenas performances en Mendoza y en Córdoba son fruto de los radicales, no de Macri directamente”.

REPARTO DE VOTOS

De acuerdo a esos indicios electorales, Gendler planteó que “la lógica sería pensar que los votos radicales (principalmente a nivel nacional) irán para Macri, aunque no hay que descartar que muchos votantes radicales de Sanz, que lo votaron por tradición, puedan optar por Stolbizer”.

Compartir
?