Revista Qué

6 Jun 2017 | Nuevo contrato

Polémica por la licitación del Subte

El presidente de Subterráneos de Buenos Aires, Eduardo Montmollin expuso ante tres comisiones del Parlamento porteño. Respondió preguntas de los diputados sobre el proyecto de ley para concesionar la operación y mantenimiento de los subtes. La Legislatura sólo podrá  autorizar la apertura de un nuevo proceso licitatorio, pero no podrá participar ni analizarlo. Una de las […]

El presidente de Subterráneos de Buenos Aires, Eduardo Montmollin expuso ante tres comisiones del Parlamento porteño. Respondió preguntas de los diputados sobre el proyecto de ley para concesionar la operación y mantenimiento de los subtes. La Legislatura sólo podrá  autorizar la apertura de un nuevo proceso licitatorio, pero no podrá participar ni analizarlo.

Una de las críticas más fuertes de la oposición hacia el oficialismo en la Legislatura porteña, es que las comisiones “no se reúnen a menudo o algunas directamente no sesionan”. Esta vez, hubo una reunión de comisión conjunta (Presupuesto, Obras y Servicios Públicos y Tránsito), para tratar la nueva licitación de Subterráneos Buenos Aires que vencerá a fines de este año.

Fue el presidente de SBASE, enviado por Horacio Rodríguez Larreta, quien explicó los términos del nuevo pliego de concesión del subte por 12 años y señaló que solicitaron asesoramiento a la empresa extranjera Metro de Barcelona, que podría ser, según el ejecutivo porteño, la que administre el personal y el servicio de ese medio de transporte.

En ese marco, Montmollin, detalló que en 2016 la operación y mantenimiento de los subtes costó 360 millones de dólares y transportó a 303 millones de pasajeros. El 33% del costo se cubrió con el cobro de tarifas y el 67% restante a través de subsidios. Para el 2017 se prevé un incremento de costos del 17% y unos 320 millones de pasajes.

Además, fue puntilloso al marcar datos y estadísticas para demostrar la mejora del servicio desde que la Ciudad se hizo cargo en 2013. Actualmente hay un promedio de 1.250.000 pasajes diarios; se incorporaron 333 coches nuevos en las líneas A,B,C,D y H (todos los de las líneas A y H tienen todos aire acondicionado); hay ocho estaciones más; no hay más grafitis pintados en los vagones; el índice de limpieza subió de 6 puntos a 9 y funcionan el 95 % de las escaleras mecánicas (antes, 75 %).

Lo sorpresivo fue que el titular de SBASE, indicó que “No está previsto enviar el pliego a la Legislatura”, por lo que la oposición no tendrá acceso al pliego que la administración local diseñó con los requisitos y condiciones para el futuro concesionario del servicio. En el Parlamento porteño sólo se podrá autorizar  la apertura del nuevo proceso licitatorio.

Compartir
?