Revista Qué

20 May 2015 | De cara a octubre

¿Por qué suena Marcos Peña?

El secretario de Gobierno se anotó en la disputa por ser el vice de Macri. La confianza que el jefe de Gobierno tiene en él, su capacidad de armada y la buena relación con varios dirigentes son sus cartas de presentación. Su pelea con Michetti, su principal contra.

Desde que la mesa chica del PRO decidió, aunque sea por ahora, no pactar una alianza con el Frente Renovador, el nombre del secretario de Gobierno, Marcos Peña, tomó mayor impulso como posible compañero de fórmula de Mauricio Macri.

Aunque todavía no se descartaron algunos nombres que se encuentran en danza, Macri no buscaría sorprender con la elección de su vice. “No va a ser ni un tapado, ni una mujer como se tenía pensado en su momento”, precisaron fuentes del armado electoral.

Lo que lo diferencia del presidente del Banco Ciudad, Rogelio Frigerio, del ministro de Educación, Esteban Bullrich, sobre el que dicen que “se largo solo”, del senador nacional Ernesto Sanz, y de su par en la Cámara Alta Carlos “Lole” Reutemann son dos motivos principalmente.

El primero es que Peña representa al “puro PRO”. Es un hombre que estuvo desde el comienzo. Junto con el presidente del Ente de Turismo, Fernando De Andreis, Maxi Sahonero, Francisco Quintana, entre otros, crearon Jóvenes PRO, la agrupación juvenil macrista. Pasó primero por la Legislatura, para luego desembarcar en el Ejecutivo. Fue la primer persona abocada a la misión Macri presidente, a la que luego se sumó, años después, el ministro de Gobierno, Emilio Monzó. Forma parte de la mesa chica del partido y mostró, en varias ocasiones, “su lealtad”.

En segundo lugar, luego de estar enfrentado con Monzó por el armado a nivel nacional, entendió que era necesario “pactar” con intendentes bonaerenses para asegurar el control en los comicios. Aunque el ala prágmatica se alzó con una victoria en esa interna, Peña, también consiguió que se reconociera su labor para la captación de voluntarios, que al día de la fecha rondan en los 410.000.

Sin embargo, también tiene un lado negativo. Pasó de ser una persona del estricta confianza de la senadora nacional Gabriela Michetti a ponerse en el bando opuesto. “Es un traidor”, se le escuchó decir a gente de su entorno en innumerable cantidad de veces. Habrá que ver si Michetti hará campaña para él.

 

Compartir
?