Revista Qué

14 Sep 2015 | Baja en subsidios

Presupuesto 2016: Kicillof cargó contra la oposición

El ministro cuestionó hoy por “perversa” la estrategia de ciertos sectores. Mañana presentará, en el Congreso, el Presupuesto 2016.

El ministro de Economía Axel Kicillof cuestionó hoy por “perversa” la estrategia de ciertos sectores de la oposición que intentan instalar la idea de que el Presupuesto 2016 que se presentará mañana en el Congreso de la Nación “viene con una baja de subsidios”.

En declaraciones radiales, Kicillof aseguró que “el Presupuesto Nacional 2016 no le va a fijar la política tarifaria al próximo gobierno”.

“Nosotros vamos a presentar un presupuesto y si el gobierno que asuma, o la nueva mayoría parlamentaria, les parece que hay que hacer otra cosa en materia de subsidios o de tarifas, será una decisión de política del próximo gobierno”, dijo respecto a una clara intencionalidad en poner en agenda el tema de los subsidios por cierto sector de la prensa que pretende “generar alarma en la población como modo de hacer oposición”.

Asimismo, el titular del Palacio de Hacienda se mostró sorprendido por lo contradictorio del razonamiento liberal que reniega de los subsidios como resorte fiscal para estimular la actividad económica.

“El pensamiento de todo el sector conservador siempre fue que los subsidios son un desastre y hay que sacarlos. Ahora empiezan a ver las consecuencias de sacarlos, que son malísimas”. Pobreza, inflación y menor nivel de actividad.

De ahí que ante cada una de esas variables, Kicillof prefirió subrayar los resultados positivos de la aplicación de esa política económica. “Ellos dicen: si se sacan los subsidios entonces hay más pobres. Entonces, deberían decir ‘Gracias a los subsidios hay menos pobres’. Si se sacan los subsidios, hay inflación. Deberían decir entonces ‘Gracias a los subsidios es menor la inflación’. Lo mismo: si se sacan los subsidios hay recesión. Entonces, deberían decir: ‘Gracias a los subsidios hay reactivación’”, sintetizó el Ministro.

Congreso de la Nación

En esa línea, continuó desmantelando la estrategia discursiva de la oposición. “Ahora reconocen que es antiinflacionario, expansivo, que genera actividad y reduce la pobreza. Todas esas cosas sí efectivamente son las virtudes de nuestro sistema de subsidios”, destacó Kicillof y celebró “que el pensamiento conservador argentino se dé cuenta que los subsidios no son un despilfarro”.

“Montados en esa idea del “Plan bomba”, está claro que la derecha en Argentina quiere hacer explotar una bomba si gana las elecciones. Quieren hacer un plan de ajuste ortodoxo”, resaltó Kicillof.

Y “lo perverso es que ahora tratan de decir que nuestro Presupuesto incluye lo que quiere hacer Macri. O sea que si eventualmente ganara y él lo hace ni siquiera sería culpa suya. No se cansan de mentir y ya no saben que inventar”, completó.

En ese sentido, aclaró que “si quieren hacer esos tarifazos tendrán que tener la mayoría parlamentaria correspondiente. Y esa decisión tiene que ver con las decisiones del pueblo argentino, no de este gobierno”.

Por último, aseguró que la proyección del gasto en subsidios para el 2016 estará en los mismos niveles que el actual Presupuesto, si se mantienen ciertos supuestos como los precios del combustible y la mejora de la producción interna y el abastecimiento.

Compartir
?