Revista Qué

25 Oct 2015 | Elecciones 2015

¿Qué pasará con Vidal?

La elección a gobernador en la provincia de Buenos Aires es definitiva. “No hay balotaje” recordó una y otra vez durante toda la semana la candidata del PRO, María Eugenia Vidal, a modo de advertencia hacia aquellos electores que tardaban en definir su voto. En el búnker de Cambiemos, por ahora, todo es optimismo en […]

La elección a gobernador en la provincia de Buenos Aires es definitiva. “No hay balotaje” recordó una y otra vez durante toda la semana la candidata del PRO, María Eugenia Vidal, a modo de advertencia hacia aquellos electores que tardaban en definir su voto.

En el búnker de Cambiemos, por ahora, todo es optimismo en cuanto a la performance del candidato presidencial, el jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri, sin embargo aún no se han expedido sobre lo que pudiese suceder con la vicejefa de Gobierno y candidata en la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

vidal

“Está pareja con Aníbal, va a ser algo muy finito”, sostienen desde el inicio de la jornada en Cambiemos. Lo cierto es que en el macrismo sostienen que hubo corte de boleta y que jugó a favor del candidata amarilla. Es una pelea cabeza a cabeza, dicen.

En las PASO, los guarismos beneficiaron al Frente para la Victoria, que se consagró como el partido más votado en la provincia de Buenos Aires. Entre los dos candidatos, el derrotado Julián Domínguez y el triunfador Aníbal Fernández, habían obtenido el 40,22% de los votos, distribuidos el 21,16% para el quilmeño y 19,05 para el oriundo de Chacabuco.

Sin embargo, había sido la representante de Cambiemos, la vicejefa del Gobierno porteño quien más votos había obtenido individualmente, con el 30,07%.

Si gana, obvio que gobernará. Mauricio la rodeará, pero básicamente ella tendrá en su equipo a las principales espadas que la rodean en la actualidad: desde Federico Salvai, jefe de campaña de derecho (de hecho es Jorge Macri); Santiago López Medrano (encabeza los senadores de la Tercera) a su marido Ramiro Tagliaferro. Está claro, no son muchas.

Los interrogantes más grandes se abren en el escenario de derrota. La única certeza es que permanecerá en Buenos Aires. En esta posibilidad, Vidal también tendrá una ambiciosa labor y un gran desafío: maximizar su instalación y convertirse en la jefa de la oposición bonaerense.

Compartir
?