Revista Qué

4 Feb 2017 | Cuentas porteñas

Razones del superávit

Según consta en el último informe de la Asociación Argentina de Presupuesto, la gestión financiera del distrito porteño presentó, hasta el tercer trimestre de 2016, cifras positivas, y se revirtió el saldo deficitario del mismo período en 2015. El traspaso de la Policía, un aspecto clave. En el Gobierno de la Ciudad pueden estar contentos: […]

Según consta en el último informe de la Asociación Argentina de Presupuesto, la gestión financiera del distrito porteño presentó, hasta el tercer trimestre de 2016, cifras positivas, y se revirtió el saldo deficitario del mismo período en 2015. El traspaso de la Policía, un aspecto clave.

Informe Financiero #121

En el Gobierno de la Ciudad pueden estar contentos: el último informe de la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP), al que accedió Qué, arroja datos alentadores acerca de la gestión financiera del PRO en 2016.

Según se detalla en las conclusiones del análisis, que tiene alcance hasta la finalización del tercer trimestre del año pasado, el resultado fue superavitario en 6.274 millones de pesos. El número se desprende de la cantidad de dinero que ingresó a las arcas porteñas ($ 92.652 millones, lo que representa un 58,6 % más que en el mismo período en 2015) y de la cantidad que se gastó ($ 86.378 millones).

El saldo positivo también se puede apreciar en el Resultado Primario, con un superávit de $ 9.261 millones, dado que los intereses de la Deuda Pública fueron de $ 2.987 millones. En tanto, el Resultado Económico arrojó un ahorro de 18.938 millones de pesos.

En suma, hay una mejora sustancial en relación a los resultados obtenidos un año atrás, que también publicó este medio. En ese entonces, se visualizó un signo negativo con un déficit de $ 644 millones. La diferencia “se explica, principalmente, por el aumento en los ingresos derivados del incremento en la coparticipación y por una menor ejecución del gasto, que fue casi cinco puntos inferior a la registrada un año atrás (60,7 % vs. 65,0 %)”, seña-la el informe.

En relación con este último ítem, el Ejecutivo devengó $ 86.378 millones, lo que representa un 46,2 % más que en el mismo período de 2015. Hay un punto que no puede ser ignorado y que explica la variación de un año al otro, y es el traspaso de las fuerzas policiales de Nación a Ciudad, que tuvo un alto impacto en las cuentas del distrito que comanda Horacio Rodríguez Larreta.

Es que la forma de financiar el traspaso fue mediante un aumento en el porcentaje de Coparticipación Federal de Impuestos que le corresponde a la Ciudad, el cual pasó del 1,4 % establecido en 2002 al 3,75 %. Esta situación afectó tanto a los ingresos como a los gastos.

En ese sentido, el organismo remarcó que “es-te ejercicio debe entenderse como un momento de transición que obliga a contextualizar adecuadamente ciertas variaciones que puedan observarse”.Así, si se exceptúa del análisis al Ministerio de Justicia y Seguridad, el crecimiento del gasto fue del 36,9 %.

Además, en términos absolutos, los ingresos crecieron $ 34.225 millones, y más del 80 % de ese aumento provino de la Coparticipación Federal (41,5 %) y el Impuesto sobre los Ingresos Brutos (39,5 %). Las demás fuentes de recursos contribuyeron con menos del 10 % del incremento. Entre ellas, el Impuesto inmobiliario aportó el 5,7 %, el Impuesto a los Sellos el 4,1 %, y el Impuesto Automotor el 2,2 %. Los Gastos Corrientes, por su parte, crecieron un 48,4 %, mientras que los Gastos de Capital aumentaron un 31,8 %.

En dicha línea, las Remuneraciones totalizaron $ 45.416 millones, lo que implica un crecimiento del 59,8 %, motivado, claro está, por los salarios de las fuerzas de seguridad transferidas. El 82,7 % de lo ejecutado correspondió a Personal Permanente, mientras que el Personal Temporario, concentrado en los Ministerios de Educación y Salud, se llevó el 13,6 %.

Por Gastos de Consumo, en tanto, se ejecutaron $ 17.339 millones, con un incremento del 25,9 % y una aceleración en los últimos meses. De ese monto, $ 1.903 millones fueron para Bienes de Consumo, con una ejecución del 49,2 % y una suba interanual del 44,7 %, mientras que los Servicios No Personales alcanzaron los $ 15.078 millones, con una suba del 22,7 % y un nivel de ejecución del 54,5 %, muy inferior al 68,6 % registrado un año antes.

En Gastos de Capital, se devengaron $ 10.379 millones. El nivel de ejecución fue del 43,5 %, por debajo del 53,7 % registrado en 2015. El mayor monto ($ 2.013 millones, el 19,4 % del total de la inversión pública) fue para Subterráneos de Buenos Aires pero, en este caso, mediante transferencias destinadas a financiar gastos de capital.

En cuanto a la situación de la deuda pública, el monto total del nuevo endeudamiento del Gobierno de la Ciudad al cierre del tercer trimestre de 2016 ascendió a $ 16.436 millones. A su vez, el stock de deuda informado por el Ministerio de Hacienda que conduce Martín Mura, al 30 de septiembre pasado, es de $ 48.143 millones, un 120,6 % más que los $ 21.819 millones registrados un año atrás.

En lo concerniente a la deuda externa, a través de la Ley Nº 5236, se colocaron $ 5.460 millones para ad-ministrar los pasivos existentes. La Ley Nº 5492 también amplió el Programa de Asistencia Financiera por un importe de hasta U$S 500 millones. Mediante este instrumento, se percibieron $ 7.000 millones para la realización de obras de infraestructura.

En último término, y en lo que hace a los préstamos, se percibió una suma total de 1.867 millones de pesos, proveniente del Fondo de Garantías de Sustentabilidad de la ANSES, en el marco del acuerdo por la devolución progresiva del 15 % que las provincias y la ciudad de Buenos Aires aportaban al sistema de jubilaciones y pensiones.

Compartir
?