Revista Qué

26 May 2015 | Polémica

Repudio a Piombo y Llargués también en CABA

La Federación Universitaria de Buenos Aires anunció que se movilizará a la Facultad de Derecho para exigirle al Consejo Directivo la expulsión de los jueces que también ejercían en esa casa de estudios. En La Plata también ocurrió una movida similar la semana pasada.

La Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) realizará este martes por la tarde un acto de repudio a los jueces Horacio Piombo y Benjamín Largués, también docentes de la universidad capital, involucrados una polémica por la reducción de la pena a un abusador de menores que despertó críticas desde diferentes sectores.

La FUBA anunció que se los estudiantes se movilizarán a las comisiones del Consejo Directivo para reclamar que se inicie un juicio académico para separarlos de la universidad, tal como ocurrió en la Universidad de La Plata (UNLP) días atrás. Habrá un escrache y una radio pública en la puerta de la facultad de derecho a las 18:30.

FUBA“Sobran los motivos para iniciar juicio académico y separar a Piombo y Sal Llargués de sus cátedras en Derecho. El fallo monstruoso, que disminuye la pena al abusador de un niño de 6 años con argumentos inauditos, es nada más que la punta de un iceberg. El prontuario de Piombo, docente de Derecho Internacional Privado en la UBA, incluye la reducción de la pena a un violador de adolescentes porque pertenecía ‘a una clase social donde está aceptada la iniciación sexual a temprana edad’, dijo el titular de la FUBA, Julián Asiner.

No obstante, el dirigente estudiantil cargó contra las autoridades de la Universidad Nacional de Buenos Aires sobre la falta de participación en esta cuestión. “La UBA es la única universidad que mantiene un silencio de radio sobre estos jueces. En Mar del Plata y en Bahía Blanca los separaron de inmediato, mientras que en La Plata fue necesaria una gran movilización estudiantil. La UBA aún no ha dicho nada y no sorprende de quienes colocaron a reconocidos funcionarios ligados a la SIDE y a la corrupción al frente del rectorado de Barbieri”, sostuvo.

En una carta dirigida al diario Clarín, Sal Largués aclaró que no se arrepiente de la pena otorgada al directivo de un club del barrio Tres de Febrero Mario Tolosa. Reafirmó que falló “acorde a lo que estipula la ley” y señaló que el abuso “no es ultrajante sólo porque sea un niño”.

“El juez no puede considerar que un abuso sea gravemente ultrajante solo porque la víctima sea un niño, la ley no lo permite”, apuntó, al tiempo que consideró que  el Código Penal “reserva la mayor pena para el abuso con acceso carnal, que no ocurrió en este caso”.

Compartir
?